Embarazo del primer trimestre, recomendaciones

Luego de un retraso menstrual, y una prueba positiva de embarazo, nos encontramos con una serie de cambios, espectativas e interrogantes, tal vez con una de las experiencias más intensas en la vida de pareja. ¡Estamos embarazados!

Hemos de recordar que el manual de instrucciones ya viene en nuestro código genético, todo lo que tenemos que saber para nuestra supervivencia como especie ya viene con nosotros, por lo tanto no hemos de sobrepensar las cosas, en momentos donde el acceso a la información es tan fácil, debemos saber dónde buscarla y lo que es más importante cómo interpretarla. Recordemos que todo lo tenemos en nuestro instinto que lo que muchas veces hay que hacer es dejarlo fluir.

Un punto importante es saber que el embarazo se mide en semanas de amenorrea, esto es son 9 meses o 39 semanas, de duración, con un margen arriba o abajo de unas dos semanas, contando desde el primer día de la última regla. Lo cual no se corresponde con la fecha de la fecundación del óvulo, que suele ocurrir un par de semanas después.

Hasta no rebasar la barrera de las 8 semanas, estamos en un período de incertidumbre, ya que al menos uno de cada 5 embarazos que comienzan puede ser que no continúen, por motivos de génetica, la mayoría de las veces se trata de alteraciones al azar que son incompatibles con que el embarazo siga adelante y existen mecanismos de control que detienen el proceso. Por tanto lo primero que hay que hacer es esperar hasta las pasar las 8 semanas, esto es 2 retrasos en la regla para hacer los anuncios respectivos.

Si, es cierto comienzan las ansiedades, lo cierto es que ésto de ser padres es un camino de muchas satisfacciones, pero también de mucha incertidumbre, tratándose de una experiencia intensa, a la cual nos iremos acostumbrando durante esta nueva faceta de nuestras vidas, una aventura que no termina.

Superada éste momento, comienzan las pruebas de rutina, que se suelen solicitar, se tratan de protocolos estructurados, que se les hacen a todas las embarazadas para detectar problemas y corregirlos, buscando un embarazo seguro, las pruebas deben ser realizadas en fechas específicas y suelen requerir visitas un poco más frecuentes al principio y al final del embarazo.

La alimentación es una preocupación constante, es importante la higiene de los alimentos, esto es lavar bien los vegetales frescos, limitar los alimentos crudos, el pollo y los huevos con cocción adecuada, los embutidos sobre todo los artesanales, asegurarse que son preparados con normas adecuadas. El pescado crudo igualmente, asegurarnos de una procedencia adecuada o evitarlo, evitar los pescados grandes, el atún, espada, bonito, en filetes, ya que su concentración de metales pesados suele ser más alta.

En cuanto a hábitos, evitar el alcohol, el tabaco y el café. No existe forma segura de ingerir estas substancias, y todas se han relacionado con efectos en el crecimiento y desarrollo fetal. Así mismo la exposición a contaminantes ambientales, debería ser la mínima posible, usando medidas que limiten la exposición a la polución ambiental.

En cuanto a las mascotas, los gatos son los que pueden ser transmisores del toxoplasma, y parásito que puede ser que no sea necesario buscar, ya que no hay evidencia de que sea de utilidad y esta infección en embarazadas, es muy rara, sin embargo como se trata de una causa prevenible de enfermedad en el embarazo algunos las siguen buscando. En fin los que transmiten la enfermedad, suelen ser los gatos jóvenes. que cazan fuera de casa. Y se transmite al manipular las heces del gato sin las medidas de higiene adecuadas. O por el consumo de agua no filtrada pues el cloro no elimina el parásito.

La actividad ha de ser la habitual, el embarazo es un estado fisiológico y como tal generalmente se puede llevar la vida normal, siempre y cuando se encuentre bien la embarazada y usando el sentido común para evitar exposiciones innecesarias. La actividad física es recomendable siempre y cuando la embarazada se encuentre bien.

Es común que se presente un sangrado escaso hacia la fecha en que correspondería tener la primera falta, se denomina hemorragia de implantación y no suele tener significado patológico, suele ceder espontáneamente y no suele durar más de un par de dias. Generalemnte los sangrados escasos e indoloros, no suelen relacionarse con patología importante.

También es frecuente presentar molestias de tipo cólico leve como un cólico menstrual que son comunes al principio del embarazo y que si son leves no deben causar preocupación.

Las nauseas o vómitos son frecuentes en el primer trimestre, suelen relacionarse con embarazos que van bien y se suelen mejorar con alguna medicación segura o con acupuntura o infusiones de gengibre. Suelen aparecer hacia las 8 semanas y tienden a desaparecer después de la semana 12. Se recomienda en éstos casos hacer comidas frecuentes en y sanas en poca cantidad, en éstos casos, los alimentos fríos y dulces suelen mejorar éstas molestias.

Normalmente se puede presentar un aumento sensibilidad mamaria, así como un aumento del hábito miccional, que son precoces en el embarazo y se deben a efectos hormonales, sugieren igualmente que el embarazo va bien.

Lo síntomas vasovagales (mareos), y la tendencia a la hipoglicemia, son comunes, se recomienda hacer comidas frecuentes y en poca cantidad, frutas o algún tente en pié con carbohidratos.

Son signos de alarma, la presencia de sangrado abundante, la presencia de dolor persistente de moderada o fuerte intensidad, la incapcidad para ingerir alimentos, de ningún tipo por los vómitos o si existen dudas sobre si los síntomas que se tienen puedan ser normales o no, para lo cual es recomendable acudir a la evaluación por un profesional.

Recordar que estar embarazados no es una enfermedad, es un estado fisiológico y que el manual de instrucciones lo tenemos en nuestro código genético, hay que tomar algunas previsiones, el sentido común y no sobre pensar las cosas, dejar fluir el institnto suele ser un buen consejero y saber que la incertidumbre que ahora comienza, viene con el hecho de ser padres responsables, que en cada momento de la vida de este nuevo ser, habrá motivos de incerteza, es ley de vida y nos hemos de acostumbrar a vivir con ello. Realizar las pruebas que sean necesarias, para garantizar, un mínimo de bienestar. Sin excedernos y tratar de disfrutar de la aventura.

Es cierto, existen muchas cosas que pueden ir mal, muchas las podemos diagnosticar y tratar, pero aún así , la certeza que todo ha ido bien la tendremos cuando los veamos crecer normales, y ser personas plenas.

Las presentes recomendaciones no sustituyen el buen consejo de un profesional sanitario de su confianza.


Posted

in

,

by

Comments

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: