Archivo de la categoría: Educación

Inmunización covid-19 en embarazadas.

La nueva variante delta, mucho más contagiosa, aumenta la tasa de afectación grave en cifras absolutas de personas jóvenes, dentro de éste grupo se encuentran las mujeres embarazadas, que cuando desarrollan enfermedad grave, lo hacen con cuadros más agresivos que las no embarazadas en las mismas condciones.

Como ya comentamos en otro post las vacunas de ARN m (Pfizar y Moderna), teóricamente no tendrían que afectar el embarazo, sin embargo, las normas de prudencia, nos obligaban a sugerir la inmunización contra el SARS COV2, sólo en embarazadas de riesgo de exposición, individualizando cada caso en particular.

En otros países ya se había comenzado la inmunización de embarazadas, en USA. ya tienen series de más de 40.000 pacientes embarazadas vacunadas sin reportar efectos significativos de la inmunización.

La evidencia científica demuestra que las personas inmunizadas no desarrollan enfermedad severa si se infectan.

El aumento de embarazadas ingresadas con esta nueva variente y el acontecer trágico de cuatro embazaradas fallecidas en España por la enferemedad que nos ocupa, además del aumento de ingreso de recién nacidos a las unidades de cuidados intensivos. la tasa de partos prematuro y las cesaréas de urgencia en el colectivo de madres que han pasado la COVID 19: hace que revisen las recomendaciones de vacunación en embarazadas.

Con fecha de 3 de agosto pasado, la SOCIEDAD ESPAÑOLA DE OBSTETRICIA Y GINECOLOGIA y el CONSEJO INTERTERRITORIAL del Sistema Nacional de Salud de España, Publicaron un auerdo sobre la vacunación frente a COVID-19 en embarazadas. acuerdan las siguientes recomendaciones, Cita textual.

1. Se recomienda la vacunación frente a COVID-19 a las mujeres embarazadas. La vacuna evita complicaciones durante el embarazo, especialmente, si existen factores de mayor riesgo como pueden ser obesidad, edad mayor de 35 años, hipertensión arterial, diabetes o preeclampsia.

2. No existe contraindicación para la vacunación frente a COVID-19 en ningún trimestre del embarazo.

3. Se debe facilitar que las mujeres embarazadas lleguen completamente vacunadas al periodo de máximo riesgo de complicaciones en caso de infección por COVID-19 (finales del 2do trimestre y 3er trimestre del embarazo).

4. Se debe priorizar la vacunación de las mujeres embarazadas por su mayor riesgo frente a COVID- 19 fomentando estrategias de captación específicas para mujeres embarazadas.

5. Las vacunas elegidas para la vacunación de las gestantes deben ser de ARNm, independientemente de la edad de la gestante.

6. Es importante también que las personas del entorno de la embarazada estén correctamente vacunadas frente a COVID-19 y que, tanto embarazadas como convivientes, refuercen las medidas de prevención:

– Limitar al máximo los contactos – Usar mascarilla
– Lavarse las manos
– Ventilar los espacios

– Mantener la distancia interpersonal

– Evitar las aglomeraciones


7. Si se está planificando un embarazo, es conveniente completar la vacunación antes. 

8. Puede consultar el mejor momento para vacunarse con su profesional sanitario.

En resumen, el mensaje es el siguiente:

Las mujeres embarazadas tienen más riesgo de complicaciones por COVID-19.

Si estás planificando un embarazo, ¡vacúnate antes!

Si estás embarazada ¡vacúnate! La vacuna es segura en el embarazo y reduce el riesgo de complicaciones.

Es importante también que las personas de tu entorno estén vacunadas y que todos reforcéis las medidas de prevención:

o Limita al máximo tus contactos o Usa mascarilla
o Lávate las manos
o Ventila los espacios

o Mantén la distancia interpersonal o Evita las aglomeraciones

Fumar en el embarazo

El consumo de tabaco durante el embarazo, constituye el principal factor de riesgo prevenible de enfermedad materna y fetal.

La salud materna puede verse afectada por fumar, por un aumento del riesgo de complicaciones obstétricas, una mayor tasa de abortos espontáneos, de embarazos ectópicos, de desprendimiento de placenta, de placenta previa y de parto prematuro. Cuando se comparan fumadoras con embarazadas no fumadoras.

Estudios observacionales han establecido que fumar durante el embarazo, aumenta a su vez en los fetos el riesgo de muerte fetal intrauterina, bajo peso al nacer, niños pequeños para la edad gestacional, mayor riesgo de algunas malformaciones, como labio y paladar hendido o algunas cardiopatias y mayor riesgo de sufrimiento fetal intraparto, en comparación con los hijos de madres no fumadoras.

Si esto no fuera suficiente los hijos de madres fumadoras, tienen más riesgo, de muerte súbita inexplicada en la infancia, mayor riesgo de enfermedades respiratorias, mayor incidencia de cáncer, problemas de desarrollo neurológico y de comportamiento y mayor riesgo de padecer enfermedades en general.

El dejar de fumar tiene un impacto positivo en la evolución de los problemas de salud antes mencionados. Sin embargo existen varios retos a vencer para lograr éste objetivo, tales como ambiente familiar y/o social que favorezca el hábito de fumar, estrès, problemas de salud mental, violencia de género, abuso de otras substancias y dificultad para acceder a los servicios de ayuda a dejar de fumar.

Desde el punto de vista de los trabajadores de salud, también existen retos a superar, a veces desconocimiento de los efectos del tabaco en el embarazo, desconocimiento de los métodos y tratamientos para de manera efectiva ayudar a dejar este mal hábito, temor de que el consejo de dejar de fumar pueda afectar la relación con la paciente y la falta de optimismo en de que haya un resultado exitoso en las recomendaciones para dejar de fumar.

El presente post, no sustituye el buen consejo de un profesional de su confianza.

Fuente:

Fuente:

Ovarios Poliquísticos. ¿Qué hay de nuevo?

Se trata de una trastorno en la función del ovario transitorio, caracterizado por falla de la ovulación, que se evidencia por pocas reglas al año, androgenización, que se evidencia por aumento del vello, acné, hirsutismo, aumento de la masa corporal, e imagen de los ovarios típica en la ecografía. Se trata de una asociación de signos y síntomas de expresión variable, esto es algunas pacientes pueden tener sobre peso, otras no, algunas aumento del vello, otras no, algunas más o menos acné, otras no y así con todos los hallazgos del cuadro clínico. Se sabe por ejemplo que el sobrepeso se encuentra en entre un 30 a un 60 % de las pacientes que tienen el síndrome.

La causa podría ser epigenética, al parecer especulando un poco, en algún momento el código genético de estas pacientes, se programó para vivir en una etapa de crisis, de allí la anovulación que disminuye la fertilidad y el aumento de andrógenos que aumentaría la capacidad física, para enfrentar alguna contingencia. Cuando éstos cambios revierten, revertiría la condición, siendo la causa de la recuperación de la fertilidad en etapas posteriores de la vida, cuando en la juventud, fueron informadas de su incapacidad para tener hijos. Una teoría interesante que explicaría alguna evidencia clínica que cualquier ginecólogo con experiencia podría corroborar.

Existen además unos cambios metabólicos que se relacionan con el síndrome que nos ocupa, como la insulina elevada, por una resistencia a su función que algunos autores señalan como el origen endocrinológico del síndrome, puesto que el ovario tiene receptores de insulina que se relacionan directamente con la ovulación. Una prueba que se utiliza con frecuencia para establecer adicionalmente la expresión del síndrome.

Existen además otros cuadros endocrinológicos que pueden simular las características del síndrome, como algunas condiciones de las glándulas suprarrenales, donde el origen de los andrógenos no está en los ovarios si no en unas glándulas que se ubican por encima de los riñones y que regulan todo lo relacionado con los ciclos de vigilia y sueño, además de tener una función importante en las situaciones de estrés, como enfermedades o situaciones que requieren movilización de recursos en casos de emergencias vitales. O el aumento de la prolactina u otros trastornos de una glándula en el cerebro que se llama hipófisis, o de la hormona que controla la función del tiroides, cuando no se produce suficiente hormona tiroidea, puede también presentarse un cuadro clínico similar. Afortunadamente estos trastornos endocrinológicos son menos frecuentes y la causa más común de un trastorno de ovulación, asociado a ganancia ponderal y signos de androgenización como el aumento de vello o el acné, sigue siendo el cuadro que nos ocupa.

En el próximo ejemplar de la revista Fertility and Sterility , saldrá publicada una revisión que relaciona el índice de masa corporal con los niveles de hormona antimulleriana, como herramienta diagnóstica de ésta condición en pacientes que se encuentran en estudio de fertilidad. Se establece una correlación positiva entre los niveles de ésta hormona y el índice de masa corporal, y permitiría diagnosticar el síndrome en pacientes que no cumplan de manera estricta con todos los criterios descritos inicialmente (Criterios de Rotterdam). El estudio requeriría de validación adicional, pero al parecer valida otra de las herramientas que solemos utilizar para diagnosticar el síndrome, los niveles altos de ésta hormona en nomogramas relacionados con el peso, parecen ser de utilidad para diferenciar diferentes cuadros clínicos, sobre todo cuando la expresión de síntomas y signos no es muy clara en una paciente por ejemplo delgada que cursa con anovulación.

Este documento es meramente informativo y no pretende sustituir el buen consejo de un profesional sanitario de su confianza.

FUENTE: Fertility and Sterility sept 2020

Recomendaciones para embarazadas durante la pandemia.

La Sociedad Española de Ginecologia y Obstetricia nos hace llegar una actualización del documento de recomendaciones durante la pandemia por SARS COV 2, las embarazadas por su situación especial, deben seguir las recomendaciones estándares, al pie de la letra, las citamos en este apartado.


o Lavado de manos frecuente y con jabón durante al menos 20 segundos.
o Al toser o estornudar cubrirse la nariz y la boca con el codo flexionado.
o Evitar tocarse los ojos, nariz y boca ya que las manos facilitan la trasmisión.
o Usar pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y desecharlos tras su uso.
o Evitar aglomeraciones y transporte público.
o Limitar las relaciones sociales.
o Fuera de la casa y ante posibilidad de contacto social, aun respetando la distanciade seguridad (>2 m), se recomienda llevar mascarilla.
o Desinfección de todas las superficies (y objetos) al alcance. o Limitar los viajes a los estrictamente necesarios.
o Limitar las relaciones sociales.
o Limitar las visitas en hospital y casa durante la epidemia. En caso de sintomatología, autoaislarse en el domicilio y ponerse en contacto con los servicios sanitarios según las recomendaciones vigentes en la comunidad autónoma.

Coronavirus: Radiografía de tres brotes: así se contagiaron y así podemos evitarlo | Ciencia | EL PAÍS

Una oficina, un restaurante y un autobús. Tres contagios múltiples, estudiados minuciosamente por las autoridades sanitarias, ofrecen valiosas lecciones para la desescalada
— Leer en elpais.com/ciencia/2020-06-06/radiografia-de-tres-brotes-asi-se-contagiaron-y-asi-podemos-evitarlo.html

Coronavirus: La carrera por la vacuna…

Hay mas de 90 vacunas en desarrollo contra el SARS COV 2, en todo el mundo utilizando diferentes tecnologías, algunas tan novedosas que nunca han sido utilizadas antes en la búsqueda de una vacuna. Por lo menos seis han comenzado a inyectarse en voluntarios en estudios de seguridad. La revista Nature explica de manera gráfica cada tipo de diseño.

El sistema inmunológico, es el encargado de conocer lo propio, detectar lo extraño y eliminarlo, en la infección natural, células específicas contactan el virus y presentan porciones del mismo para activar unas células llamadas ayudadoras de células T. Éstas células a su vez estimulan a otras células, las células B, a producir anticuerpos que bloquean el virus, evitando que infecten las células del organismo y lo marcan, para luego ser destruido por las células T citotóxicas. Las células B de memoria y las células T citotóxicas, se mantienen patrullando el cuerpo por meses o años produciendo inmunidad.

Las vacunas exponen el cuerpo a una parte del virus que se llama antígeno, que no causa la enfermedad, pero permite que el sistema inmune se active, produciendo estas patrullas de linfocitos B y T en la circulación, bloqueando e inactivando el virus, apenas entre en contacto con el individuo vacunado.

Existen por lo menos 8 tipos de vacunas contra el coronavirus, que se basan en diferentes partes virales. Una forma es utilizando virus debilitados o inactivados, por ejemplo la vacuna del sarampión o de la polio, hacen servir esta estrategia. El problema de éste enfoque es que requieren pruebas extensivas de seguridad antes de ser utilizadas en poblaciones susceptibles.

Las vacunas basadas en ácidos nucleicos virales, utilizan el código génetico del virus para producir una proteína del coronavirus, que despierte el sistema inmunológico, son seguras, pues utilizan sólo el material genético y no son capaces de infectar, son fáciles de producir, pero nunca se han probado. No existe hasta el momento ninguna vacuna en funcionamiento que utilice esta tecnología.

Otro enfoque lo constituye las vacunas con vectores virales, se utiliza un virus conocido, debilitado, como el del sarampión, y mediante ingenieria genética, se le diseña para que produzca las proteínas del coronavirus, estos virus debilitados no pueden causar enfermedad. Unas permiten la replicación del virus de la vacuna dentro de la célula y otras no. De las primeras tenemos en uso actualmente la vacuna del Ébola, recientemente aprobada. Estas vacunas al permitir la replicación del virus provocan una fuerte respuesta inmunológica.

Otra forma de generar la ansiada respuesta inmunológica, lo constituye la inyección directa de fragmentos de proteínas del virus directamente al organismo, algunas de éstas vacunas ya se han estudiado en animales con buena respuesta documentada, todavia no han sido probadas en humanos. Para que estas vacunas funcionen, suelen requerir de adyuvantes, substancias que potencian la respuesta inmunológica y suelen requerir además múltiples dosis.

También se está estudiando el uso de la cubierta vacía del virus, que al no tener material infeccioso dentro, no causa la enfermedad, estas partículas pueden generar una potente respuesta inmunológica, pero son difíciles de fabricar.

Pienso que más tarde o más temprano tendremos disponibilidad de esta herramienta de salud pública, hay mucha gente brillante trabajando en ello y cuentan con los recursos para desarrollarlas de manera segura, es sólo cuestión de tiempo y nos dejará un aprendizaje que será útil en diseño de otras vacunas para el futuro.

La presente información es meramente orientativa y no pretende sustituir la información suministrada por un profesional sanitario de su confianza.

Fuente: Revista Nature vol 580. 30-04-2020 pp 576-77

Lactation Duration and Long-term Risk for Incident Type 2 Diabetes in Women With a History of Gestational Diabetes Mellitus | Diabetes Care

Lactation Duration and Long-term Risk for Incident Type 2 Diabetes in Women With a History of Gestational Diabetes Mellitus | Diabetes Care
— Leer en care.diabetesjournals.org/content/43/4/793

La lactancia materna, en pacientes diabéticas gestacionales, podría relacionarse con menor riesgo de desarrollo de diabetes en etapas posteriores de la vida de la madre.

Los Test de Coronavirus

Existen varios tipus de pruebas con ventajas e inconvenientes para detectar la infección por el virus SARS-COV2, causante de la enfermedad COVID-19.

PCR. Es un acrónimo para Polimerase Chain Replication (Reacción de cadena de la polimerasa). Se basa en una de las partículas del virus, la más específica, que es su material genético. El ARN (Ácido RiboNucléico). Lo que hace esta reacción en cadena es, primero convertir el ARN en Ácido DesoxirriboNucleico (ADN); luego amplificar éste ADN millones de veces y luego, como sabemos cómo está conformado genéticamente el virus, éste ADN, se confronta con muestras establecidas de ADN que se sabemos se corresponde con el virus (Primers). Como el ADN es un código que se complementa, los primers identifican si hay material viral en la muestra con mucha sensibilidad y especificidad. Esto es, si hay partículas del virus en la muestra, éste tipo de estudio, la hallará.

  • El proceso explicado puede ser una simplicación excesiva, lo cierto es que cada paso es sumamente complejo y requiere de equipos costosos y de personal entrenado para llevar la prueba a cabo, por lo cual, es una prueba cara.
  • Es necesaria la presencia del virus en la muestra evaluada, secresión nasal, secresión faríngea, sangre, heces o muestras tisulares.
  • La excresión del virus no es contínua durante la enfermedad, quiere decir que si en el momento de toma de la muestra, no estaba el virus en la secresión, la prueba saldrá negativa.
  • Es decir, la prueba podria dar negativa y aún así estar la infección presente.
  • Esto se denomina falso negativo para la infección. No se ha establecido con certeza la sensibilidad de la prueba pero se afirma que podria ser menor del 90%, algunos estudios hablan de 59 % de la muestra nasal y faríngea. Por lo cual se recomienda repetir la prueba unos dias después para confirmar el resultado negativo. Podria ser que la muestra de lavado bronquio alveolar sea más sensible para detectar el virus que la muestra tomada de nariz y garganta.

PRUEBAS SEROLÓGICAS. Existen varios tipos. El sistema inmunológico de nuestro cuerpo, es el encargado de protegernos contra los agentes extraños. Una de las herramientas que utiliza, son los anticuerpos, proteínas que marcan la diana de los mecanismos de ataque del sistema inmune, para acabar con el agente extraño.

  • Dado lo nuevo de la infección, muchos test serológicos disponibles, no están suficientemente validados.
  • La Agencia federal de medicamentos norteamericana (FDA) ha lanzado un alerta sugiriendo evitar el uso de los resultados de las pruebas serológicas, de manera exclusiva, para orientar el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, al menos por ahora, hasta que se terminen los estudios de validación.
  • La forma correcta actual de descartar la infección por coronavirus es mediante dos pruebas de PCR negativas.
  • En algunos casos los resultados positivos de las pruebas serológicas, pueden deberse a la respuesta a otras infecciones por coronavirus, pasadas o presentes.

DETECCIÓN DEL VIRUS. Se utilizan anticuerpos producidos por otros sistemas, para detectar partículas virales específicas, estos anticuerpos llevan acoplado un marcador, que da algún tipo de señal en el caso de que el virus esté presente en la secresión desde donde se toma la muestra y entre en contacto con el anticuerpo presente, como reactivo en la prueba.

DETECCIÓN DE LOS ANTICUERPOS CIRCULANTES: Existen varios tipos de anticuerpos, se producen de acuerdo con con el momento en que se encuentre la enfermedad. Los primeros anticuerpos que se hacen positivos, son los denominados Inmunoglobulinas M (IgM), son moléculas más complejas y con mayor capacidad de interacción con el virus. Luego, están las Inmunoglobulinas A, que se producen directamente en los tejidos de recubrimiento del cuerpo en contacto con el virus. Estos dos se producen durante la fase aguda de la enfermedad y son, digamos las flechas de ataque inicial. Éstos anticuerpos, gracias los mecanismos que desencadenan en el sistema inmunológico, suelen hacer desaparecer el virus de la circulación. Tienen un periodo para producirse de al menos 4 dias desde que la infección se produce y pueden durar hasta 3 semanas o hasta que se controla la infección.

Cuando el virus comienza a desaparecer, aparecen otros anticuerpos más sencillos, que tienen una función de vigilancia, y de alerta para activar rápidamente el sistema inmunológico, en caso de que exista un nuevo contacto con el virus en cuestión. Estos anticuerpos se denominan inmunoglobulinas G (IgG), suelen indicar que ya se ha curado la enfermedad y evidencian respuesta inmunológica protectora. Aparecen después de los 10 a 15 dias de la infección y no se sabe cuánto tiempo se mantienen en este caso específico del SARS-COV2, en otras infecciones por otros coronavirus sabemos que se pueden mantener al menos por dos años. Y son protectores, siempre y cuando el virus no cambie (mute). Que hasta la fecha no parece ser el caso. Hasta el momento, se han detectado sólo dos cepas del virus que parecen mantenerse estables.

  • El uso de estudios serológicos adicionales a la prueba de PCR, puede aumentar la sensibilidad de detección de la infección.
  • La sensibilidad de los estudios serológicos antes de 7 dias de la infección, podría ser menor del 44%, después de 15 días de la infección puede estar alrededor del 100 %
  • El aporte de las personas asintomáticas en el desarrollo de la epidemia no ha podido ser establecido, pero será más fácil de calcular, cuando las pruebas serológicas validadas sean ampliamente disponibles.

La presente información es meramente orientativa y no sustituye las informaciones que puedan proporcionar profesionales sanitarios, ni a la que puedan suministrar las autoridades sanitarias competentes.

¿Qué hacer con la automatización?

link.medium.com/ChiAcdw0A2

La automatización constituye uno de los retos de la sociedad del futuro, muchos empleos se perderán, esencialmente los que requieren de tareas repetitivas, por tanto debemos prepararnos para ser creativos, es algo que de momento no sustituirán los autómatas.

En este artículo se desglosan opciones para el futuro. Educación on line, uso de redes sociales, orientación experta en la solución de problemas diarios, al parecer habrá mucha demanda, de estos items, en un futuro, con renta básica garantizada.

Amanecerá y veremos !

Herpes genital

El herpes genital es una infección crónica,  causada por el virus del Herpes Simple. El tipo 1 tiene más afinidad por los labios, boca y ojos y el 2 causa las lesiones genitales. Sin embargo ambos tipos pueden afectar cualquiera de las regiones enunciadas.

Es una infección muy prevalente y puede afectar casi a la mitad de la población. Siendo la causa mas frecuente de las úlceras genitales.

La transmisión es por contacto directo, ya sea sexual o por contacto de la mucosa infectada de una persona con o sin lesiones. Tiene un período de incubación de  4 a 7 días en promedio. Permanece en los ganglios de forma indefinida y puede ser contagioso incluso durante periodos asintomáticos.

La mayoría de las personas contagiadas, tendrán un cuadro clínico leve o ausente, en la mujer los síntomas suelen ser más severos, durante la primera infección, dolor, picor, hormigueo, picazón, molestias para orinar y síntomas generales, aunque la clínica es muy variable.

Las lesiones inician con bultos pequeños (pápulas) que luego forman ampollas pequeñas (vesículas) y luego forman úlceras. Mientras tanto pueden aparecer nuevas lesiones, en la piel forman costras y pueden tardar en curarse hasta 15 a 20 días, aunque durante dos o tres semanas pueden reaparecer nuevas lesiones con similar evolución. En la primoinfección pueden aparecer adenopatias regionales dolorosas.

Las complicaciones son muy poco frecuentes en individuos con sistema inmunológico normal, siendo la mas común la retención urinaria principalmente en mujeres, y se han descrito raramente meningitis aséptica y  lesiones extragenitales.

Entre el 50 y 90 % de los que sufren una primoinfección tendrán un segundo episodio dentro del primer año, las recidivas se suelen ir espaciando a lo largo del tiempo y una cuarta parte de las personas sufren una reagudización de las recidivas después del cuarto año de la primoinfección, estas recidivas suelen ser progresivamente menos severas.

No está indicado el estudio de personas asintomáticas. El diagnóstico clínico suele ser bastante preciso, y se pueden tomar muestras citológicas de las lesiones, con diagnóstico citológico muy poco específico. Toma relevancia la detección de ADN viral mediante PCR de las lesiones. Los estudios serológicos suelen ser poco útiles en la primoinfección, pues suelen dar negativos,  sin embargo pueden ser de gran utilidad en las recidivas. O en el estudio de los contactos asintomáticos. Las IgG pueden tardar 2 a 12 semanas en hacerse positivas y se mantienen positivas de por vida.

Se debe plantear descartar otras enfermedades de transmisión sexual. Así como otras causas de úlcera genital.

Se recomienda el uso de preservativos y la abstinencia sexual durante las recidvidas, como medida preventiva.

En el tratamiento específico se desaconseja el uso de  antivirales tópicos, los antivirales orales se suministran en tandas de  5 días hasta desaparición de las lesiones. El tratamiento oral reduce la la duración y gravedad de los episodios, pero no altera la historia natural de la enfermedad.

En pacientes inmunosuprimidos o con recidivas frecuentes  está indicado el tratamiento antiviral supresor por largos periodos de tiempo evaluado cada cierto cierto su supresión de acuerdo con recidivas.

La presente información es meramente orientativa y no sustituye el consejo de un profesional sanitario de su confianza.

Guías Fisterra : Herpes genital | Univadis
— Leer en www.univadis.es/references/guideline/item/guias-fisterra-herpes-genital-629176

Actualización en Herpes genital.