Los tipos de Diu’s

Conocidos como dispositivos intrauterinos, se colocan dentro de la matriz, en un procedimiento en el consultorio que suele ser bien tolerado. Existen de dos tipos, los que liberan cobre y los que liberan un tipo de hormona que se llama progestágeno.

Ambos tipos, funcionan por un doble mecanismo, en primer lugar impiden que los espermatozoides una vez dentro del útero, se preparen para fecundar el óvulo. Y luego si alguno lograse fecundarlo, impiden la implantación del óvulo fecundado dentro de la cavidad uterina.

Lo nuevo de los DIU’s se refiere a la aparición de dispositivos más pequeños que mejoran la aceptación en mujeres que no han parido.

Además, existe un nuevo diseño inteligente en un tipo de DIU conocido como OCON. Que establece un concepto novedoso en el diseño, en forma de cuentas sobre un vástago de plástico que se plega sobre si mismo y se adapta de manera flexible a la cavidad uterina. Mejorando en mucho su tolerancia.

Los efectos secundarios del diu son más locales, en relación a su mecanismo de acción propio y tienen la ventaja de la casi ausencia de efectos generales.

Los DIU de cobre

Hay disponibles varios tipos de dispositivos intrauterinos de cobre, básicamente con forma de “T“, de ancla (Multiload (R) ), o de anclaje (Ginefix), los dos primeros existen en tamaño normal y pequeño (S). Y está el OCON (R), que más reciente aparición, a manera de cuentas pequeñas sobre un vástago de polietileno con memoria que se plega sobre si mismo al ser colocado.

Se recomienda la colocación de dispositivos que tengan 380 mcg de cobre.

Requieren de un consentimiento firmado previo.

Las ventajas: Mantienen un efecto anticonceptivo duradero de 5 años, no dependen de la memoria de la usuaria, lo que garantiza la eficacia. Tienen un nivel de seguridad aceptable y la ausencia de efectos generales en el resto del cuerpo. Siendo un método totalmente reversible, es decir que una vez extraído la fertilidad vuelve a ser la misma que antes de habérselo colocado.

Las desventajas: Requiere de los servicios de un especialista para su colocación, la posibilidad de complicaciones en la colocación, en ocasiones reglas más frecuentes y abundantes, la posibilidad de dolor pélvico asociado, la posibilidad de inflamación en la pelvis, la falta de protección contra un tipo muy raro de embarazo como lo es el embarazo que ocurre fuera de la matriz. ( Embarazo ectópico)

A pesar de todo lo anterior los DIUS de cobre son un método ideal para pacientes con contraindicaciones para el uso de métodos hormonales, que tienen reglas regulares, con bajo riesgo de infecciones genitales y que no tengan alergia al cobre o metales.

Es importante además acudir a los controles programados, ya que existe la posibilidad rara, de desplazamiento del dispositivo fuera de la cavidad uterina ya sea a través del cuello del útero hacia la vagina, o dentro de la cavidad abdominal, lo que afectaría su efectividad.

Imagen tomada de Slideshare

LARC

Existe un grupo de métodos anticonceptivos,  que tienen en común su eficacia comprobada por 3 a 5 años, junto al hecho de ser totalmente reversibles. Estas ventajas hacen que cada vez se recurra menos a la esterilización quirúrgica como método de  prevención de los embarazos no deseados. Con posibilidad de utilizarlos en mujeres jóvenes, hayan tenido o no descendencia.

Existen básicamente tres tipos de Long acting reversible contraceptives (LARC). Los dispositivos intrauterinos,  liberadores de pequeñas cantidades de hormonas o los de cobre.  De los cuales,  lo novedoso son las presentaciones para uso en mujeres que no han tenido hijos, ya sea por un tamaño reducido o por un nuevo diseño. Por otro lado, los implantes subdérmicos, que se colocan en el brazo y que tienen   eficacia por  3 años. Y una inyección de aplicación mensual o trimestral.

La anticoncepción moderna tiene  un amplio abanico de opciones, lo cual permite  casi siempre encontrar una opción ideal para  cada usuaria.

Todos los métodos tienen ventajas y efectos secundarios posibles,  siempre serán menores que los  efectos sobre el bienestar  personal y familiar de un embarazo no deseado.  Además que una sexualidad plena constituye un indicador importante de salud y calidad de vida.

No existe un método ideal para todas las parejas, pero  generalmente se puede lograr encontrar una opción específica adecuada para cada caso en particular.