Síndrome de vejiga dolorosa

cistitis-2

También se conoce como cistitis intersticial, un cuadro interesante de describir, ya que explica la persistencia de  síntomas urinarios en pacientes que son tratados como si tuviesen una infección y que no mejoran.

Se trata de la sensación de dolor, presión o molestias vesicales, que duran más de  6 semanas en ausencia de infección o de otras causas identificables de síntomas de tracto urinario inferior.

Es un cuadro relativamente común y dada la frecuencia de la causa infecciosa en el origen de síntomas urinarios bajos, se trata de un diagnóstico de exclusión, es decir la presencia de síntomas de cistitis en ausencia de infección en cultivos, (urinarios y vaginales, incluyendo enfermedades de transmisión sexual), que tengan una duración de al menos 6 semanas.

Tal vez el síntoma más orientativo sea el aumento de la frecuencia miccional, con poco volumen al orinar,  y al interrogar un poco podemos  aclarar que el dolor se presenta en la fase de llenado vesical y calma al vaciar la vejiga. Con una historia típica de varios tratamientos antibióticos empíricos sin mejoría y donde los anticolinérgicos no mejoran los síntomas.

Con frecuencia se relaciona con enfermedades concomitantes, como enfermedad autoinmune,  tiroiditis autoinmune, colon irritable, fibromialgia, sindrome de Sjorgen y  síndrome de fatiga crónica.

Este cuadro constituye una de las causas de dolor pélvico crónico, Se trata de un problema disfuncional de la vejiga, multicausal, cuya via final es la pérdida de la barrera  protectora del epitelio vesical, por tanto de manejo urológico, especializado, existe una prueba de instilación de una solución de potasio intravesical,  que  sirve para  establecer que pacientes responderán a terapia con instilación intravesical.

El manejo incluye fisioterapia, dieta evitar irritantes, manejo del estrés y promoción de estilos de vida saludables, control  de peso,  y de primera línea tratamientos médicos, tratamientos para el dolor crónico,  y la instilación vesical de medicamentos que promueven la barrera epitelial.

Siempre es importante  recordar que el pilar del tratamiento del dolor crónico es el tratamiento del dolor agudo,  ya que el dolor agudo una vez cronificado, comporta una sensibilización de las fibras del dolor,  generando la respuesta de expresión dolorosa no  originaria en el órgano afecto, si no expresada a través de él. Lo que a pesar de lo que el paciente  pueda pensar, conlleva a que el tratamiento de la entidad originaria del dolor, no genere una curación total del mismo.

(Imagen tomada de centrouológico.mx )

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.