FDA Revision: Fish Consumption Advice for Pregnant and Breastfeeding Mothers and Young Children – The ObG Project

FDA Revision: Fish Consumption Advice for Pregnant and Breastfeeding Mothers and Young Children – The ObG Project
— Leer en www.obgproject.com/2017/01/18/fda-epa-advice-consumption-fish-pregnancy/

Recomendaciones de la FDA acerca del consumo de pescado en mujeres durante la edad reproductiva y para los niños en desarrollo.

Calidad de vida, menopausia.

Para algunas culturas occidentales, ancestralmente, la pérdida de la capacidad reproductiva era un estigma social, en épocas ancestrales la capacidad para tener hijos era un fin en la vida.

Esto se entendía cuando la supervivencia de la tribu o posteriormente del grupo familiar, dependía del número de hijos que lograsen sobrevivir, no es coincidencia que sociedades con altas tasas de mortalidad infantil, tengan más hijos en el núcleo familiar, si bien es cierto que se trata de sociedades generalmente con bajo nivel educativo, también es cierto que mejorando las condiciones sanitarias de estas poblaciones, automáticamente disminuyen las tasas de natalidad.

La relación entre función reproductiva y nivel cultural, se relaciona más con las condiciones sociosanitarias que con el nivel cultural de las parejas.

Ahora bien en la medida que mejoran las condiciones de vida, disminuye la mortalidad por enfermedades, avanzan los conocimientos en medicamentos, en terapéutica, en medicina regenerativa. Las personas viven más tiempo y mejor.

De alli que los médicos que hacemos medicina preventiva, nos comencemos a preocupar por la calidad de vida de nuestros pacientes. Un aspecto no banal de ésta situación, es la sexualidad, los cambios hormonales, que se relacionan con la pérdida de la función reproductiva de la postmenopausia, conllevan a cambios en la esfera genital.

Éstos cambios, incluyen adelgazamiento de los tejidos genitales en la mujer, lo que conllevan a una afectación de su función desde el punto de vista de la sexualidad. Las relaciones comienzan a ser molestas, dolorosas, lo que lleva a tener cada vez menos, lo que lleva a más atrofia.

En algunas personas pasa a ser un problema que afecta su autoestima, lo que se traduce en otras esferas de la vida personal, si además añadimos cambios generales, calores sofocos, cambios cognitivos, dificultad para concentrarse, cambios en la memoria a corto plazo, labilidad emotiva, irritabilidad, molestias articulares, todos relacionados con la deficiencia estrogénica.

Es donde aparece el comentario “Es que no se puede uno hacer vieja”. “Yo le digo a mi marido que se busque otra, que me deje en paz”. Los sexologos nos dicen que un enfoque para la situación sexual es no genitalizar el sexo. Explotar la sensualidad, Pero ¿Y lo demás?.

Afortunadamente existen alternativas de tratamiento modernas, médicas, complementos nutricionales, cambios de hábitos, dieta, tratamientos físicos, tratamientos médicos hormonales y no hormonales. Que constituyen un arsenal completo en una visión integral del problema, que permite a estas pacientes llevar una vida plena, en éste periodo de tiempo, la menopausia, donde actualmente la mayoría de las mujeres vivirán un tercio de su vida.

Estrógenos.

pexels-photo-929168.jpegLos estrógenos, hormonas producidas esencialmente por la gónada femenina,  mantienen una función importante, actuando en muchos sistemas, coordinando una gran cantidad de funciones  celulares.

Los folículos ováricos, son su principal fuente, cuando éstos folículos  se agotan, en un proceso que es continuo durante toda la vida, comienza una nueva etapa durante la cual la mayoría de las mujeres vivirán al menos un tercio de su vida, que se denomina menopausia, tema que hemos tocado en otras ocasiones en éste blog.

Éste proceso suele ocurrir hacia los 48 a  52 años en la mayoría de las mujeres. Ésta disminución en los niveles estrogénicos suele ser la responsable de una serie de síntomas que en algunas  pueden afectar su calidad de vida, calores, sofocos, dificultad para la concentración,  irritabilidad, trastornos del sueño,  síntomas genitales, molestias articulares, aunque algunas afortunadas, realizan esta transición sin molestias.

Además la menopausia se relaciona con aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y de disminución de la masa ósea  con riesgos de fracturas.

El pilar del manejo de éstos síntomas lo constituye las medidas generales de una vida sana,  alimentación  adecuada,  que incluya  un aporte adecuado de calcio en la dieta, fomentar hábitos de vida que promuevan la salud, evitar el sobrepeso, actividad física moderada, lo que a su vez mejora los síntomas generales. Evitar hábitos nocivos como el alcohol y el tabaco. Control de la tensión arterial, de  los niveles de colesterol, cribado de patologías  frecuentes en  esta edad, entran dentro de la evaluación integral periódica para promover una buena salud, recomendaciones útiles en cualquier momento de la vida,  pero más  en ésta etapa de cambios.

Etapa que ha de ser visualizada como una etapa más, que no implica pérdida de la feminidad o de las potencialidades como mujer, algunas la ven incluso como una liberación, suele coincidir con  una etapa de madurez personal e intelectual y durante etapa muchas mujeres se muestran más productivas en lo personal, familiar, en lo social y en lo profesional.

Existe un perfil de mujeres en las que los síntomas relacionados con la  pérdida de estrógenos son tan severos que podrían limitar esa potencialidad de desarrollo,  personal, familiar y laboral,  afectando la calidad de vida, éste  grupo es en el que las  recomendaciones actuales sugieren,  que  el uso de terapia de reemplazo estrogénica, podría estar indicado.

Se trata de un tema que ha ido evolucionando y al cual dedicaremos un  post aparte.

Medicina individualizada.

brothers-boys-kids-baby-50601.jpeg

Hay una tendencia a volver a  “lo natural”, según alguna filosofía de vida, podría parecer que todo lo artificial es dañino,  y que nuestra sociedad se ha forjado un estilo de vida artificial que puede afectar nocivamente nuestra salud.

Si bien el enunciado podría ser cierto si se habla del tabaco,  las drogas de abuso, las dietas  con exceso de alimentos elaborados, el estilo de vida consumista y pare usted de contar, la situación cambia cuando se trata de tratamientos  indicados por un profesional.

Es indudable que, a pesar de nuestras quejas constantes,  si miramos la evolución de la calidad de vida, en muchas partes del planeta  de nuestra especie, ha mejorado, es cierto que falta mucho por mejorar y existen muchas cosas que se deben cambiar,  pero si vemos la evolución histórica en ámbitos sociales, culturales, salud y enfermedad, es indudable que el balance  final es positivo. No nos debemos conformar, como ya dije falta mucho por lograr,  simplemente establezco un hecho objetivo.

Estos avances se deben  a la ciencia, al método científico,   que  no es más que una técnica para buscar la verdad, como base firme para el progreso. Se puede criticar, que muchos de los descubrimientos  científicos se han utilizado para fines oscuros,  pero la otra cara  de la moneda es que la ciencia nos permite, por ejemplo disminuir las tasas de mortalidad.

Incluso algunos gurús tecnológicos hablan de que llegaremos a  la “amortalidad”,  esto es que a menos que tengamos un accidente, en el futuro,   llegaremos a vivir indefinidamente. Esto de momento parece ciencia ficción. Sin embargo, vivimos en una etapa de desarrollo tecnológico exponencial donde  el futuro es cada vez más difícil de predecir.

Cuando vivimos más tiempo, es normal que nos preocupemos por la calidad de vida, que tendremos, esta también, es una preocupación científica,  para los profesionales  de la salud, es un reto,  que implica individualizar los tratamientos.

Medicina individualizada y personalizada será el futuro. Big data, genética, impresión 3D, robótica,  serán elementos tecnológicos de uso diario  en la terapia  individualizada, mas pronto que tarde, todo ello en la búsqueda de una mejor calidad de vida.

Alcohol, mitos y realidades

girl_alcohol_bottle_club_2560x1600

En cuanto a los beneficios y riesgos del consumo de alcohol la información médica puede ser algo confusa,  sobre todo por que se suelen mesclar  conceptos como  abuso de alcohol, alcoholismo , consumo compulsivo, ebriedad,  que  pueden dificultar establecer los riesgos.

Se considera abuso de alcohol a la ingesta de  más de 3 tragos al día, o más de 7 tragos a la semana en las mujeres;  o  más de  4 tragos al día ,o más de  14 tragos en la semana en los hombres. Definiendo “trago” como la cantidad que bebida alcohólica que contiene  17 g de la substancia, que es el alcohol contenido en una pinta de cerveza (350 ml.)  una copa de vino (150 ml.) o un chupito de licor  (40 ml.).

El motivo de que la cantidad  de alcohol establecido  en las mujeres como abuso, sea menor que la cantidad establecida para los hombres, se relaciona con características físicas del sexo femenino, en general las damas pesan menos y tienen menor proporción de agua corporal, disminuyendo así la superficie   en la cual se   diluye   el alcohol.

No existen beneficios para la salud  cuando se abusa  del alcohol,  ocasiona  aumento de peso,  pérdida de la capacidad de concentración y aumenta las probabilidades de padecer algunos tipos de cáncer, además aumenta las posibilidades de sufrir una lesión  por accidente o violencia, lo que constituye una causa de mortalidad en la población  general.

El abuso de alcohol se relaciona con mayor riesgo de padecer diabetes, cirrosis hepática, hipertensión arterial, o posibilidad de  accidente vascular cerebral. Los cánceres relacionados con  abuso de alcohol incluyen: el de boca, el de larínge, el de esófago, el de mama, el de hígado, estómago y colon.

El abuso de alcohol por largo plazo,  se relaciona con  disminución del tamaño del cerebro y del número de  células cerebrales, con problemas de aprendizaje,   de memoria y resolución de problemas. Mientras más  alcohol se ingiera y por más tiempo,  es más probable tener problemas para dormir, trastornos del ánimo  o pérdida de habilidades motoras, algunos de éstos  cambios son reversibles luego de dejar de ingerir alcohol.

Sin embargo  existe alguna evidencia  de que la ingesta moderada de alcohol puede proteger contra la enfermedad  isquémica del corazón. Puede tener un efecto elevando el colesterol “bueno” (HDL), efecto que se pierde  con el abuso del alcohol ya que en éste caso, se debilita el músculo cardíaco, se eleva la tensión arterial y se favorecen  los accidentes vasculares.

No existe explicación para el hecho  de que el consumo leve o moderado de alcohol una vez superada la madurez,  se relacione con  una mayor esperanza de vida, sospechándose un efecto protector, contra la enfermedad cardíaca, el infarto y la diabetes.

Sin embargo, si una persona no ingiere alcohol regularmente,  no es recomendable que comience a hacerlo, aún una pequeña cantidad de alcohol en no bebedores puede relacionarse con enfermedad o accidentes.

Hace algún tiempo se pensaba que el resveratrol, un ingrediente del vino tinto,  se relacionaba con aumento de la sobre vida y una menor tasa de mortalidad, en relaciòn a los que no lo toman, relacionándolo con la dieta mediterránea, pero investigaciones recientes demuestran que, en realidad,  ésta substancia por sí misma,  no  previene la enfermedad cardiovascular ni el cáncer,  ni tampoco se relaciona con un mayor esperanza de vida.

Aunque faltan datos que lo confirmen, la evidencia sugiere que  la ingesta leve o moderada de alcohol,(menor a las cantidades definidas para abuso) en la adultez temprana, puede ayudar a prevenir la demencia en etapas posteriores de la vida, con resultados difíciles de interpretar, algunos trabajos lo relacionan con la ingesta de vino,  sin embargo alguna publicación, ha establecido que   algunas bebidas como  las espirituosas podrían aumentar ése riesgo.

La embriaguez, definida  como tal en las mujeres, como la   toma 4 o más tragos en una ocasión,   o en los hombres como la toma de  más de cinco tragos por ocasión, se relaciona con varios problemas de salud, desde hipertensión arterial  e infartos, a conductas sociales de riesgo como embarazos no deseados, lesiones, violencia y suicidio.

La mayoría de los ebrios, son bebedores casuales  que en ocasiones se les va la mano, se diferencian del alcoholismo, en que  los alcohólicos tienen una necesidad intensa de beber, con incapacidad para parar, a pesar de  los problemas físicos,  psicológicos o interpersonales que conlleva esta condición.

La asociación de alcohol  con bebidas energizantes, (Cafeína), puede enmascarar los síntomas de la intoxicación  alcohólica, aumentando las posibilidades  de lesiones, accidentes  o comportamientos sociales de riesgo, además de un efecto cardiovascular deletéreo asociado.

La ingesta de alcohol durante el embarazo, aún desde antes de que la persona sepa que se encuentra embarazada,  se relaciona  con discapacidades, físicas,  intelectuales y del comportamiento que pueden afectar toda la vida del feto expuesto, el llamado sindrome alcoholico fetal (FASD), no existe una forma segura de ingerir alcohol durante el embarazo, ni siquiera  vino  o cerveza.

A toda mujer que se encuentre embarazada o desee quedarse embarazada, o que no utilice métodos para evitar el embarazo, debe recomendarse que se abstenga de ingerir alcohol, y se le debe recomendar asistencia si no puede dejar de tomar.

Fuente:

Medscape

Centres for Disease Control (CDC)

Imagen tomada de wallpaperup

Vida sana

La evidencia científica suele demostrar, cosas que dicta el sentido común y que consolidan  un cuerpo de recomendaciones que la medicina clínica viene haciendo desde que se conocen los mecanismos de desarrollo de la enfermedad.

Se nos enseña que existen varios tipos de prevención y las recomendaciones universales en medicina  parecen avanzar en sentido opuesto, desde que en 1953 Levell y Clark, presentaron su libro “Texbook Of Preventive Medicine”, establecieron que existen tres niveles de prevención, digamos simplificando, que en la era de la medicina  pre científica, se hacía principalmente una prevención terciaria,  que era adaptar al paciente  a su condición de enfermo y tratar de sobrellevar lo mejor posible, la evolución natural de su enfermedad, a la luz de los conocimientos del tiempo.

Luego a medida que fuimos conociendo los entresijos de las enfermedades, avanzamos en prevención secundaria,  que es lo que aún  hoy  guía a muchos clínicos,  es la era de la medicina técnica, sólidamente científica, centrada en el diagnóstico precoz y en el tratamiento oportuno y en el límite del daño.

Leer más »