La gota que derrama el vaso de agua

sangre

Diccionario RAE:
Violento, ta.

(Del lat. violentus).

1. adj. Que está fuera de su natural estado, situación o modo.

2. adj. Que obra con ímpetu y fuerza.

3. adj. Que se hace bruscamente, con ímpetu e intensidad extraordinarias.

4. adj. Que se hace contra el gusto de uno mismo, por ciertos respetos y consideraciones.

5. adj. Se dice del genio arrebatado e impetuoso y que se deja llevar fácilmente de la ira.

6. adj. Dicho del sentido o interpretación que se da a lo dicho o escrito: Falso, torcido, fuera de lo natural.

7. adj. Que se ejecuta contra el modo regular o fuera de razón y justicia.

8. adj. Se dice de la situación embarazosa en que se halla alguien.

Un libro que llega a mis manos de Slavoj Zizek, titulado ” Sobre la violencia. Seis reflexiones marginales” Editorial Paidós, ISBN 978-84-493-2208-2, invita a ello, estableciendo la presencia de dos tipos de violencia, una subjetiva, que se vive de manera explosiva y evidente y otra objetiva que pasa de manera desapercibida, en la “normalidad” de la vida diaria.
Esta última es la que expresa Zurita en varios de sus escritos en relación a Venezuela, pero que se encuentra presente en muchas sociedades occidentales. Tal vez en un grado sutil y puede ser la responsable de actitudes explosivas, que parecen irracionales de violencia subjetiva. Un poco lo que establece el refranero popular como “la gota que derrama el vaso de agua” y que explica las explosiones violentas bruscas de individuos aparentemente tranquilos.
Obviamente la violencia subjetiva debe ser controlada, pero si se quiere buscar la razón de ella, muchas veces llegamos a una sociedad que pierde sus valores humanos y se convierte en algo hostil.
Donde gota a gota el vaso de agua de la violencia acumulada se va llenando y genera en un momento crítico un estallido súbito.
La forma de erradicar la violencia en nuestras sociedades tal vez debería comenzar por nosotros mismos, con nuestro entorno más próximo, día a día en nuestro quehacer, creando islas de paz y sosiego, en una sociedad de valores nihilistas, que tiende a ser violenta objetiva y subjetivamente.

Categorías:Opinión

Etiquetado como:,,,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .