Vacíos políticos.

Health
Health (Photo credit: 401(K) 2013)

Soy médico, no economista,  pero el ejercicio de mi profesión en diversos sitios niveles de la escala social, y en diversas instituciones desde el tercer mundo hasta el primero, desde una medicatura rural en un pueblo donde junto al cura  y la autoridad civil me correspondió asumir cierto liderazgo local;  luego desde mi formación en lo que ahora llaman “troncalidad” en hospitales universitarios,   luego en un hospital de tercer nivel donde hice mi formación de especialista. Luego en  mi ejercicio público y privado, docente y asistencial en mi país de origen.  Y luego en mi exilio autoinflingido, primero como médico general en el área rural de Salamanca mientras hacía doctorado  y luego como especialista en un municipio de la costa del Maresme de Catalunya, España,  me ha puesto en contacto con muchas  y diversas realidades sociales y microeconómicas.

Viví el apogeo y caída de la social democracia en un país  rico, como Venezuela, donde sus líderes no estaban mal encaminados,  en el modelo que ya era progresista en los 70, en el mundo. Fui testigo de evolución en mejoras en educación, y salud vistas como inversión que se proyectaron en bienestar y en una clase media crítica y fuerte de profesionales con sólida formación en  Universidades con siglos de historia que supieron adaptarse a los tiempo de cambios.

Viví la decadencia de un estado débil ante las fuerzas  del mercado, la codicia se fue apoderando de instituciones, el dinero fácil del petróleo que trajo bienestar  gratuito, sin esfuerzo, que no supimos valorar y que la sociedad acabó despreciando. “Dale a la soberbia galletas y se enfadará por que no les das, además leche, en vez de agradecer las galletas”.

Creo que fue un poco los que nos pasó como sociedad, el sentir que nos merecemos más y la falta de moralidad de los líderes ante un estado débil  que cayó en manos de las corporaciones,  por que pareciera que el capitalismo para funcionar bien  requiere de una infraestructura sólida de democracia,  que le brinde cierta seguridad y ciertas reglas que permitan la transparencia, cosa que no sucede en estados débiles que terminan cediendo ante corporaciones, que compran parcelas de explotación a expensas de sus pobladores.

Peor si los que hacen uso de éstas prebendas son las  clases políticas dirigentes  que es lo ha ocurrido en  el socialismo, se utiliza como excusa para crear una nueva clase dirigente, que desplaza a  las corporaciones y luego las  utiliza en propio  beneficio.

Pareciera que “la mayoría” como  llamaban los aristócratas griegos al pueblo, siempre tiene las de perder. En el capitalismo ante el apetito desmedido de las corporaciones y en el socialismo ante el apetito desmedido del estado. Los profesionales en el medio luego de años de esfuerzo y formación, no son suficientemente valorados.

Por tanto diera  la impresión de que lo rentable en los tiempos que vivimos es dedicarse a la política, pero sin principios, vamos a la politiquería,   al menos es lo que nuestras sociedades premian con bienestar  económico, pronto ante el secuestro de lo poderes por una clase sin valores,  no existirán  motivos por los cuales  un político no debería robar,  puesto que las posibilidad de que su acción en detrimento de los intereses colectivos quede impune es muy alta.

El llamado es a la participación, los vacíos que dejamos por no querer “mojarnos” en política pueden ser  llenados  por otros que tienen intereses personales en juego y que seguramente podrían tratar de aprovecharse, sobre todo si tienen la certeza de que saldrán impunes.

Enhanced by Zemanta

Desobediencia: (Jesús Zurita Peralta)

ImagenEl lenguaje en Venezuela se enrarece cada vez más, de lado y lado se esgrimen argumentos y justificaciones que hacen cuestionarlo todo y hasta perder objetividad. La convocatoria de paz es una frase más en medio de la farsa, los hechos demuestran que no existe tal voluntad. A medida que pasan los días en continuadas protestas de calle el clima de conflictividad aumenta y los puentes por la paz se tambalean con los muertos, heridos y detenidos constantes. El llamado a la paz debe ir acompañado de acciones, de práctica, no basta un simple deseo estéril de paz, la paz se construye con voluntad, no basta convocarla, es necesario ejercerla y buscarla.

La protesta inicial fue convocada por estudiantes en el descontento social por problemas puntuales, tangibles, tales como inseguridad, violencia desatada, hampa e impunidad, desabastecimiento, inflación inaceptable, robo, corrupción, poderes sin independencia, sueldos que no alcanzan para cubrir los gastos de la canasta familiar, enriquecimiento y malversación de fondos públicos por parte de funcionarios mediocres que muestran con descaro su estatus burocrático y posición nuevoriquista, además del gastos excesivo del Estado en propaganda y regalías a Cuba. El capital de la protesta ha sido el descontento ante un Gobierno malandro que no garantiza nada, que perdió el rumbo, que no logra deslastrarse de la sombra de ilegitimidad que lo cubre ni de la mentira de sus actos, cómo el cuestionamiento a la exactitud entre la muerte física vs la muerte oficial del líder del cual todos se beneficiaron. La masa ha manifestado hastiada de que los verdaderos golpistas tilden de golpista la intención de un pueblo saturado de discurso fatuo “made in Cuba”, que culpa a otros de su ineficiencia y que desatiende los reclamos de un grueso de la población que excluye a expensas de  propaganda gobiernera de mediática inclusión social. Este estado delincuencial desató la represión como último recurso para acallar la protesta social, demostrando su intención de desatender la disidencia y negarse a escuchar el disentimiento o ponerse de espaldas. Un gobierno de corte militarista como este, no acepta la convivencia ciudadana y aspira a la subordinación mansa de todos.

El chavismo nos hizo creer que ejercer el sufragio, el ejercicio de abuso constante del voto era una forma democrática. La democracia es mucho más que votar, la democracia es entre muchas cosas, garantías, libertad, y convivencia en paz de las ideas encontradas, ofertas de alternabilidad e independencia de poderes.

Leer más »

Independencia

Significa no estar condicionado a alguien o a algo,  no depender de ése alguien o de ése algo. Se trata de una aspiración legítima de los pueblos que han sido  dominados y sometidos por una potencia extranjera.

La historia  cuenta que  durante los siglos  XVI al XVIII, se impuso  en el mundo conocido,  un sistema  económico  precursor del capitalismo que se denominó mercantilismo,  que buscaba fortalecer los estados nación, en base a la riqueza  medida en metales  preciosos,  en realidad se trataba de regímenes absolutistas que sólo deseaban  riquezas  para la nobleza dominante, sin importar  para nada el funcionamiento de la sociedad.  Este sistema fue el responsable de muchas  guerras y del colonialismo, las guerras en sí eran luchas por  mercados y riquezas de los  territorios conquistados.  La evolución natural de éste  sistema  ya la conocemos, revoluciones  sangrientas, que llevaron a la liberación de territorios conquistados, donde fueron cambiados por otra forma de colonialismo, el llamado neocolonialismo.

Que no es más que,  luego de que los  territorios conquistaron la independencia política, las grandes potencias organizaron la economía planetaria de manera  que éstos territorios siguieran siendo dependientes desde el punto de vista económico, el dominio de  los mercados por grandes corporaciones, y que es el punto de partida de la globalización, base del  sistema económico  actual,  basado en premisas falsas,  como la que supone que los recursos  del planeta son inagotables  y de que  los problemas  económicos  que vivimos se solucionan con  un mayor  consumo, consumo masivo que el planeta ya no resiste.  Consecuencias, deterioro del medio ambiente, escasez de materias primas, crisis siempre crisis, política  pues el poder se encuentra secuestrado por las trasnacionales, y los políticos  traicionan a sus electores,  implementándose en muchos sitios un sistema pseudodemocrático,  donde la expresión y los deseos de la mayoría no encuentran canales para ser expresados.

Triunfo de la mentira, la injusticia y la manipulación  sobre la verdad,  pérdida de valores, ya no importa la realidad si no lo que se pueda demostrar,  los políticos  ya  no tienen que parecer honestos, basta con que no se le pruebe la deshonestidad,  en tribunales  que no siempre  buscan la verdad.

Pareciera que el péndulo vuelve, por eso Lampedusa,  afirmaba  “cambiar todo para seguir igual”.  Y es que las fuerzas que manejan la economía mundial  son las mismas  históricamente,  y se mantienen buscando lo mismo,  enriquecerse, hubo un momento que se hicieron concesiones  sociales, en algunos sitios del planeta,  lo que se llama “estado de bienestar”,  pero ello ya no  abastece a  las trasnacionales,  les hace perder dinero, en un sistema económico en crisis puesto que se acaban los recursos.

Todavía al menos en el papel quedan algunos derechos reconocidos  por las democracias más avanzadas,  el de autodeterminación de los pueblos se considera  ius cogens , esto es un derecho imperativo y perentorio que no admite ni la exclusión, ni la alteración de su contenido.

En éste marco de ideas se incluye el  derecho del pueblo  Catalán  a autodeterminar su destino.  Se puede maquillar de la manera que se quiera,  pero se trata de una realidad   del tamaño de una casa,  Catalunya es una nación ocupada desde hace 300 años por otra nación, que además no cumplió con lo pactado en el orden internacional.

La ocupación de una nación por otra no es la  primera  vez que ocurre en la historia, algunos pueblos se asimilan  a la  cultura del país colonizador y pasan a formar parte de él,  asumiendo su identidad,  esto es costumbres, religión,  educación, idioma, leyes y fiscalidad.  Otros pueblos se resisten y luchan por mantener su identidad, sus costumbres, su estatus religioso, su educación,  su idioma, sus leyes y su fiscalidad, sobre todo si son sometidos a un trato injusto por parte de un estado  que no cumple  con lo pactado y que invierte recursos que fueron  legalmente otorgados   y cuyo origen es catalunya,  necesarios para el desarrollo del comercio y del bienestar de los ciudadanos, en obras de infraestructura millonarias en sitios donde  no se sostienen económicamente.  Obligando a los ciudadanos a pagar impuestos injustos que no se pagan en ningún otro sitio del país,  y a sufrir carencias económicas que no se sufren en ningún otro sitio del país.

Esto  dejando de lado un estado ineficiente que sigue aplicando políticas  mercantilistas  obsoletas como  recetas para el desarrollo origen de  la crisis  económica española , deuda impagable,  política,  estado secuestrado  por las trasnacionales  e incapaz de canalizar el clamor  de sus ciudadanos, políticos en que nadie  cree rodeados de escándalos de corrupción  y que ni se inmutan,   fiscal,  evasión de impuestos de las grandes fortunas que cada vez pagan menos,  social, crisis en educación  y en investigación, moral, pérdida de valores en la población general, con tolerancia a los antivadores,   constituyen un  estado  según algunos  economistas inviable.

Entonces el problema ya  no sería  si  España  se hunde o no,   el problema para los catalanes podría  ser  si  se hunden con España o no.

De allí que  la situación planteada   de la independencia  no sea  algo  que se solucione  respetando un pacto fiscal o un estatut, es un clamor ciudadano, no de los políticos por  construir una nación independiente, como ya lo fue anteriormente,  es un clamor  por buscar ése trato justo que no reciben del estado español,   y en quien  ahora no creen  que se los vaya  a dar.

Los argumentos en contra  no son lógicos,  son descalificativos,  y especulativos,  los catalanes son malos,   los catalanes se comen a los niños,  los catalanes son estúpidos, los  catalanes se creen que pueden vivir sin España,  ojalá  les llueva  granizo con en la cadena humana.  no  ven  que se irán a la quiebra sin España ?. Se harán cumplir la constitución y las leyes.

¿Alguien ve un argumento  lógico  con razones  para   promover la unidad con España?, yo no lo veo y he intentado documentarme hasta donde he podido.

Tal vez los dependientes sean los Españoles, entonces como  comenta un compañero,  Pot ser els catalans li hauríen de donar  la independència a Espanya. 

Via-Catalana-barcelonesa-ENRIC-CATALA_EDIIMA20130911_0824_14

 

Cuando el humor no hace gracia

Tenía tiempo sin escribir, la principal causa es que sentía que me estaba haciendo repetitivo, que no añadía nada nuevo a mi discurso, que apenas es seguido, y además por la impresión de que esta humilde palestra, cada vez dice mas cosas que las personas no quieren oír.
Sin embargo no puedo mantenerme callado, ante el deterioro del nivel del discurso en general y de mi país de origen en lo particular, inclusive he podido ver algunas semejanzas con mi país de acogida.
En el discurso político, cada vez se utilizan los descalificativos personales, cuando lo que se ha de permitir es el debate de ideas, si yo pensase de alguna forma y alguien pensara de otra, es entendible que haya un intercambio de argumentos sin calificarnos entre nosotros, y el resultado de éste intercambio seguramente nos enriquecerá a ambos, nos habrá dado puntos de vista diferentes y nos permitirá aumentar nuestro conocimiento y nuestras miras.
Ahora bien con cada vez más frecuencia, éste intercambio sano de argumentos se ve opacado por el uso de calificativos, de repente quien piensa diferente no lo hace por argumentos lógicos, si no por argumentos mas vulgares, digamos de beneficio propio por mantener una posición que de alguna manera le suministra alguna ganancia secundaria.
Esto inclusive se puede entender, milito en determinado partido, por que de ésta manera le puedo pagar la universidad a mis hijos y sólo lo que tengo que hacer es defenderlos a mansalva.
Bien entonces fin de la discusión, has vendido tus argumentos lógicos y morales a un fin mas mundano, te has prostituido, fin de la discusión. Si puedes vivir con ello allá tú.
Cada quien tendrá un precio, para algunos será que le regalen un electrodoméstico o que le den una mensualidad en dinero líquido.
Es entonces cuando entran los adjetivos calificativos en la discusión, por que no se pueden usar argumentos lógicos cuando la realidad, es que la otra parte, es un chorizo de primera, o un corrupto. De allí que el nivel del discurso baje, es por ello que los parlamentarios o los políticos tienen que tener una probidad lejos de toda duda, ya que la más mínima duda baja el nivel del discurso y no aporta soluciones, que la idea de una discusión entre personas elegidas para un cargo público, de allí que cualquier descenso en el nivel del discurso, ha de ser depurada y aclarada, como suelen decir los políticos (de forma retórica) “hasta las últimas consecuencias”.
El problema está que pocas personas que se hayan prostituido aceptan su condición y la tratan de disfrazar de lógica. NEGACIÓN, el mecanismo psicológico más primitivo de defensa y tal vez por eso mismo, el más utilizado.
El problema de prostituirse, es que acaba siendo un estilo de vida, y ésa pérdida de la moral que lleva implícita, se va extendiendo a otras esferas de la vida, y de la sociedad, ante una situación en la cual se haya de hacer servir la moral para tomar una una decisión, los prostituidos se quedan sin brújula, y ante las consecuencias se excusan con el “peores cosas he hecho”.
Y cuando toda una sociedad cae en éste circulo vicioso, (que es literalmente vicioso), pasa lo que pasa, Individualismo puro, corrupción en las instituciones públicas, lo que lleva a inseguridad , física, económica, personal, social y cualquier otro calificativo que se quiera emplear.
Si todo esto se sazona con un discurso manipulador, de explotación por los ricos de los pobres, y de falsa riqueza que fue expoliada, al pueblo, al cambio de la educación por adoctrinamiento, al poder en manos de la ignorancia, que sólo lucha por estar en el poder, lo secuestran sin escrúpulos, sin permitir cambios, hasta que ocurre uno violento. Que suele cambiar todo para seguir igual.
No hablo de un país latinoamericano, actual, hablo de ése país hace más de 30 años cuando inició el principio del fin en un momento en que dos partidos uno de derechas con líderes relacionados con la dictadura previa (de 40 años atrás) y otro de raíces socialistas responsable del cambio democrático, se aliaran para secuestrar el estado y no permitir cambios aún cuando la mayoría así lo hubiera decidido.
Hasta aquí el parecido con la situación política de la España actual es innegable.
Dependerá de la madurez de las instituciones de la sociedad para decidir que camino seguir.
Mientras tanto la válvula del humor se suele utilizar como escape, sin embargo llega un momento en que se parece tanto a la realidad que deja de ser gracioso, para muestra el video siguiente.

http://youtu.be/tRxEfFqi3v8

Reflexiòn (Jesús Zurita Peralta)

Decía Jung: “aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido, lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”. Son palabras con significante propio, explicito, ajustado a nuestra realidad de país aunque obviamente no se escribieron pensando en nosotros. Vivimos en la tragedia de un drama constante, presente, evadiendo la responsabilidad, culpando a otros, buscando obsesivamente a quien endilgar y no asumir errores. Vivimos en la fábula de la hazaña que nos distrae de lo objetivo y nos impide mirar hacia adelante. Siempre hay una fecha pasada que nos ata, siempre hay un héroe a quien impedimos el descanso. Son tiempos de mediocridad, sinvergüencería y mucha complicidad, nos vamos haciendo tolerantes con las calamidades e inertes o inmunes a la justa reacción. Vamos permitiendo con espeluznante capacidad de adaptación cualquier hecho trágico en lo político, gobernados por los menos capaces, en lo social con sus desigualdades y el imperio de la pobreza, en lo económico con devaluación e inflación, por no decir más. Vamos recorriendo el camino de pueblos que no aprenden, que repiten experiencias trágicas con o sin consciencia, negando todo y sin generar transformación alguna. Vamos transitando el derrotero de los pueblos involutivos de la mano de los líderes que necesitamos para lograrlo.

 

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245Imagen