Calidad de vida, menopausia.

Para algunas culturas occidentales, ancestralmente, la pérdida de la capacidad reproductiva era un estigma social, en épocas ancestrales la capacidad para tener hijos era un fin en la vida.

Esto se entendía cuando la supervivencia de la tribu o posteriormente del grupo familiar, dependía del número de hijos que lograsen sobrevivir, no es coincidencia que sociedades con altas tasas de mortalidad infantil, tengan más hijos en el núcleo familiar, si bien es cierto que se trata de sociedades generalmente con bajo nivel educativo, también es cierto que mejorando las condiciones sanitarias de estas poblaciones, automáticamente disminuyen las tasas de natalidad.

La relación entre función reproductiva y nivel cultural, se relaciona más con las condiciones sociosanitarias que con el nivel cultural de las parejas.

Ahora bien en la medida que mejoran las condiciones de vida, disminuye la mortalidad por enfermedades, avanzan los conocimientos en medicamentos, en terapéutica, en medicina regenerativa. Las personas viven más tiempo y mejor.

De alli que los médicos que hacemos medicina preventiva, nos comencemos a preocupar por la calidad de vida de nuestros pacientes. Un aspecto no banal de ésta situación, es la sexualidad, los cambios hormonales, que se relacionan con la pérdida de la función reproductiva de la postmenopausia, conllevan a cambios en la esfera genital.

Éstos cambios, incluyen adelgazamiento de los tejidos genitales en la mujer, lo que conllevan a una afectación de su función desde el punto de vista de la sexualidad. Las relaciones comienzan a ser molestas, dolorosas, lo que lleva a tener cada vez menos, lo que lleva a más atrofia.

En algunas personas pasa a ser un problema que afecta su autoestima, lo que se traduce en otras esferas de la vida personal, si además añadimos cambios generales, calores sofocos, cambios cognitivos, dificultad para concentrarse, cambios en la memoria a corto plazo, labilidad emotiva, irritabilidad, molestias articulares, todos relacionados con la deficiencia estrogénica.

Es donde aparece el comentario “Es que no se puede uno hacer vieja”. “Yo le digo a mi marido que se busque otra, que me deje en paz”. Los sexologos nos dicen que un enfoque para la situación sexual es no genitalizar el sexo. Explotar la sensualidad, Pero ¿Y lo demás?.

Afortunadamente existen alternativas de tratamiento modernas, médicas, complementos nutricionales, cambios de hábitos, dieta, tratamientos físicos, tratamientos médicos hormonales y no hormonales. Que constituyen un arsenal completo en una visión integral del problema, que permite a estas pacientes llevar una vida plena, en éste periodo de tiempo, la menopausia, donde actualmente la mayoría de las mujeres vivirán un tercio de su vida.

Regeneración

El concepto se refiere a la reparación que hace por si mismo un organismo de una parte alterada, con el fin de corregir una alteración o disfunción.

En el área que nos ocupa, la salud reproductiva, existen muchos procesos fisiológicos que pueden afectar la función, del sistema reproductivo, generalmente para una adaptación, a cambios constantes.

Ahora bien, a veces esos cambios que son normales, pueden dejar secuelas, que a la larga pueden afectar la calidad de vida.

Éste es otro concepto interesante, a medida que la medicina evoluciona, van disminuyendo las causas de mortalidad y van cambiando los objetivos terapéuticos. Hubo un tiempo que la principal preocupación de la sociedad en la atención del parto era que no falleciera la madre. En la medida que mejoraron los cuidados del embarazo y parto, la mortalidad materna se llevó al mínimo, y la sociedad se comenzó a preocupar por el bienestar del futuro bebé, apareció la medicina perinatal y la morbilidad neonatal se ha llevado a mínimos, ahora la preocupación principal es por la calidad de vida que tendrá esé recién nacido y su madre luego del parto. Es decir nos preocupamos por las complicaciones posibles.

Esto es, en la madre, que tenga una recuperación completa, sin secuelas que afecten la esfera biológica, física y social. Esto es, una vida no limitada por secuelas del parto, como afortunadamente suele suceder la mayoría de las veces.

Sin embargo hay un grupo de pacientes que a pesar de todos los cuidados, tienen limitaciones posteriores, flacidez, genital, incontinencias, molestias con las relaciones o pérdida de la sensibilidad.

Estos cambios pueden parecer banales, sin embargo con el paso del tiempo pueden limitar socialmente, y afectar la vida de pareja. Con cambios complejos, que terminan afectando la autoestima, la imagen personal, con las consecuencias que pueden tener en todas las demás esferas de la vida diaria.

Es allí donde el problema deja de ser banal, afortunamente la medicina moderna, se enfoca en éstos aspectos. Se han desarrollado terapias, que dan respuesta a éstas situaciones, y que hacen que se regeneren los tejidos alterados en la mayoría de los casos, con respuestas documentadas, científicamente.

Tabaquismo y embarazo.

Dejar de fumar es beneficioso para la salud y lo es aún más estando embarazada.

Es el factor de riesgo prevenible, más importante para que aparezcan complicaciones tanto para la madre como para el futuro bebé.

Se relaciona con el riesgo de aborto, muerte fetal in útero y parto prematuro. Además desprendimiento de placenta, y un aumento en el índice de cesáreas, por compromiso fetal durante el parto.

Además el desarrollo neurológico, se puede ver afectado, asociándose la exposición is útero al tabaco con trastornos del lenguaje, déficit de atención, dificultades de aprendizaje y trastornos del espectro autista. Algunos autores lo han relacionado con trastornos de ansiedad y depresión.

No existe forma segura de fumar embarazada, la recomendación es no fumar en lo absoluto, los tratamientos para dejar de fumar, son menos nocivos para el feto que los casi cien productos teratógenos y tóxicos que se encuentran en el humo del tabaco.

Síndrome Urogenital

El déficit de estrógenos, suele ocasionar atrofia genital, que además se extiende a la vía urinaria inferior, ocasionando síntomas molestos de la esfera urinaria, como los descritos previamente para la vejiga hiperactiva, pero también pueden incluir predisposición a las infecciones urinarias a repetición.

Los tratamientos incluyen el uso de estrógenos tópicos o sistémicos, y existen nuevas modalidades terapéuticas no hormonales como opción para pacientes que no puedan o no quieran recibir estrógenos.

Quería resaltar el uso del láser ginecológico para tratamiento de este cuadro. Se trata del uso de energía fotónica, para producir un lesión térmica controlada que induce la regeneración del epitelio vaginal, aumentando la síntesis de colágeno tipo I, y produciendo un efecto en recuperación del tono de los tejidos y del grosor de las paredes vaginales y de la zona distal de tracto urinario.

El procedimiento se hace bajo anestesia tópica en el consultorio y no require de reposo laboral, si se recomienda evitar las relaciones con penetración vaginal en la semana siguiente al tratamiento.

Existe además otras alternativas de tratamiento local no hormonal, como el uso de otras fuentes de energía calórica como la radio frecuencia o la inyección de geles específicos de ácido hialurónico.

La evolución de la tecnología y la ciencia hace disponibles opciones terapéuticas, para garantizar más y mejor calidad de vida a nuestras pacientes, en una etapa en la que vivirán un tercio o más de sus vidas.

El enfoque cultural de la obsolescencia programada con que se mira esta etapa de la vida de la Mujer ha de cambiar, la experiencia acumulada, la liberación de los hijos, hace que ésta pueda ser una de las etapas más productivas en la vida de la mujer, como lo demuestran, trabajadoras, artistas, políticas, escritoras, profesionales y abuelas activas en la sociedad.

Pierde, la sociedad general con ese enfoque negativo de la menopausia.

Imagen tomada de: MavCure.com

XV Jornadas AEEM

La Asociación Española para Estudio de la Menopausia, celebró sus decimoquintas jornadas de formación entre el 9 y el 12 de Mayo, en Las Palmas de Gran Canaria, a las que asistimos gracias a la cortesía de laboratorios MSD.

Se plantean nuevos paradigmas o un poco puesta en orden de conceptos que una vez se manejaron y que por una interpretación inadecuada de la evidencia, fueron dejados de lado afectando la atención de nuestras Pacientes.

El análisis y estudio, ponen en su lugar las pautas y protocolos y es así como la terapia de estrógenos y no hormonal, recuperan su protagonismo, en la medida en que se controlan las enfermedades, y los profesionales tomamos conciencia de la necesidad de garantizar una buena calidad de vida.

Se han de manejar conceptos que incluyen menor riesgo cardiovascular, menor deterioro cognitivo, cribado de cáncer ginecológico y de tubo digestivo y promoción de una sexualidad sana. Desde un punto de vista integral de Salud como concepto biológico, psicológico y social y no solamente la ausencia de enfermedad.

Conceptos metabólicos, funcionales, genéticos, nutricionales, psicológicos, sociales, culturales, estéticos, han de ser tomados en cuenta, en una consulta compleja, que exige profesionales preocupados y preparados.

Unas jornadas que iremos comentando en detalle en las siguientes semanas. Agradecemos el esfuerzo de la industria farmacéutica en general por el soporte a estos eventos, con alto valor científico que de otra forma, tenemos la certeza de que no serían posibles.

La píldora del día después

Es un método contraceptivo hormonal, de uso exclusivo en casos de relaciones sexuales fortuitas, sin uso de otro método contraceptivo, o por accidente, tipo rotura con el preservativo, cuando no se desea el embarazo.

Se trata de una dosis alta de un derivado de la progesterona, que al ser ingerida afectaría la función endometrial, impidiendo la implantación,  además podría evitar la ovulación, si es que no hubiese ocurrido.  Debería ser tomada tan pronto como sea posible, antes de que hayan pasado  72 horas de la relación sexual.

Para evitar los efectos de la alta dosis hormonal, no se recomienda su uso como método contraceptivo de base, por lo cual sólo se debe utilizar en casos de urgencia.

Además hay que tener presente que no es un método tan efectivo como cualquiera de los otros  que se recomiendan para uso consuetudinario, por lo cual su uso repetido aumenta la tasa de fallos. Igualmente si se producen vómitos o diarreas en las siguientes 3 horas después de ingesta de la píldora, se habría de repetir la dosis. Otro motivo por el que puede fallar el método es el uso de alguna medicación que  acelere el metabolismo de la hormona, como algunos antibióticos, anti epilépticos o antimicóticos, o algunos productos que contengan hierba de San Juan.

Se recomienda el uso de un método de barrera durante el resto del ciclo menstrual luego de haber tomado este tipo de píldoras.

No se recomienda su uso repetido dentro de un mismo ciclo menstrual.

Si ocurriese un embarazo luego de la toma de la píldora, se habría de descartar que se tratase de un embarazo de ubicación anormal (ectópico).

La otra opción de contracepción de emergencia, consiste en la colocación de un DIU de cobre, garantizando de esta manera protección anticonceptiva posterior.

Imagen tomada de: fucsia.com

Los implantes subdérmicos

Sin título

Implantes subdérmicos:  Otra opción para evitar embarazos no deseados, un método de liberación controlada de un derivado de la progesterona, en forma de un implante que se coloca en el brazo. Es un método hormonal, por tanto evita la ovulación impidiendo de ésta manera el embarazo.

Se trata de una baja dosis hormonal,  liberando una sola hormona de las dos  que controlan el ciclo menstrual de la mujer. Además del efecto anovulatorio, suma los efectos descritos para los DIUs con progestágeno, es decir producen un moco espeso que impide la  entrada de los espermatozoides y una atrofia endometrial, impidiendo además su capacitación.  Por tanto es uno de los métodos más seguros que hay.

La ausencia de estrógenos  lo convierte en un método ideal para pacientes con riesgo cardiovascular, como las que tienen sobrepeso,  las fumadoras, las que sufren de tensión alta, las que tienen algún problema de aumento de los factores de coagulación de la sangre, las que sufren de migrañas exacerbadas por los estrógenos o las que tienen alguna otra contraindicación para el uso de estrógenos. Además el efecto sobre el tejido endometrial puede ser que sea indicación para pacientes con sangrados  abundantes,  o reglas muy dolorosas, como las que sufren de endometriosis. Es un método totalmente reversible, es decir, la fertilidad regresa al estado previo a la colocación del implante una vez retirado.

La desventajas, la atrofia endometrial produce disminución de sangrado genital mensual, e incluso lo suspende, lo que en algunas culturas puede ser visto como una desventaja. En realidad no tiene ninguna consecuencia fisiológica, la menstruación que no baja no se acumula, simplemente no se produce, en un proceso  similar a lo que ocurre en otros estados fisiológicos como la lactancia. Sólo que en este caso el efecto anovulatorio, constituye una garantía contraceptiva.  Otro efecto posible es el de  un sangrado escaso que puede ser molesto por lo impredecible, aunque generalmente es auto limitado.  Además porta un efecto anabólico, lo que lleva a un aumento del apetito, que puede ocasionar ganancia de peso, no tanto por estímulo directo si no por  aumento de la ingesta de alimentos. Un posible efecto de todos los métodos anovulatorios  de baja dosis hormonal, cuando se usan por tiempo prolongado,  (lustros)  puede ser la disminución de la densidad mineral ósea. Para contrarrestar estos  dos últimos efectos se sugiere  complementar éste contraceptivo con alguna actividad física moderada, que además beneficia la salud en general.

Adicionalmente, el implante, requiere de la inserción bajo anestesia local por un especialista, un procedimiento de consultorio,  así como la extracción  requiere de una pequeña incisión en la piel  igualmente bajo anestesia local  en el consultorio.  Existe la posibilidad rara de migración del dispositivo, lo que puede requerir  algún tipo de cirugía con anestesia general  para  extraerlo, previo algún estudio de imágenes.

El perfil del implante se adaptaría a las pacientes con   contraindicaciones para el uso de estrógenos,  con la necesidad de  un método seguro y efectivo para evitar embarazos,  preferiblemente en personas activas, en pacientes que por alguna razón no puedan o quieran depender de la toma diaria de un contraceptivo,  en pacientes que  tengan contraindicación para uso de DIUs. Y en pacientes con reglas abundantes,  estudiadas.  Adicionalmente es un método que  se puede usar  durante la lactancia.  Constituyendo una opción contraceptiva adicional dentro del arsenal terapéutico.

Imágenes tomadas de:  tourmédica,  Saludconsultas