Archivo de la etiqueta: Japón

Yamato-Damashii.

Foto tomada de "Córdoba Heroica" Hacer click en la imagen para ir al sitio original

En relación a la tragedia de Japón mucho  se ha escrito y se escribirá.

Hace poco recibí un correo  bastante  motivador,  donde un  occidental que ha vivido la tragedia, junto con los japoneses, hace  una reseña de múltiples actos valientes y  de  compasión,  en el día a día que significa  vivir una tragedia de esta magnitud  y establecía  como se  evidencia algo que ellos llaman el “espíritu japonés”,  donde el bien común se antepone al beneficio propio.

Hace unas décadas cuando  presenté mi tesis de postgrado,  en la introducción  escribí algo así como:

” El beneficio de todos  es el camino… sólo  trabajando por el beneficio en conjunto de la sociedad  se puede alcanzar el beneficio  individual…”

Eran épocas  ingenuas en las que creía que  con buena intención y preparación  técnica y científica, se podría llegar a  forjar una sociedad mejor.

Muchas aguas han corrido desde entonces, fue una especie de sueño en el que ingenuamente  era feliz,  y  donde  tal vez algo de soberbia,  nos llevaba a pensar que bastaba mantenerse en el camino de la virtud y el esfuerzo para   lograr el éxito.

No se trata de un mensaje  pesimista, así que les invito a que sigan leyendo.

Si bien lo anterior considero que  es cierto a nivel del mesocosmos,  o sea  el ambiente inmediato que nos rodea, a nivel del macrocosmos, a niveles superiores de integración,  el bienestar depende de muchos factores. La historia nos enseña que las civilizaciones tienen ciclos,   uno de  construcción, en esta etapa los recursos escasean  y por lo tanto,  se imponen  las virtudes sobre los vicios,  esto lleva  a una mayor producción  y a riqueza  basada en el trabajo y en la producción de bienes y servicios,  aparece la  bonanza económica, y a  continuación la riqueza sin esfuerzo  hace que las virtudes ya no sean necesarias,  apareciendo los vicios.

Puede decirse que en la medida que los virtuosos  superan a los viciosos, las sociedades prosperan,   poco a poco  la riqueza fácil se encarga de que los vicios se vayan imponiendo, el dinero que es un medio, se  convierte en un fin en sí mismo, entonces los escrúpulos comienzan a estorbar,  aparece la especulación  como  mecanismo de generar dinero sin generar  bienes ni servicios,  y la sociedad  comienza a regirse por  lo legal y no por lo moral,  la ley sustituye a la virtud, y la libertad, se convierte en libertinaje,   los vicios se van imponiendo sobre las virtudes.

Los  que no se aprovechan son tontos y los que se  aprovechan comienzan a tener   éxito (medido sólo  en  relación  a los ingresos) , ya lo que importa es tener  dinero, no importa su origen, se comienza a ver como normal  que los políticos  especulen, las ONG engañen, el peculado es una forma de  ser  listo y lo que importa no  es cometer una pillería si no que no te cojan haciéndolo. El éxito individual es más importante que el bienestar de la sociedad.

Es en éste punto cuando las civilizaciones comienzan su descenso hacia  su desaparición, ya que se hacen más débiles,  estoy hablando del Imperio Romano, sin embargo  puede ser  aplicado a cualquier  civilización  conocida con matices. Incluyendo la nuestra.

El desastre de Japón  nos muestra muchos defectos pero  también muchas virtudes de  éste pueblo donde  a pesar de lo que muchos críticos afirman,  es de admirar su manejo de la crisis, independientemente  del resultado final,  apuesto por que saldrán fortalecidos como  nación,  y el  tal vez sea el renacer de una  nueva civilización, basada en la virtud.

O tal vez sea  un deseo romántico, como muchos otros, que me he resistido a dejar de formular.

Recomendaciones en caso de accidente nuclear…

Foto tmada de "Diario Consensos" hacer click en la imagen para ir al sitio del original

Como muchos,  particularmente pienso  que la mejor manera de  evitar la contaminación nuclear es  limitar el uso de ésta peligrosa fuente de energía,  mientras no se desarrolle  una tecnología que garantice su uso con riesgos mínimos.

Sin embargo la Organización Mundial de la Salud (Sí,  la misma de la gripe A) actualiza unas recomendaciones  en lo que  parece un ataque de  cordura, por demás obvia,  de todas maneras   por si le es útil a alguien y como tema de conversación actual, ahí se las dejo, queridos lectores…

Tomado de:  Medscape Oncology

From Reuters Health Information

WHO Issues Guidelines on Radiation Exposure

3 stars

GENEVA (Reuters) Mar 17 –

En vista de  la crisis nuclear japonesa,  la OMS,  apunta  recomendaciones  para  minimizar la exposición  a la radiación, principalmente   para  evitar  el desarrollo de cáncer  en niños y adultos jóvenes.

a continuación la lista de recomendaciones:

– Los principales  radio núcleos  que se  liberan en  un accidente nuclear, son el cesio radiactivo y el Yoduro radioactivo.  Las personas pueden   estar expuestas  directamente a estos  elementos  que se encuentran suspendidos en el aire o en  la comida  o bebidas  contaminadas por éstos materiales.

– El yodo radiactivo se  concentra en el tiroides y aumenta el  riesgo de desarrollo de   cáncer tiroideo,  este riesgo disminuye  si  se ingieren píldoras  de  yoduro potásico que satura las  reservas del tiroides, impidiendo que se concentre el yodo radioactivo. Si se suministra  antes de la exposición,  se reduce la posibilidad de desarrollo de cáncer tiroideo a largo plazo.

– Si la dosis de radiación excede ciertos niveles,  se  produce irritación en la piel, pérdidas del cabello, quemaduras por radiación, y el síndrome de radiación aguda. Los trabajadores  y el personal de rescate  son los que están mas expuestos a radiación.

– Aparte de lo ya mencionado, la exposición a radiación aumenta el riesgo de cáncer en otros tejidos,  el riesgo de leucemia  aumenta a unos pocos años de la  exposición, mientras que  el riesgo de desarrollo de otros cánceres aumenta  décadas después de la exposición.

– El riesgo de  cáncer de tiroides  es mayor en niños y adultos jóvenes.

– Si es posible,  debe restringirse el consumo de vegetales y productos perecederos, procedentes  de  lugares  cercanos  al  accidente.

– Las personas  expuestas a radiación se deben desvestir antes de entrar a su domicilio, para evitar  contaminación adicional de  su  vivienda. Se debe colocar la ropa y zapatos en bolsas plásticas,  que deben sellarse y colocarse en lugares segures,  lejos de las áreas de vivienda, de los niños y de las mascotas.

–  Se recomienda  realizar una ducha con  agua tibia y jabón suave.  Notificar a las autoridades que se tiene ropa  que puede estar contaminada,  para que sea  manejada convenientemente.

– Si le recomiendan  mantenerse dentro de casa,  debe  buscar  una habitación sin ventanas o  puertas,  los  sistemas de ventilación deben ser apagados. (¿Y cómo se respira?)

– Las  superficies de frutas  y vegetales,  o comida de animales, puede estar contaminada,  por deposito de material radiactivo en el aire o  desplazado por el agua de lluvia.

– Con el tiempo la radiación  puede abrirse paso hacia los alimentos a través del suelo hacia las cosechas  o por ingesta o exposición de los animales,   hacia ríos, lagos, llegando  a  los peces y hasta los mares contaminando sus productos.

– La  radiactividad no afecta la comida  empacada,  mientras los empaques estén indemnes.

– En las etapas  tempranas de la emergencia las cosechas y los alimentos de animales pueden protegerse con plástico.

–  Colocar los animales   en graneros o  espacios cerrados cuando sea posible y alimentarlos  allí.

– Todas lo cosechado, debe ser guardado  bajo techo.

– Evite el consumo  de leche local o vegetales,  evite  ingerir animales de  cacería y  evite  pescar y recolectar hongos u otras frutas silvestres.

Seguro que cualquier desastre de éste tipo implica  una capacidad de organización  y de logística, que sólo se puede acometer en el primer mundo,  así  que se justifica el terror que  causa  la idea de que algunos países sin organización mínima pretendan acceder a ésta compleja fuente de energía.

La crisis nipona

Comentando con unos amigos, me entero que la tercera economía del mundo, (con una forma de ver la vida Zen, que admiro), se encuentra desde hace una década en recesión, para mí fue una sorpresa y me motivó a hacer una pequeña investigación, cada vez es mas fácil deshacerse de las dudas.
Me enteré que sí, que desde el 2003 más o menos, el aumento de los precios del petróleo y el descenso del consumo de productos elaborados por parte de las principales economías del mundo, ha hecho que la economía de un país que básicamente es un intermediario, se vea profundamente tocada. A mediano plazo se enfrenta al problema del envejecimiento poblacional y a cierta inestabilidad política originada por ese empecinamiento, de influencia americana de implementar políticas neoliberales, para mejorar los índices económicos.
La crisis japonesa se deslinda así como una expresión más del ajuste, sobre una base de crecimiento ficticio, que está tomando todo el planeta, donde la solución parece estar en la búsqueda de un nuevo modelo económico de desarrollo sustentable, dado el fracaso del modelo actual, la apuesta por un nuevo modelo que utilice la tecnologia para generar riqueza y no sólo dinero, parece ser el camino, como alguien escribió hace más de 2 decadas “el beneficio de todos es el camino…” ¿Utopia?… No solo parece posible, si no que puede ser el único camino…