Archivo de la categoría: Temas medicos

Cribado genético del cáncer ginecológico…

Tibidabo
Existen ciertos tipos de cáncer de mamas y ovario, que tienen un origen claro en la mutación de algunos genes.
Desde hace algún tiempo se ha discutido la utilidad o no de buscar estos genes en la población general con el fin de identificar individuos susceptibles y establecer grupos de riesgo en los que se justificarían medidas adicionales de pesquisa y posiblemente medidas terapéuticas preventivas.
La mayoría de los trabajos establecen que estos estudios no son rentables en poblaciones de bajo riesgo, son costosos, no mejoran la sobrevida y tienen el riesgo de estigmatizar a grupos de poblaciones, causando mayor morbilidad y dificultades para asegurarse privadamente, lo que en países con medicina privatizada como Estados Unidos puede ser un problema de salud pública.
En la revista de abril del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), saldrán publicadas unas recomendaciones actualizadas sobre este tema, disponibles ya en un boletín electrónico, que a continuación resumo:

El síndrome de cáncer hereditario mamario y ovárico se refiere a una susceptibilidad que se presenta en familias con múltiples miembros afectos de cáncer de ovario, de mama o de ambos.
La mayoría de estas personas portan una mutación hereditaria de los genes supresores de tumor BRCA1 o BRCA2. La presencia de éstas mutaciones no necesariamente indican que el portador tendrá un cáncer, sin embargo sí establece un riesgo importante de padecerlo.
Las mujeres portadoras de una mutación BRCA tienen un riesgo aumentado en un 65 a 74 % de desarrollar cáncer de mama. El riesgo de desarrollo de cáncer de ovario está aumentado en un 39 a 46 % en las portadoras de la mutación en BRCA 1 y en un 12-20 % en las portadoras en el BRCA 2.
La relación de portadores/no portadores en EEUU oscila entre 1/300 a 1/800 de la población general. Los grupos ancestrales pequeños tales como Judíos Ashkenazi (Europeos del este) , Canadienses Franceses o pobladores de islas, tienen una incidencia mayor.
El primer paso del cribado lo constituye la historia familiar, es importante notar que la mutación BRCA puede transmitirse por rama paterna o materna por lo que los antecedentes oncológicos del padre también deben ser evaluados.
Se ha estimado que los siguientes grupos tienen un 20%-25% de probabilidad de tener una predisposición hereditaria a desarrollar una neoplasia ginecológica y por lo tanto se beneficiarían de la evaluación genética:

Historia personal de cáncer de ovario o de mama.
Familiares en primer grado portadoras de cáncer de ovario o de mama en la premenopausia.
Descendientes de Judios o Ashkenazi con antecedentes familiares de cáncer de ovario o de mama.
Presencia de cáncer de mama en mujeres menores de 50 años, con un familiar en primer grado con cáncer de mama o cäncer de ovario.
Mujeres con familiares en primer grado portadores de alguna mutación BRCA.

Se ha estimado un riesgo de un 5 a 10 % de probabilidad de tener un síndrome hereditario en las siguientes pacientes:
Cáncer de mama antes de los 40 años.
Carcinoma seroso de ovario o trompas de alto grado a cualquier edad.
Cáncer de mama en ambas mamas a cualquier edad.
Familiares en primer grado de alguien con alguno de los criterios anteriores.

Es importante aclarar que los factores hereditarios explican sólo el 10 % de la patología maligna ginecológica apreciada en la clínica.
Las personas portadoras de una mutación BRCA podrían beneficiarse de medidas diagnósticas y terapéuticas adicionales a las ya empleadas a la población en general.

Información adicional en ginecología: Haga click aqui

Ingesta de alimentos durante el parto…

parto

Suele constituir una práctica estándar suspender la ingesta de alimentos durante el trabajo de parto.
La justificación para hacerlo así, es que toda paciente en trabajo de parto tiene un riesgo anestésico.
Además de que el vaciamiento gástrico es más lento durante el embarazo por el efecto de hormona llamada progesterona.
Mendelson en 1946 describió un clásico síndrome severo de broncoaspiración de contenido gástrico ácido, siendo el responsable de la recomendación de ayuno durante el trabajo de parto.
La Sociedad Americana de Anestesiólogos, en sus recomendaciones del 2007 establece que “la ingesta oral de sólidos durante el trabajo de parto aumenta la frecuencia de complicaciones maternas, y que la ingesta de líquidos ligeros podría ser permitida en pacientes en trabajo de parto, de bajo riesgo…”
Un trabajo reciente, publicado en British Medical Journal ( BMJ 2009;338:b784), establece que la ingesta de líquidos y de dieta ligera antes de los 6 cm de dilatación (la negrita es mía), no afecta la evolución final del trabajo de parto, esto es los resultados obstétricos ni mejoran ni se agravan.
Puntualizan los autores que la baja incidencia del síndrome de Mendelson en pacientes obstétricas, gracias a los avances anestésicos (esencialmente el uso de anestesias conductivas), le resta potencia al estudio para detectar complicaciones asociadas a la ingesta de alimentos durante el trabajo de parto.
Establece el mismo estudio que a medida que avanza el trabajo de parto la demanda de alimentos por parte de la paciente suele ser menor.
Estas recomendaciones de dieta se aplican a pacientes de bajo riesgo, esto es: que no estén bajo un bloqueo anestésico epidural o que reciban opiáceos para analgesia, o tengan algún factor de riesgo durante el parto.
La conclusión final puede ser que cada caso debe ser individualizado, que no debe existir, como en casi todo una posición rígida al respecto y al final es la paciente quien tiene la opción de decidir de manera informada, qué es lo mejor para ella y su bebé en cada caso en particular.

Información adicional en ginecología: Haga click aqui

TOXOPLASMOSIS

toxoplasma

Con frecuencia es un tema que angustia a las embarazadas…
Se trata de una infección producida por un parásito en el que el ser humano es huésped intermediario y en el que el gato común es huésped definitivo.
La infección suele ser banal y no ocasionaría preocupaciones a nivel salud sino fuese por el riesgo de transmisión de madres a hijos con la consiguiente afectación neonatal.
Esta afectación depende de varios factores pero se ha establecido que ocurre entre el 0,2 y el 5 % de las madres afectadas por la enfermedad durante el embarazo. La posibilidad de transmisión de madres a hijos durante el embarazo disminuye a medida que el embarazo avanza.
Existen tratamientos que previenen ésta transmisión de madre a hijo.
Los gatos que la transmiten son los gatos jóvenes que cazan roedores o pájaros silvestres. Después de los 6 meses de vida, la mayoría de éstos gatos han desarrollado inmunidad para el parásito.
Otra fuente de infección puede ser el agua del grifo no filtrada. Al parecer la cloración sola no destruye a éste parásito.
Se acepta como un estándar de cuidados neonatales, la solicitud de la prueba de anticuerpos contra el toxoplasma en el primer trimestre del embarazo. Si ésta es negativa, quiere decir que la madre puede contraer la enfermedad durante el embarazo y por ende transmitirla, si no se diagnostica, al futuro bebé. La prueba deberá repetirse en el segundo y en el tercer trimestre, para confirmar que no haya existido la enfermedad y haya pasado asintomática.
Si la prueba es positiva, entonces la madre tiene defensas contra la enfermedad y no deberá preocuparse por ella, el resto de su vida.
Las que tengan la prueba de sangre negativa, deberán evitar durante el embarazo ingerir carnes crudas, embutidos, sushi, lavar bien las verduras y hortalizas y mantener una higiene adecuada de los animales domésticos.
En general en comunidades con un nivel de salubridad adecuado, la incidencia de la infección neonatal es tan baja, que tal vez con el tiempo las autoridades sanitarias decidan que no es costo efectivo esta prueba de diagnóstico precoz de manera rutinaria.
Quiere decir que la tendencia a futuro, puede ser que en comunidades con un nivel de saneamiento ambiental adecuado, tal vez ni si quiera sea necesario realizarse la prueba de manera rutinaria a todas las embarazadas. Con el tiempo tal vez estará indicada sólo en casos con factores de riesgo.

Información adicional en ginecología: Haga click aqui

Pérdida precoz del embarazo…

Duelo
Lamentablemente se trata de un fenómeno reproductivo frecuente, se ha establecido que hasta uno de cada 5 embarazos precoces no seguirán adelante, este número puede ser mayor puesto que existen embarazos que no se detectan.
La mayoría de las veces son debidos a un problema cromosómico o genético, es decir que el programa de nuestro diseño puede faltarle alguna linea y es responsable que se detenga el desarrollo.
Suele ocurrir al azar y no depende de lo que se hubiere hecho o dejado de hacer.
Es como “… si la semilla que se hubiese plantado, no tuviese potencialidad suficiente para desarrollarse…“, por lo que no depende de factores externos.
Es uno de los hechos a establecer, puesto que con frecuencia el duelo que acompaña, a éste tipo de pérdidas, se asocia a culpa.
Un factor que suele aumentar la frecuencia de éste cuadro es la edad materna, aumentando su incidencia a medida que que se avanza desde los 35 años, otros factores de riesgo pueden ser habito tabáquico, alcohol, drogas, infecciones, obesidad materna, otros trastornos hormonales, alteraciones inmunológicas, alteraciones propias del feto, enfermedad trofoblástica, por lo que se justifica el estudio de los productos de la gestación.
La mayoría de las veces no recidiva y ocurre en parejas que son fértiles, por lo que las posibilidades de un embarazo normal posterior son mayores de un 90 %,
Es un fenómeno tan común que puede ocurrir hasta 2 veces sucesivamente en parejas sanas sin que implique la presencia de alguna patología.
Se considera que puede existir un problema cuando ocurre 3 o más veces consecutivamente, lo que afecta a menos del 3 % de las parejas.
Aún así con mucha frecuencia las pruebas no detectan el problema de manera precisa, lo que expresa nuestro desconocimiento de muchos hechos, en la extraordinariamente compleja procesión de eventos en la gestación temprana.
Sin embargo en este momento estaría indicado su estudio.
Recordar siempre que el mejor consejero en los temas de salud es un facultativo disponible.

Información adicional en ginecología: Haga click aqui

Optimizando el uso de la píldora anticonceptiva

Anticonceptivas

La seguridad de la píldora anticonceptiva está bien establecida.
La mayoría de las mujeres sanas no tienen contraindicaciones para su uso.
Las contraindicaciones mas comunes de la píldora se presentan en el 5 % de las mujeres menores de 35 años y en el 30 % de las mujeres mayores de 35 años.
Incluyen hipertensión, fumar después delos 35 años, historia de enfermedad cardiovascular, o tromboembolismo, migraña con aura, diabetes e historia actual de cáncer de mama.
Aún así para la mayoría de éstas pacientes (exceptuando a las fumadoras de más de 35 años) los riesgos de muerte por una enfermedad cardiovascular asociada al embarazo suelen exceder el riesgo de la exposición al uso de contraceptivos hormonales.
La anticoncepción oral es un método cuya seguridad radica en la precisión de la toma de la píldora, de allí que con cierta frecuencia se asocia a embarazos no deseados, así bien se ha establecido que al año, 80 de 1000 mujeres que usan este método quedarán embarazadas.
Así mismo se sabe que una de cada 7 mujeres que acuden a interrupción voluntaria del embarazo en los Estados Unidos, reportan haber tomado la píldora en el mes en que quedaron en estado.
La causa más frecuente de que esto ocurra, puede estar en relación con el olvido en la toma de algún comprimido.
Una de cada 2 usuarias de la píldora suele reportar el olvido de algún comprimido, los motivos reportados para que esto ocurra, son: estar alejados de casa, olvidarse, y no tener a mano una nueva caja cuando toca iniciar el siguiente ciclo.
A pesar de lo anterior se ha establecido que la tasa de embarazos sería 10 veces mayor si este mismo grupo de pacientes no utilizase algún método anticonceptivo.
Con lo anterior en mente, la American Public Health Association (APHA) dirigió una investigación que se enfocó en los métodos para facilitar el acceso a los contraceptivos orales y mejorar su uso y continuación.
Establecieron varias sugerencias, disponibles en la referencia, de las cuales tal vez la de mayor interés práctico, sea la factibilidad de un cambio en la implementación del método, que comentamos.
Una recomendación frecuente es sugerir a las nuevas usuarias que esperen a la siguiente menstruación para iniciar el uso de la píldora, algunos sugieren iniciarla el primer domingo luego de la siguiente regla, para evitar la menstruación en fin de semana.
Investigadores del APHA han demostrado que un “inicio inmediato”, esto es iniciar la píldora en la propia consulta, añadiendo protección con preservativo los primeros 7 días de inicio del método; lleva a una mayor adherencia con una diminución ligera de la tasa de embarazos en los primeros 6 meses de uso de la píldora, sin diferencias significativas en la tasa de embarazos con las que comienzan la píldora en la siguiente menstruación.
Lo anterior además constituye una opción adicional de comenzar la píldora cuando surge una condición que requiera anticoncepción a futuro no prevista previamente por la usuaria.
Hasta la próxima !
Referencia:
Medscape Public Health & Prevention. 2009; ©2009 Medscape

Información adicional en ginecología: Haga click aqui

Osteoporosis puesta al día

Aproximadamente 8 millones de mujeres, y 2 millones de hombres en los Estados Unidos sufren de osteoporosis y 34 millones de de personas en ese mismo país tendrán osteopenia. De éstos menos de la mitad son son evaluados y tratados de acuerdo con los protocolos establecidos.
En éste país aproximadamente 1 de cada 2 mujeres blancas, tendrán una fractura osteoporótica en el transcurso de su vida.
La tasa de mortalidad atribuida a las fracturas de cadera se ubica entre el 10 y 20 por ciento al año, las fracturas por osteoporosis además, generan gastos de salud importantes.
Las recomendaciones del servicio preventivo de EEUU, es realizar cribado a todas las mujeres de 65 años o más y a las mujeres de 60 a 64 años, que tengan riesgos aumentados de fracturas. La prueba recomendada es la absortiometria de rayos X de energía dual (DEXA). Algunos sugieren cribado en todo hombre mayor de 70 años.
La OMS ha definido osteoporosis, como una densidad mineral osea (DMO) menor de 2,5 desviaciones estándard (SD) o más por debajo del promedio para mujeres jóvenes y sanas (T – Score de -2,5 SD o menor). Los criterios de osteopenia se etablecen cuando la DMO se encuentra entre menos 1 y 2.5 SD por debajo de este promedio.
La osteoporosis a su vez puede ser primaria, cuando es causada por disminución de la función gonadal, mientras que la exposición a enfermedades crónicas, (Reposo, degenerativas) exposición a medicamentos o fármacos (Glucocorticoides, análogos GnRH), o deficiencias nutricionales que afecten el metabolismo óseo puede dar origen a la osteoporosis secundaria.
El tratamiento de primera línea, incluye la prevención de caidas, ingesta adecuada de calcio (al menos 1200 mg al día) y de vitamina D (al menos 700 a 800 UI al día). (Nivel de evidencia B)
Las recomendaciones de tratamiento con los respectivos niveles de evidencia entre paréntesis son las siguientes:
Prevención de caidas: Ejercicio físico, evaluación y corrección de los riesgos de caída en casa, y disminuir o suspender medicación psicotrópica. (B)
Suplementación de vitamina D, con o sin suplementación de calcio en toda mujer mayor de 60 años. (B)
Bifosfonatos para la Prevención de fracturas osteoporóticas, cualquiera de los siguientes esquemas tiene nivel de evidencia A:
Alendronato (Fosamax) 70 mg semanales oral para la prevención de fracturas de cadera y vertebrales y no vertebrales.
Ibandronato (Bonviva) 150 mg al mes administrado oralmente para prevención de fracturas vertebrales.
Risedronato (Actonel) 35 mg via oral semanal, para la prevención de fracturas de cadera y vertebrales y no vertebrales.
Ibandronato 3 mg cada 3 meses por 4 dosis endovenosas para aumentar la densidad mineral ósea aunque la disminución del riesgo de fracturas aún no ha sido evaluado.
Acido zoledrónico: (Zometa) 5 mg al año por 3 dosis endovenosas, para la prevención de fracturas de cadera y vertebrales y no vertebrales.
En pacientes postmenopausicas con osteporosis y riesgo de cáncer de mama, se puede utilizar raloxifeno para prevenir las fracturas vertebrales (A)
En pacientes postmenopausicas con fracturas vertebrales se recomienda el uso de calcitonina, para prevenir fracturas recurrentes vertebrales (B)
En pacientes postmenopáusicas con fracturas vertebrales se recomienda teriparatide, para prevenir fracturas recurrentes vertebrales y no vertebrales. (A).

Las recomendaciones en relación al cribado y su nivel de evidencia serían las siguientes:
Mujeres de 65 años y mas (A)
Algunas pacientes postmenopausicas y algunos hombres entre los 50 y los 69 años si tienen factores de riesgo (C)
Los hombres mayores de 70 años (C)

Concluyen los autores:

“No existe evidencia clara para guiar el seguimiento del tratamiento una vez iniciado…la mejor forma de evaluar el éxito del tratamiento es la ausencia de fracturas, aunque la estabilidad o mejoría de la DMO, sugiere efectividad y cumplimiento del tratamiento , lo contrario puede sugerir o dosis inadecuadas de calcio y vitamina D, o falta de tratamiento o la presencia de un factor secundario no identificado…


Los autores además han establecido que no recibieron financiación relevante para la realización de éstudio.
Am Fam Physician. 2009;79:193-200 citado en Medscape.

Información adicional en ginecología: Haga click aqui

Actualización ACOG en el manejo de la muerte fetal.

Recomendaciones del Colegio Americano de obstetras y ginecologos (ACOG) en el manejo de la muerte fetal. (Febrero 2009)
La muerte fetal in útero (MFIU) es un evento catastrófico en obstetricia, pues evitarla es una de los objetivos de los cuidados perinatales, cuando ocurre en una paciente que se ha controlado el embarazo, deja una sensación de indefensión tanto en la paciente como en el equipo responsable de su manejo.
Se define como tal a la muerte del producto de la gestación que ocurre durante el embarazo después de las 20-22 semanas de edad gestacional.
En los países desarrollados la tasa de muerte fetal precoz (entre las 20 y las 27 semanas) tiene una incidencia estable de alrededor del 3 por 1000 nacidos vivos (NV), mientras que la tasa de muerte fetal tardía ha disminuido desde alrededor de 4 por 1000 NV a alrededor de 3 por mil NV, en los últimos años.
La mayoría de las veces no se logra establecer la causa específica de éste cuadro, sin embargo se conocen factores de riesgo tales como:
La raza, mas común en raza negra tal vez por mayor incidencia de diabetes, hipertensión, desprendimiento de placenta y rotura prematura de membranas en este grupo poblacional.
La diabetes antes del embarazo, aumenta el riesgo de aparición de este cuadro 2 a 5 veces.
La obesidad, es un factor de riesgo importante (Indice de masa corporal (IMC) mayor de 30), ya que eleva su incidencia hasta 8 por 1000 nacidos vivos, y se eleva hasta 11 por 1000 NV si el IMC es mayor de 40. Aún si se ajusta el riesgo para habito tabáquico, diabetes gestacional o pre-eclampsia, la obesidad se mantiene como un factor de riesgo independiente.
Igualmente el embarazo múltiple, cuadruplica el riesgo de muerte fetal intrauterina.
En mujeres de bajo riesgo con una MFIU en un embarazo previo de causa no explicada, la tasa de recidiva es de alrededor 7,8 a 10,5 por 1000 NV, la mayor parte de este riesgo ocurre antes de las 37 semanas de gestación.
La nuliparidad y la edad materna avanzada, con frecuencia se asocian con riesgo aumentado de MFIU.
El riesgo de MFIU en una paciente con un feto previo nacido vivo con retardo de crecimiento y pretérmino antes de las 32 semanas, es de 15 a 20 por 1000 NV.

Las causas específicas de muerte fetal in útero incluyen:
Retardo de crecimiento intrauterino, que se suele asociar a ciertos defectos genéticos, infecciones fetales, habito tabáquico, hipertensión, enfermedad autoinmune, obesidad y diabetes materna.
Desprendimiento de placenta, asociado a trastornos hipertensivos maternos, habito tabáquico o al uso de cocaína u otras drogas ilegales.
Anomalías genéticas o cromosómicas, que afectan a un 8 a 13 % de MFIU, incluyen síndromes como los de Down, Turner, Edwards, Patau.
Infecciones como las causadas por parvovirus, citomegalovirus, sífilis o Listeria monocytogenes.
La patología de cordón umbilical se puede presentar hasta en un tercio de los de los nacimientos normales, por lo que el ACOG recomienda excluir otras causas antes de achacar una anomalía de este tipo como causa de MFIU.

El ACOG además establece las siguientes sugerencias en el manejo de este desconcertante cuadro, que pueden ayudar a entender mejor sus causas:
Uso de amniocentesis para cariotipo fetal si el parto no es inmediato, como una de las pruebas que más información útil suministra.
Solicitud de autopsia perinatal. informar a los familiares que el resultado puede establecer pronóstico para futuros embarazos.
Si la autopsia no se puede realizar se pueden solicitar test menos invasivos: Inspección visual del feto. medidas, fotografías, radiografías, exámenes por ultrasonido, resonancia magnética nuclear, muestras de piel, de sangre y documentación del hallazgo de cualquier anomalía.
Igualmente si no es posible realizar la autopsia, pueden ser tomados si los padres lo autorizan, muestras citológicas, con instrumental estéril, Liquido amniótico obtenido prenatalmente. Y postnatalmente, bloque de placenta de 1 x 1 cm tomado debajo de la inserción del cordón, un segmento de 1,5 cm del cordón umbilical, y una biopsia de tejido interno fetal (Unión costocondral o de rótula, no se recomienda de piel). Las muestras deben guardarse en un medio de cultivo de tejidos estéril o en solución de Ringer lactato y mantenida a temperatura ambiente.
La placenta debe ser enviada para estudio histopatológico.

Concluyendo, se trata de un cuadro desconcertante donde con frecuencia no se logran establecer sus causas,con factores de riesgo bien establecidos, mas no excluyentes del todo y por lo tanto donde es necesario agotar todos los recursos diagnósticos para un mejor entendimiento del mismo, y una mejor asesoría en relación a embarazos subsiguientes

.
Hasta la próxima…
Referencia:
Obstet Gynecol. 2009;113:748-761 citado en Medscape.

Información adicional en Ginecología: Haga click aqui

Depresión postparto

Constituye una alteración del estado de ánimo, que afecta aproximadamente al 10 % de las mujeres que han tenido un bebé. Su causa no está bien establecida sugiriéndose factores personales, ambientales y hormonales.
Se describen dos tipos de cuadros, la “melancolía postparto”, que es un estado pasajero que suele durar menos de 2 semanas, y que generalmente se resuelve espontáneamente con apoyo familiar, sin requerir otra intervención médica. Y la depresión propiamente dicha que se puede presentar hasta tres meses después del parto y constituye un cuadro que puede llegar a ser severo e invalidante.
Existe un cuestionario sencillo “La Escala de Edimburgo” que permite diagnosticar fácilmente el cuadro. un valor superior a 12 en esta escala con un valor máximo posible de 30, sugiere que la paciente se encuentre deprimida.
Esta entidad normalmente no afecta la capacidad de la madre para hacerse cargo de su hijo, sin embargo, puede afectar de manera importante la calidad de vida y si los síntomas son severos puede poner en peligro esta relación.
Las medidas usuales de manejo incluyen apoyo en la atención del recién nacido, psicoterapia (profesional, buenas amigas, grupos de apoyo) y en ocasiones tratamiento farmacológico.
Para esto y en relación a la lactancia, se estima que los antidepresivos triciclícos tienen un perfil aceptable de seguridad (Ej: Clomipramina: Anafranil (R)), los inhibidores de recaptación de serotonina (Ej: Fluoxetina: Prozac (R)), tienen el riesgo teórico de causar un síndrome serotoninérgico en el lactante, por lo que se desaconseja la su uso si la madre desea lactar.
Siempre es bueno recordar que la evaluación por un profesional de la medicina suele ser la manera mas adecuada de responder nuestras dudas en salud.

Información adicional en ginecología: Haga click aqui

Controversias en Cribado del cáncer de mama

En relación a un artículo publicado en Medscape por Zosia Chustecka, fechado el 26-02-09, se hace referencia a este tema, que nos parece interesante comentar.
Casi todos sabemos que la mamografía constituye una herramienta útil de diagnóstico precoz del cáncer de mama, básicamente en la mama, se considera el diagnóstico precoz a la posibilidad de detectar un cáncer cuando éste aún no puede ser palpado. El estudio permite detectar las lesiones de la mama en este momento de su desarrollo.
Sin embargo existen ciertas dudas en relación al balance de beneficios y riesgos de la técnica.
Es de entender que las pruebas de pesquisa deben cumplir ciertas características para que sean justificables, ya que someten a una población sana a análisis que implican con frecuencia la realización de procedimientos adicionales; generalmente deben abarcar grandes grupos de población en riesgo, deben llevar un control de calidad, deben contar con capacidad para notificar a las pacientes que se hacen la prueba, debe existir un registro centralizado de los resultados de las mismas que permitan evaluarlos y las conclusiones de esta evaluación deben ser publicadas periódicamente.
Con estas premisas el servicio de salud inglés (NHS), envía una carta invitando a las mujeres mayores de 50 años a hacerse una mamografía, titulada “Cribado del cáncer de mama, hechos”, fuertemente criticada por los expertos ingleses en cáncer, epidemiologos, médicos de familia y representantes de pacientes, que concluyen que “Ninguna de las cartas, se acerca a decir la verdad…manipulando a las pacientes para que acudan a la mamografía”
Continua la noticia estableciendo que el Dr. Peter Gotzche, del Centro Cochrane, de Copenhagen, comenta la carta diciendo que enfatiza en los beneficios, en forma poco exacta y suministra poca información en relación a los daños.
En este punto cabe preguntarse: ¿pero es que la mamografía puede producir daños?. El mismo Dr. Gotzche establece la siguiente información basada en la evidencia en relación a la mamografía:
Afirma que si 2000 mujeres son evaluadas con mamografia regularmente sólo una, se beneficiará del procedimiento, sin embargo para este momento diez mujeres sanas se convertirán en pacientes tratadas por cáncer de mama sin necesidad, a muchas se les realizará cirugía, radioterapia y quimioterapia y alrededor de 2000 mujeres sanas experimentarán falsas alarmas.
Tal vez el nudo de la cuestión se encuentre en establecer si esa paciente salvada, justifica todos los demás efectos asociados a éste diagnóstico.
El problema principal radica en una entidad conocida como carcinoma ductal in situ (DCIS), es una lesión de comportamiento incierto, donde aproximadamente la mitad de las personas diagnosticadas de esta entidad, desarrollarán cáncer real, y la otra mitad nunca desarrollará una patología maligna, la imposibilidad para discriminar estos dos grupos, hace que todas sean tratadas como si estuviesen en el grupo más severo, causando sobretratamiento de un grupo importante de pacientes.
Por lo que sugiere este autor, que la cuestión del beneficio de la prueba debe ser realizada por cada paciente en particular, para lo cual debe ser informada adecuadamente.
El NHS, establece que la relación pacientes tratadas/pacientes sobretratadas es de 1/1 y que “…es peligroso ahuyentar a las pacientes de los programas de pesquisa…
El Dr. Gotzche además establece que puede hacer un conflicto de intereses, ya que la carta es enviada por la misma institución que hace el cribado, y que la información sobre los posibles daños, puede hacer que algunas mujeres dejen de participar en el programa, la participación masiva es necesaria para que estos programas tengan éxito.
El Dr. Baum, uno de los expertos que firma la carta enviada al NHS, argumenta que no existe evidencia de beneficios de los programas de mamografía a largo plazo, ya que el número de cánceres invasivos detectados no baja, a pesar de que el número de casos de cáncer detectados por las mamografías de cribado, aumenta dramaticamente. Comenta “… era de esperar que los cánceres avanzados disminuyesen al aumentar la detección de cánceres en estado precoz, lo anterior sugiere que se está aumentando la detección de cánceres que no progresan…”(Lo cual pondría en duda la utilidad de su tratamiento).
Añade que la política de cribado universal debería ser revisada para enfocarla en las mujeres que tuviesen más riesgo, de acuerdo con factores demográficos o de antecedentes familiares. Igualmente tal vez la tendencia actual de tratamiento agresivo de algunas lesiones diagnosticadas, igualmente debería revisarse.
Como siempre se impone el sentido común, basado en información actual y precisa, la presente publicación sólo aspira llamar la atención sobre algunos aspectos del cribado del cáncer de mama, se trata de una información general, que pienso puede ser de utilidad para orientar en la toma de decisiones y no pretende sustituir el consejo médico.
En general cualquier duda en relación a la salud siempre es bueno ventilarla con un profesional disponible.

Información adicional en ginecologia: Haga click aqui

¡Hola a todos!

Bueno siguiendo  un consejo,  a ver que tal va esto del blog…
Simplemente un espacio donde colgar mis opiniones….y las cosas que quisiera compartir…
siempre en ánimo constructivo…