Preeclampsia

Se trata de una complicación severa del embarazo, que tiene su origen en una disminución de la circulación de la sangre hacia la placenta.

Dada la importancia de la placenta para la vida del feto, se desencadenan una serie de mecanismos que buscan mejorar ésa circulación alterada.

La mayoría de las veces, estos mecanismos fisiológicos compensan la alteración circulatoria. Cuando ello no ocurre, aparece un cuadro que afecta al 8 % de las embarazadas, con riesgo de complicaciones que afectan al feto y a la madre, algunas de ellas tan severas como las podamos imaginar.

El uso de bajas dosis de aspirina desde antes de la semana 16 del embarazo, diariamente, durante todo el embarazo es un tratamiento eficaz y seguro para esta condición.

El problema está en que la pre-eclampsia, no suele dar síntomas si no hasta después de la semana 20 cuando la aspirina ya no es tan eficaz.

De allí que se estudien marcadores prometedores durante el primer trimestre para detectar las embarazadas que requieran de este tipo de tratamiento.

De momento se usan marcadores epidemiológicos, no obstante se estudia la validación de marcadores ecográficos, , bioquímicos y hasta de material genético, que parecen prometedores.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.