Etiqueta: diagnóstico

Placenta Previa – Nomenclature, Diagnosis and Clinical Management – The ObG Project

Placenta Previa – Nomenclature, Diagnosis and Clinical Management – The ObG Project
— Leer en www.obgproject.com/2017/02/07/placenta-previa-nomenclature-diagnosis-clinical-management/

La placenta previa puede ocurrir en 1/200 embarazos, la mayoría de las veces puede ser identificada pre natalmente por ecografía.

Se ha modificado la nomenclatura, los términos de placenta previa parcial y placenta previa marginal, han sido eliminados. Todas las placentas que sobrepasan el orificio cervical interno, se consideran como previas. Y cuando la placenta se encuentra cerca del orificio cervical, se considera placenta de implantación baja.

La ultrasonografia vaginal es la via ideal para su diagnóstico y seguimiento, pues es más precisa que la via abdominal.

1 a 4% de las ecografías del segundo trimestre pueden evidenciar la presencia de placenta previa. Sólo el 10 a 20 % de las placentas previas a la semana 20 se mantienen como tales hasta el final del embarazo, de allí que se recomienda confirmarla en una ecografia hacia la semana 32.

La incidencia de placenta previa aumenta con el antecedente de cesáreas previas, el número de embarazos, los antecedentes de cirugía uterina previa, la edad materna, el hábito tabáquico, el consumo de cocaína, los embarazos múltiples y el antecedente de placenta previa.

Las complicaciones fetales se relacionan con prematuridad, se ha de estar alerta en el postparto por un riesgo aumentado de hemorragia, la anestesia general puede aumentar la pérdida de sangre.

En cuanto a la via y el momento del parto, se recomienda en los casos de placenta previa, la cesárea, si el borde placentario está a más de 2 cm del orificio cervical interno se sugiere dejar evolucionar el parto vaginal y por debajo de 2 cm, se ha de individualizar la recomendación.

En los casos sin sangrado se sugiere la realizaciòn de cesárea electiva a las después de las 36 y antes de las 38 semanas.

En caso de contracciones y/o sangrado genital, se recomienda ingreso hospitalario.

Inducir madurez pulmonar fetal, en caso de sangrado antes de la semana 34 de gestación.

Los beneficios del uso de tocolíticos, reposo en cama, y actividad reducida, no están del todo demostrados y son inciertos.

PARÁLISIS CEREBRAL, SUS CAUSAS

20131130-045911.jpg

La parálisis cerebral (PCI) constituye un déficit motor que se origina en una lesión producida en el cerebro en desarrollo.

Ocurre en 2,0 a 3,5 por 1000 nacidos vivos (NV), existe una relación inversa entre edad gestacional, peso al nacer y PCI. Alrededor del 10 % son clasificadas como postnatales, El embarazo múltiple es otro factor de riesgo, más si fallece in útero uno de los dos gemelos. Existen 10 factores claramente relacionados con la entidad, aunque se ha de decir que ésta relación no implica causalidad: anomalías placentarias, malformaciones fetales, bajo peso al nacer, aspiración meconial, cesárea de emergencia, asfixia neonatal, síndrome de dificultad respiratorio, hipoglicemia, convulsiones neonatales.

Los factores adversos pudieron haber estado presentes durante algún tiempo durante el embarazo. Los estudios de resonancia magnética han demostrado que la mayoría de los casos, se deben a alguna interferencia en el desarrollo del cerebro en el útero. En el primer trimestre se relacionan con alteraciones del desarrollo como la esquicencefalia. Un tipo de alteración en la migración de las células neuronales. Las agresiones que ocurren durante el segundo trimestre afectan más la zona de la materia blanca periventricular, y las agresiones que ocurren en el tercer trimestre se relacionan más con daño cortical y de la materia gris. Estudios precoces demostraron relación de la asfixia perinatal con el cuadro, sin embargo, los criterios de asfixia eran laxos, y se referían a la necesidad de suministrar oxígeno al recién nacido. Ahora se sabe que la asfixia perinatal cuenta para el 10 a 20 % de los casos de PCI y se requiere de evidencia de encefalopatía para establecer la relación de causalidad con el parto.

A veces se pierde uno de los gemelos de una gestaciñon gemelar, de acuerdo con el tiempo en que ocurra, se conoce como “gemelo fantasma”, tiende a desaparecer y algunos expertos teorizan sobre el que podría ser la causa de PCI en embarzos únicos.

En los países desarrollados, las causas de parálisis cerebral suelen prevenirse, los matrimonios consanguíneos suelen ser raros, se toman medidas contra la inmunización al Rh, y se utilizan muchas inmunizaciones en la infancia, por ejemplo la de la meningitis, se suele dar u suministro de yoduros en la dieta antes y durante el embarazo

Algunas infecciones maternas pueden causar la enfermedad, como la rubéola o el citomegalovirus, también la infeccción de las membranas anmióticas puede ser una causa, relacionada.

Otra causa que se ha estudiado es el origen genético en presencia o ausencia de anomalías congénitas menores o mayores, no cerebrales,

Por último está la exposición a teratógenos ambientales, o en general, como causantes de la entidad.

La herramienta ideal de diagnóstico es la RMN, puede establecer según el tipo de lesiones apreciadas, el momento en que actuó el elemento causal y en el 85 % de los casos con PCI, suministrará un resultado alterado. En los que tienen una RMN, normal se han de buscar alteraciones genéticas específicas como causa del cuadro.

Resumiendo, se trata de un cuadro de déficit motor, de múltiples causas, que se produce por una alteración en un cerebro en desarrollo, ésta alteración puede ocurrir en cualquier momento del embarazo, y sólo un 10 a 20 % se pueden relacionar con eventos de asfixia durante el parto, existiendo criterios, para establecer ésta relación, el principal es la presencia de encefalopatía,la resonancia magnética puede ayudar a establecer el momento en que la agresión actuó sobre el sistema nervioso central y establecer una orientación etiológica a los padres

Fuente: Published Online November 20, 2013 http://dx.doi.org/10.1016/ S0140-6736(13)61835-8 Institute of Health and Society, Newcastle University, Royal Victoria Infirmary, Newcastle upon Tyne, UK

Enhanced by Zemanta

Detección del genoma fetal por muestra de sangre materna.

Genome-Wide Fetal Aneuploidy Detection by Maternal Plasma DN… : Obstetrics.

Imagen tomada de 39ymas.com

El artículo arriba citado,  que se publicará en  la revista Obstetrics,  de  ACOG, en mayo de este año,  se valida el uso  de una muestra de  17 ml de sangre materna para   hacer un diagnóstico de  anomalías cromosómicas en el feto, en madres de riesgo.

En éstas madres  en el momento  actual  se realiza un diagnóstico invasivo   no exento de  riesgos,  como son la amniocentesis (toma de una muestra de líquido amniótico) y  la biopsia de corion (toma de una biopsia de  la placenta).

Esta novedosa prueba de secuenciación de ADN  libre  fetal en sangre materna,   permitirá con  una certeza cercana  al 100 % hacer el diagnóstico no sólo de   las anomalías mas comunes, si no de algunas otras que lo son menos.