Archivo de la categoría: Medicina

Terapéutica hormonal…

Sin título

“…Es que no quiero hormonarme, llenarme de hormonas…” , “Son hormonas ¿Verdad?”, “¿No me harán daño…? ¿Me harán engordar…?.

Existe en la mentalidad  colectiva  cierta resistencia a recibir tratamientos hormonales, que en el caso de ginecología se suele relacionar con dos tipos de hormonas esteroideas, los estrógenos y los progestágenos, ambas producidas naturalmente en los ovarios, con funciones diferentes en el ciclo menstrual y efectos   en la fisiología reproductiva.

Ahora bien, las alteraciones hormonales  suelen requerir hormonas para corregirlas.  Como el caso cuando a alguien le faltan hormonas tiroideas, que ha de recibir tratamiento sustitutivo de ésta hormona.

Existen varios motivos para temer su uso indiscriminado,  las hormonas tienen efectos biológicos potentes,  y su uso sin control,  puede llevar  a riesgos  en relación a problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Decía Paracelso: ” Todo es veneno, es cuestión de dosis”.  Digamos que el uso indiscriminado de estas hormonas llevó  a  evidenciar la posibilidad de efectos secundarios importantes,  mismos que han ido en un péndulo histórico,  desde pensar que los beneficios  superaban a los riesgos en todos los casos, a pensar que los riesgos  superaban los beneficios en casi todos los casos,  al momento actual donde se plantea una medicina personalizada, donde la posibilidad de efectos secundarios se ha de individualizar mediante la evaluación de factores de herencia, biológicos,  sociales, culturales y hasta  genéticos.

Los médicos estamos acostumbrados a hacer un balance beneficio, riesgo, costos,  cada vez que indicamos una terapéutica. Y es lo que hacemos al explicar ventajas y ventajas.  La máxima “Primero no hacer daño”, siempre esta presente en terapéutica, y el paciente tiene derecho a conocer  ventajas y desventajas de un tratamiento dado. Para de acuerdo con el principio ético de autonomía,  decida si desea ser ayudado o no de manera informada.

Y lo usual es que al proponer un tratamiento  específico, se establezca que los beneficios, superen los riesgos y de que el costo de este beneficio, en lo económico, en lo  social y en lo  cultural sea asumible individualmente. Todo ello con el objetivo principal  de restablecer ese estado ideal de bienestar, biológico, psicológico y social que conlleva el concepto de salud.

Imagen tomada de: Pinterest

Cambios corporales en la madurez

belly-body-calories-diet-42069.jpeg

Se suele pensar que los cambios hormonales de la menopausia se relacionan  con aumento de peso, sin embargo se ha establecido  que la ganancia de hasta 500 g por año, que se documenta en mujeres maduras, se relaciona más con la edad y con cambios de hábitos, que con la menopausia.

Se ha demostrado que tienden a ganar más peso las mujeres que viven en áreas urbanas, las que tienen menor nivel educativo,  las  que hacen menos actividad física,  las que tienen muchos hijos,  las que se casan jóvenes y  las que tienen historia familiar de obesidad. También contribuye el hecho de hacer  turnos nocturnos, por el efecto sobre el ritmo metabólico circadiano.  Así mismo existe una relación directa entre depresión y ganancia ponderal.

La menopausia sí se relaciona con  cambios en la distribución de la grasa corporal, aumentando la circunferencia abdominal, que se relaciona con la deficiencia estrogénica.

La recomendación principal para minimizar esta ganancia de peso,  consiste en limitar la ingesta calórica y en mantener una actividad física adecuada. Nada que no dicte el sentido común.

El manejo de factores modificables asociados  a la ganancia ponderal ayuda, por ejemplo si se sufre de depresión, y requiere de tratamiento farmacológico, dentro de lo posible se habrían de evitar medicamentos de uso común que se relacionan con ganancia ponderal y usar otros que no tengan ese efecto.

Los cambios de distribución de la grasa corporal pueden limitarse con el uso de terapia hormonal estrogénica en los casos en que estuviera indicada.

Fuente:

Preeclampsia

Se trata de una complicación severa del embarazo, que tiene su origen en una disminución de la circulación de la sangre hacia la placenta.

Dada la importancia de la placenta para la vida del feto, se desencadenan una serie de mecanismos que buscan mejorar ésa circulación alterada.

La mayoría de las veces, estos mecanismos fisiológicos compensan la alteración circulatoria. Cuando ello no ocurre, aparece un cuadro que afecta al 8 % de las embarazadas, con riesgo de complicaciones que afectan al feto y a la madre, algunas de ellas tan severas como las podamos imaginar.

El uso de bajas dosis de aspirina desde antes de la semana 16 del embarazo, diariamente, durante todo el embarazo es un tratamiento eficaz y seguro para esta condición.

El problema está en que la pre-eclampsia, no suele dar síntomas si no hasta después de la semana 20 cuando la aspirina ya no es tan eficaz.

De allí que se estudien marcadores prometedores durante el primer trimestre para detectar las embarazadas que requieran de este tipo de tratamiento.

De momento se usan marcadores epidemiológicos, no obstante se estudia la validación de marcadores ecográficos, , bioquímicos y hasta de material genético, que parecen prometedores.

Estrógenos.

pexels-photo-929168.jpegLos estrógenos, hormonas producidas esencialmente por la gónada femenina,  mantienen una función importante, actuando en muchos sistemas, coordinando una gran cantidad de funciones  celulares.

Los folículos ováricos, son su principal fuente, cuando éstos folículos  se agotan, en un proceso que es continuo durante toda la vida, comienza una nueva etapa durante la cual la mayoría de las mujeres vivirán al menos un tercio de su vida, que se denomina menopausia, tema que hemos tocado en otras ocasiones en éste blog.

Éste proceso suele ocurrir hacia los 48 a  52 años en la mayoría de las mujeres. Ésta disminución en los niveles estrogénicos suele ser la responsable de una serie de síntomas que en algunas  pueden afectar su calidad de vida, calores, sofocos, dificultad para la concentración,  irritabilidad, trastornos del sueño,  síntomas genitales, molestias articulares, aunque algunas afortunadas, realizan esta transición sin molestias.

Además la menopausia se relaciona con aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y de disminución de la masa ósea  con riesgos de fracturas.

El pilar del manejo de éstos síntomas lo constituye las medidas generales de una vida sana,  alimentación  adecuada,  que incluya  un aporte adecuado de calcio en la dieta, fomentar hábitos de vida que promuevan la salud, evitar el sobrepeso, actividad física moderada, lo que a su vez mejora los síntomas generales. Evitar hábitos nocivos como el alcohol y el tabaco. Control de la tensión arterial, de  los niveles de colesterol, cribado de patologías  frecuentes en  esta edad, entran dentro de la evaluación integral periódica para promover una buena salud, recomendaciones útiles en cualquier momento de la vida,  pero más  en ésta etapa de cambios.

Etapa que ha de ser visualizada como una etapa más, que no implica pérdida de la feminidad o de las potencialidades como mujer, algunas la ven incluso como una liberación, suele coincidir con  una etapa de madurez personal e intelectual y durante etapa muchas mujeres se muestran más productivas en lo personal, familiar, en lo social y en lo profesional.

Existe un perfil de mujeres en las que los síntomas relacionados con la  pérdida de estrógenos son tan severos que podrían limitar esa potencialidad de desarrollo,  personal, familiar y laboral,  afectando la calidad de vida, éste  grupo es en el que las  recomendaciones actuales sugieren,  que  el uso de terapia de reemplazo estrogénica, podría estar indicado.

Se trata de un tema que ha ido evolucionando y al cual dedicaremos un  post aparte.

Evaluación genética de los padres, antes del embarazo.

sin-titulo

(Imagen tomada de Autismo Madrid)

Las recomendaciones de las sociedades científicas se actualizan en la medida que los conocimientos avanzan, recientemente el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) establece la sugerencia de ofrecer pruebas genéticas antes de embarazo  a todas las parejas.  Con el fin de detectar portadores de  alteraciones genéticas que puedan afectar  a su descendencia.

Hace algunas décadas, lo hacíamos en la orientación preconcepcional de parejas con una  condición que era relativamente frecuente, como lo era la enfermedad por incompatibilidad del Rh, condición ya prácticamente erradicada con la inmunización pasiva (Vacuna del Rh) que se suele colocar a las madres Rh negativas.

EL ACOG sugiere la posibilidad de realizar  tres tipos de evaluaciones, las que dependen, de  los antecedentes epidemiológicos,  esto es según etnia  a la cual pertenece la pareja,  según antecedentes familiares o personales,  una universal, que puede ser específica de las alteraciones más frecuentes o una de estudio ampliado de más de 100 mutaciones disponible.

El enfoque étnico ha sido ampliamente  utilizado, por ejemplo en la búsqueda de la enfermedad de Tay Sachs en judíos azkenazi, o en la búsqueda de talasemia en poblaciones mediterráneas.  Lo cierto es que la globalización y la inmigración, entre otras cosas,  han diluido estas diferencias  y se tiende a evolucionar a una sociedad  de mezclas étnicas. Lo que comienza a  hacer que  este tipo de evaluación deje de ser  útil en una parte importante de la población.

Los antecedentes de enfermedad genética permiten conocer la posibilidad de la existencia de una  mutación específica, identificarla y contar con una sonda que permita  el diagnóstico prenatal del futuro bebé, para que los padres puedan tomar  decisiones adecuadas en cada caso en particular.

El ACOG sugiere ofrecer una prueba de escrutinio universal,  que incluya las enfermedades  de origen genético más frecuentes,  estas son:  la fibrosis quística, la atrofia espinal muscular, las talasemias y hemoglobinopatías y la premutación del X frágil, esta última en mujeres que con historia familiar de insuficiencia ovárica o de  deterioro cognitivo sugestivo.

Además se recomienda asesoramiento genético en parejas con consanguinidad,  para discutir el riesgo aumentado de alteraciones  recesivas que se expresen en su descendencia.

El escrutinio genético lleva sus riesgos, como son el hallazgo de alteraciones de significado  incierto,  es decir cambios en los genes  que pueden ser normales o no y pueden ser fuente  de ansiedad o de toma de decisiones erradas,  hallazgo de condiciones que  no puedan detectarse en la descendencia o que no afecten la calidad de vida o que no aparezcan hasta  muy tarde en la edad adulta,  o hallazgos inseperados, todos ellos potencialmente  podrían causar más daño que bien, si no se cuenta con un asesoramiento adecuado.

En  los casos en que se sugiera realizar un panel expandido de escrutinio genético, este debería incluir sólo condiciones médicas que cumpliesen los siguientes requisitos:

  1. Condiciones que  lleven una frecuencia de portador de  al menos  1 en 100 individuos sanos.
  2. Condiciones que tengan un fenotipo bien definido.
  3. Condiciones que  tengan un efecto deletéreo sobre la calidad de vida.
  4. Condiciones que originen un deterioro cognitivo o físico.
  5. Condiciones que requieran intervención quirúrgica o médica.
  6. Condiciones que  tengan expresión en etapas precoces de la vida.

Un conocimiento claro es un componente clave en el asesoramiento de estas pruebas y por tanto un consentimiento informado que explique las limitaciones,  ventajas e inconvenientes de  los resultados inclusive contar con el apoyo de un asesor genético, que pueda asesorar bien el riesgo y las limitaciones  de las pruebas.

Además  los autores, establecen que  el escrutinio de portadores no reemplaza el escrutinio del recién  nacido y el escrutinio del recién nacido  tampoco reemplaza el escrutinio de los  padres.

Fuente: Medpage Today

Estilo de vida e infertilidad

sin-titulo

 

La dificultad para lograr un embarazo luego de un año de intentarlo sin uso de métodos anticonceptivos,  puede afectar hasta un 10 a 15 % de la poblaciòn.

Afortunadamente se han desarrollado técnicas de reproducción asistida con altos porcentajes de éxito,  se trata de procedimientos relativamente seguros, ya aceptados por la sociedad y por la comunidad como tratamientos adecuados para ésta condición.

Sin embargo de vez en cuando, vale la pena recordar que existen  condiciones  relacionadas con el estilo de vida que afectan la posibilidades de que una pareja logre un embarazo.  Un comité de expertos ha publicado recientemente unas recomendaciones al respecto.

  • La edad constituye un factor importante en la disminución de la fertilidad y debería formar parte del asesoramiento reproductivo en parejas jóvenes. Informando que la posibilidad  de embarazarse disminuye con edad mayor de  35 años en la mujer y mayor de 50 años en el hombre, aunque es un factor no modficable al momento de iniciar un tratamiento, ha de tenerse en cuenta al momento de asesorar reproductivamente a parejas.
  • La ventana de mayor fertilidad en el ciclo  comienza 6 días antes de la ovulaciòn con mayor probabilidad desde 3 dias antes de la ovulaciòn.
  • La frecuencia de relaciones puede ser cada 1 a 2 dias,  o con una frecuencia menor  para evitar estrés.
  • La elasticidad del moco cervical  es una herramienta tan útil como cualquier test de laboratorio o  comercial para  predecir  la ovulaciòn el moco es más abundante  y filante  (se puede  estirar entre los dedos)  en los periodos de mayor fertilidad.
  • No existe un tipo de  posición  o  ritual en cuanto a la relación sexual, que  aumente las posibilidades de embarazo,  esto es no es necesario levantar las piernas o tomar posiciones  especiales.
  • Un peso excesivo o  muy bajo en la mujer,  disminuyen las posibilidades de embarazarse, esto es un índice de masa corporal mayor de  30 o menor de 19.
  • Fumar, el consumo de alcohol (más de dos tragos al dia), o el exceso de café (más de cinco tasas al dia)  se relacionan con disminución de la fertilidad.

En resumen nada que no dicte el sentido común, otros factores como habitos de salud  poco sanos,  la falta de actividad física,  y la exposciión ambiental o laboral a toxinas pueden afectar la posibilidad de embarazarse.

Hacer un esfuerzo en mejorar  la calidad de vida, puede  favorecer la fertilidad natural, disminuir  el riesgo de fallos en los tratamientos de  fertilidad, y establecer condiciones de salud adecuadas que  lleven a un embarazo con menos riesgo de complicaciones.

Imagen tomada de: Enfrentando el SOP

Fuente: Medscape

 

Vitamina D

vitamina-d-inmune

 

Una dieta vegana,  la baja exposición al sol, la piel oscura, la edad avanzada, las enfermedades digestivas,  la obesidad o la intolerancia a  los lácteos, pueden llevar a una deficiencia de vitamina D.  Esta vitamina se produce en la piel con la exposición solar (sin protector), está presente en algunos alimentos, como la yema del huevo,  las carnes, las vísceras como el hígado, algunos pescados grandes y en los lácteos enriquecidos con ella.

Es una vitamina necesaria para fortalecer los huesos, su falta se relaciona con el raquitismo, una enfermedad que causa deformidad ósea, sin embargo  la investigación continua, nos enseña que está relacionada además con otros problemas de salud.

Su deficiencia se puede relacionar con dolor óseo y debilidad muscular, aunque su falta puede pasar sin ser notada y aún así se puede relacionar con problemas de salud, como la enfermedad cardiovascular, el deterioro cognitivo en adultos mayores, asma severa en niños e inclusive con mayor riesgo de padecer cáncer.

Además su suplemento puede jugar un papel en la prevención y tratamiento de una serie de condiciones como como la diabetes, la hipertensión y la esclerosis múltiple.

La deficiencia de vitamina D, se puede confirmar con una analítica de sangre.

Con frecuencia la exposición solar,  sugerida como 15 minutos dos o tres veces por semana, en cara y brazos o zonas equivalentes, evitando el sol del mediodía,   y sin protector solar, no suele ser suficiente y con frecuencia se requiere suplemento, para  restablecer los valores normales.

FUENTE: WebMD

Imagen tomada de Webconsultas

¿Ecografia o estudio genético?

La posibilidad de utilizar nuevas herramientas diagnósticas en tiempos donde es necesario  priorizar gastos,  establece la necesidad de hacer análisis de beneficios y riesgos. En el cuidado de la embarazada,  muchos esfuerzos se realizan para detectar precozmente, la posibilidad de que el o la futura bebé, viniesen con algún problema.

El estándar de manejo actual, establece que se ha de hacer una ecografía hacia las  12 semanas de embarazo, complementada con un análisis de sangre que es capaz de establecer el riesgo de que exista una anomalía en los cromosomas del bebé,  si ésta prueba establece un riesgo aumentado,  se debe hacer una prueba de estudio genético confirmatoria.

Ahora bien existe la posibilidad de hacer una  analítica  en una muestra de sangre de la madre, que permite  estudiar directamente, los fragmentos de los genes fetales que circulan por la sangre materna, y establecer por la cantidad relativa de algunos fragmentos específicos, la posibilidad de que exista alguna de las anomalías cromosómicas más frecuentes.

Surge entonces la duda sobre  cual de la pruebas seria más efectiva desde el punto de vista de costos, sobretodo, sabiendo que la prueba en sangre materna es más  específica y puede disminuir en mucho, mas no eliminar, la necesidad de hacer pruebas invasivas.

Sin embargo la capacidad diagnóstica de la ecografía,  se ha ampliado y se pueden diagnosticar alteraciones anatómicas fetales  mayores, ya en esta ecografía del primer trimestre, algunas de las cuales no tendrían expresión en la prueba genética.

La ecografía del primer trimestre aporta  beneficios indiscutibles en el cuidado obstétrico, establece la vitalidad fetal,  así como fija de manera  precisa la edad gestacional,  diagnostica las gestaciones múltiples, así como  la anatomía de los órganos genitales  e inclusive se esta estudiando el uso del doppler de uterinas  en primer trimestre como  marcador de riesgo de desarrollo de hipertensión en el embarazo.

Se confirma así el fiable aforismo obstétrico que establece que no existe una prueba única de diagnóstico de bienestar fetal,  su diagnóstico requiere del estudio de varias variables, que no son excluyentes si no complementarias.

Virus Zika

sin-titulo

Protocolo de diagnóstico de pacientes con riesgo de  infección por virus  Zika, de la Generalitat de Catalunya:

Se consideran pacientes de riesgo:
1.- Si han viajado estando embarazadas o un mes antes del embarazo a países con  la enfermedad.
2.- Si su pareja ha viajado  durante el embarazo o un mes antes  a alguno de los países que tienen la enfermedad.
PAISES: lista actualizada:
http://ecdc.europa.eu/en/healthtopics/zika_virus_infection/zika-outbreak/Pages/Zika-countries-with-transmission.aspx

Los casos de riesgo han de ser notificados al servicio de vigilancia epidemiológica de Catalunya, tengan o no síntomas. Las pacientes de riesgo no requieren de aislamiento, ya que no existe riesgo de transmisión. Se recomienda hacer la notificaciòn utilizando la siguiente ficha disponible en  internet.
http://canalsalut.gencat.cat/ca/home_professionals/temes_de_salut/Zika/

A todas las embarazadas de riesgo, tengan o no síntomas se les ha de hacer la prueba serológica, a las parejas  que hayan viajado se les ha de hacer la prueba sólo si  han tenido síntomas.

Se consideran casos probables, la presencia de anticuerpos de IGM Positiva o la seroconversión de IgG o el aumento en 4 veces el título en dos muestras tomadas, a intervalos de al menos  dos semanas.

El diagnóstico definitivo se hace mendiante  PCR. si tiene menos de  5 días de inicio de síntomas, entre 5 y 7 dias de inicio de síntomas se han de hacer PCR y serologias  y en el resto de casos sólo  serologias.
Se puede realizar PCR en orina hasta los 20 días después de inicio de los síntomas.

Las embarazadas cuya pareja  viaje a zonas endémicas han de utilizar preservativos durante todo el embarazo.

Las embarazadas deben evitar en lo posible, desplazarse a las  zonas endémicas. Y en el caso de  no poder evitar desplazarse han de  tomar previsiones para evitar la picadura del mosquito transmisor.

Fuente: http://web.gencat.cat/ca/actualitat/detall/Protocol-del-virus-Zika

Imagen tomada de http://heymomi.com

Alcohol, mitos y realidades

girl_alcohol_bottle_club_2560x1600

En cuanto a los beneficios y riesgos del consumo de alcohol la información médica puede ser algo confusa,  sobre todo por que se suelen mesclar  conceptos como  abuso de alcohol, alcoholismo , consumo compulsivo, ebriedad,  que  pueden dificultar establecer los riesgos.

Se considera abuso de alcohol a la ingesta de  más de 3 tragos al día, o más de 7 tragos a la semana en las mujeres;  o  más de  4 tragos al día ,o más de  14 tragos en la semana en los hombres. Definiendo “trago” como la cantidad que bebida alcohólica que contiene  17 g de la substancia, que es el alcohol contenido en una pinta de cerveza (350 ml.)  una copa de vino (150 ml.) o un chupito de licor  (40 ml.).

El motivo de que la cantidad  de alcohol establecido  en las mujeres como abuso, sea menor que la cantidad establecida para los hombres, se relaciona con características físicas del sexo femenino, en general las damas pesan menos y tienen menor proporción de agua corporal, disminuyendo así la superficie   en la cual se   diluye   el alcohol.

No existen beneficios para la salud  cuando se abusa  del alcohol,  ocasiona  aumento de peso,  pérdida de la capacidad de concentración y aumenta las probabilidades de padecer algunos tipos de cáncer, además aumenta las posibilidades de sufrir una lesión  por accidente o violencia, lo que constituye una causa de mortalidad en la población  general.

El abuso de alcohol se relaciona con mayor riesgo de padecer diabetes, cirrosis hepática, hipertensión arterial, o posibilidad de  accidente vascular cerebral. Los cánceres relacionados con  abuso de alcohol incluyen: el de boca, el de larínge, el de esófago, el de mama, el de hígado, estómago y colon.

El abuso de alcohol por largo plazo,  se relaciona con  disminución del tamaño del cerebro y del número de  células cerebrales, con problemas de aprendizaje,   de memoria y resolución de problemas. Mientras más  alcohol se ingiera y por más tiempo,  es más probable tener problemas para dormir, trastornos del ánimo  o pérdida de habilidades motoras, algunos de éstos  cambios son reversibles luego de dejar de ingerir alcohol.

Sin embargo  existe alguna evidencia  de que la ingesta moderada de alcohol puede proteger contra la enfermedad  isquémica del corazón. Puede tener un efecto elevando el colesterol “bueno” (HDL), efecto que se pierde  con el abuso del alcohol ya que en éste caso, se debilita el músculo cardíaco, se eleva la tensión arterial y se favorecen  los accidentes vasculares.

No existe explicación para el hecho  de que el consumo leve o moderado de alcohol una vez superada la madurez,  se relacione con  una mayor esperanza de vida, sospechándose un efecto protector, contra la enfermedad cardíaca, el infarto y la diabetes.

Sin embargo, si una persona no ingiere alcohol regularmente,  no es recomendable que comience a hacerlo, aún una pequeña cantidad de alcohol en no bebedores puede relacionarse con enfermedad o accidentes.

Hace algún tiempo se pensaba que el resveratrol, un ingrediente del vino tinto,  se relacionaba con aumento de la sobre vida y una menor tasa de mortalidad, en relaciòn a los que no lo toman, relacionándolo con la dieta mediterránea, pero investigaciones recientes demuestran que, en realidad,  ésta substancia por sí misma,  no  previene la enfermedad cardiovascular ni el cáncer,  ni tampoco se relaciona con un mayor esperanza de vida.

Aunque faltan datos que lo confirmen, la evidencia sugiere que  la ingesta leve o moderada de alcohol,(menor a las cantidades definidas para abuso) en la adultez temprana, puede ayudar a prevenir la demencia en etapas posteriores de la vida, con resultados difíciles de interpretar, algunos trabajos lo relacionan con la ingesta de vino,  sin embargo alguna publicación, ha establecido que   algunas bebidas como  las espirituosas podrían aumentar ése riesgo.

La embriaguez, definida  como tal en las mujeres, como la   toma 4 o más tragos en una ocasión,   o en los hombres como la toma de  más de cinco tragos por ocasión, se relaciona con varios problemas de salud, desde hipertensión arterial  e infartos, a conductas sociales de riesgo como embarazos no deseados, lesiones, violencia y suicidio.

La mayoría de los ebrios, son bebedores casuales  que en ocasiones se les va la mano, se diferencian del alcoholismo, en que  los alcohólicos tienen una necesidad intensa de beber, con incapacidad para parar, a pesar de  los problemas físicos,  psicológicos o interpersonales que conlleva esta condición.

La asociación de alcohol  con bebidas energizantes, (Cafeína), puede enmascarar los síntomas de la intoxicación  alcohólica, aumentando las posibilidades  de lesiones, accidentes  o comportamientos sociales de riesgo, además de un efecto cardiovascular deletéreo asociado.

La ingesta de alcohol durante el embarazo, aún desde antes de que la persona sepa que se encuentra embarazada,  se relaciona  con discapacidades, físicas,  intelectuales y del comportamiento que pueden afectar toda la vida del feto expuesto, el llamado sindrome alcoholico fetal (FASD), no existe una forma segura de ingerir alcohol durante el embarazo, ni siquiera  vino  o cerveza.

A toda mujer que se encuentre embarazada o desee quedarse embarazada, o que no utilice métodos para evitar el embarazo, debe recomendarse que se abstenga de ingerir alcohol, y se le debe recomendar asistencia si no puede dejar de tomar.

Fuente:

Medscape

Centres for Disease Control (CDC)

Imagen tomada de wallpaperup