Carta a la OEA

Carta abierta al Sr. José Miguel Insulza. Secretario General de la OEA
En comentario a la carta numero 4. enviada por parte del Sr. Thor Halvorssen, presidente de la Human Right Foundation intitulada, “Cerrando y cercando congresos”: sometimiento del Poder Legislativo al Ejecutivo en Bolivia, Ecuador y Venezuela.
Muy señor mio:
Tengo a bien dirigirme a usted con el fin canalizar una preocupación, que afecta a la institución que usted encabeza y por tanto debe ser de su incumbencia.
Existe una necesidad humana de confiar en las instituciones sociales, básicamente por que desde tiempos de Platón, está planteada la discusión de si el hombre es esencialmente bueno o esencialmente malo, quiero creer, como diversos experimentos sociales lo demuestran, que es lo primero.
Lo anterior hace que confiemos en las instituciones, y que esperemos que si alguien hace algo indebido, nuestra evolucionada sociedad cuente con mecanismos para solventar el daño y evitar que éste vuelva a producirse, lo anterior es garantía de evolución social.
Con frecuencia ante una situación injusta que no nos afecta personalmente, a nivel individual, miramos a otro lado y pensamos “no me corresponde a mi resolverlo, ya vendrá quien le corresponda a hacerlo…” y de esta forma acallamos a ese pepito grillo, que nos sugiere que hagamos algo.
Es fácil detectar la injusticia cuando vemos la cara de una víctima y de un victimario, ahora cuando las personas afectadas son colectivos, y los victimarios también lo son, ya es mas difícil establecerla y entiendo que se pueda pensar que mientras hayan ciertos visos de legalidad, se llegue a aceptar la misma, aduciendo argumentos de soberanía, en un discurso que es similar en muchas facetas al mismo que utilizan los victimarios y de esta manera, al menos en apariencias todos quedamos felices y “sin problemas”.
En este punto es bueno preguntarse por las víctimas. Si tenemos sospecha que puede haberlas, usted tiene el deber moral de buscarlas, estoy seguro de que no debe ser difícil por su numero y habida cuenta de los recursos de que dispone su institución para ello. Estoy seguro de que se encuentra entre las toneladas de papel de informes a que tiene acceso su despacho y que justifican su puesto.
Pido disculpas, tal vez no sea la persona indicada para decirle como hacer su trabajo, estoy seguro de que en la balanza de toma de decisiones entran otros factores a los cuales no accedo, y que de alguna manera justifican su inacción. Pido a dios que esos factores no sean intereses diferentes a los que corresponde a la digna magistratura que temporalmente le toca ejercer.
El punto es ¿Que hacer cuando las personas que deben actuar no actúan?, el primer paso es exigirles una actuación, la que sea, pero que haga algo y de esta manera, poder canalizar de forma evolucionada, esta situación en la cual lo que se juega es el futuro de millones de personas.
Muchas de ellas, personas honradas que se levantan cada mañana en un país secuestrado, a tratar de subsistir en un medio sin garantías, esperando que una vez que se han roto los mecanismos de control interno, exista algún tipo de actuación externa que obligue a estos señores que llevan el gobierno sin ningún control interno, a poner orden en casa.
En un mundo cada vez mas globalizado e interdependiente, lo que pasa en cualquier sitio, termina afectando el día a día del ciudadano de a pié, así bien que no es una petición altruista que actúe Sr. Insulza, es una necesidad, para evitar que estas injusticias se sigan propagando.
Históricamente sabemos que estas visiones tienden a propagarse y evolucionar, causando muerte y destrucción a muchos, hasta que existen personas de temple que les hacen frente, y usted tiene los recursos para hacerlo.
Si las instituciones no actúan, o actúan de forma insulsa, la justicia suele abrirse camino, lo que sucede es que mientras inferior sea el nivel, por donde surja, los daños de restitución suelen ser mayores.
Por favor Sr. Insulza, actúe, Latinoamérica se lo demanda y el mundo entero se lo agradecerá y las generaciones siguientes lo juzgarán.
Agradecido de la atención dispensada, y en espera de su respuesta, quedo de usted atentamente.

Julián LP.

c.c. Thor Halvorssen HRF

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .