Mensaje de ciudadano indignado: (Jesús Zurita Peralta)

1392755758506Hasta qué punto ser indiferente es prudente o sensato. Los acontecimientos en Venezuela mueven a reflexión y obligan a tomar definiciones. El desborde espontáneo de la masa estudiantil en las calles protestando y ejerciendo un derecho consagrado e innegociable de discernir, disentir y hacerlo público en el marco de las leyes ha sido brutalmente reprimido por los cuerpos de seguridad del Estado, los mismos que son cómplices del accionar impune del hampa y que hoy reprimen con criminalidad la protesta usando la fuerza que no emplean para controlar la delincuencia.

Venezuela se ha convertido en una paradoja, dos mundos irreales que coexisten y que obviamente no han logrado reconocerse y convivir. Es lógico desear la paz para la sociedad, es lógico que esa paz sea un objetivo de todos, pero es obvio que la polarización impide aceptar o reconocer la verdad en el contrario, porque la conflictividad coloca las pasiones más allá de los extremos. Defenderse parece la consigna y ya no hay como llamar a la aproximación sin lamentar consecuencias y hechos trágicos.

Las luchas estudiantiles no tienen la contundencia para derrocar gobiernos, generan mártires, pero pueden tener la fuerza para hacer despertar a una sociedad sumisa o incauta, para lograr que los gremios, sindicatos u otros actores sociales salgan del asombro, se pronuncien y lo más importante es que pueden ser el detonante para que el pueblo salga a la calle a capitalizar la protesta y hacerla bien colectivo y de todos.

La Venezuela reciente vive en la inseguridad, el desabastecimiento, inflación, controles, saqueos organizados y activos que ejerce el hampa y saqueos pasivos que ejerce el ciudadano común en carrera constante por procurar productos que escasean, para revender y hacer de la especulación un negocio sustentable bajo el auspicio de un Estado que premia el agravio y no lo combate, con la premisa que los ricos no tienen derechos ni merecen productos de bajo precio y al final son los pobres los que termina pagando todo más caro.

Venezuela vive de la mentira y el absurdo inoculado por consignas y propagandas obsoletas ideadas en Cuba para llenarnos de farsa, Venezuela vive de la acusación constante cuando quienes acusan deberían ser los acusados, todo un trabalenguas social. En lo económico las divisas se controlan para impedir la fuga de dólares en viajes y eso representa menos del 8% de las divisas otorgadas y no se persigue a quienes realmente hacen un negocio con el diferencial cambiario. En lo social vivimos en la injusticia y el drama. En lo político vivimos una mala película en blanco y negro que pretende ser vista en un solo acto.

Cómo no solidarizarse con una protesta valiente que surge con la espontaneidad y la creatividad de los impulsos juveniles a pedir cambios y que además se enfrenta en desigualdad contra la represión manifiesta de un estado militar y violador de derechos humanos que humilla masas para mantener el estatus y bienestar de unos cuantos burócratas pseudo-socialistas que ya no huelen a calle y si a perfumes, lujos y prendas caras.

Leer más »

Un poco de Cada quien: No soy así… htt

Un poco de Cada quien: No soy así… http://ht.ly/rg7SZ

Empeño soez,2013-11-23 14.36.26
¿No te das cuenta
que no puede ser?

¿De qué te alimentas?…

Hay esperanza.

Existe una canción que junto al Alma Llanera y al himno nacional se considera emblemática de Venezuela,  que  lleva su nombre, curiosamente compuesta por un Español, Pablo Herreros, encontré una cronología en un blog  llamado visión sideral a ella  los remito si quieren saber más del autor haciendo click en el link Esta versión flashmob […]

Un poco de Cada quien: Calamidad: (Jesús Zurita Peralta)

Un poco de Cada quien: Calamidad:
(Jesús Zurita Peralta) http://ht.ly/qUWPq

imagen tomada de Zemantha hacer click para ir al sitio original
Enhanced by Zemanta