TOXOPLASMOSIS

toxoplasma

Con frecuencia es un tema que angustia a las embarazadas…
Se trata de una infección producida por un parásito en el que el ser humano es huésped intermediario y en el que el gato común es huésped definitivo.
La infección suele ser banal y no ocasionaría preocupaciones a nivel salud sino fuese por el riesgo de transmisión de madres a hijos con la consiguiente afectación neonatal.
Esta afectación depende de varios factores pero se ha establecido que ocurre entre el 0,2 y el 5 % de las madres afectadas por la enfermedad durante el embarazo. La posibilidad de transmisión de madres a hijos durante el embarazo disminuye a medida que el embarazo avanza.
Existen tratamientos que previenen ésta transmisión de madre a hijo.
Los gatos que la transmiten son los gatos jóvenes que cazan roedores o pájaros silvestres. Después de los 6 meses de vida, la mayoría de éstos gatos han desarrollado inmunidad para el parásito.
Otra fuente de infección puede ser el agua del grifo no filtrada. Al parecer la cloración sola no destruye a éste parásito.
Se acepta como un estándar de cuidados neonatales, la solicitud de la prueba de anticuerpos contra el toxoplasma en el primer trimestre del embarazo. Si ésta es negativa, quiere decir que la madre puede contraer la enfermedad durante el embarazo y por ende transmitirla, si no se diagnostica, al futuro bebé. La prueba deberá repetirse en el segundo y en el tercer trimestre, para confirmar que no haya existido la enfermedad y haya pasado asintomática.
Si la prueba es positiva, entonces la madre tiene defensas contra la enfermedad y no deberá preocuparse por ella, el resto de su vida.
Las que tengan la prueba de sangre negativa, deberán evitar durante el embarazo ingerir carnes crudas, embutidos, sushi, lavar bien las verduras y hortalizas y mantener una higiene adecuada de los animales domésticos.
En general en comunidades con un nivel de salubridad adecuado, la incidencia de la infección neonatal es tan baja, que tal vez con el tiempo las autoridades sanitarias decidan que no es costo efectivo esta prueba de diagnóstico precoz de manera rutinaria.
Quiere decir que la tendencia a futuro, puede ser que en comunidades con un nivel de saneamiento ambiental adecuado, tal vez ni si quiera sea necesario realizarse la prueba de manera rutinaria a todas las embarazadas. Con el tiempo tal vez estará indicada sólo en casos con factores de riesgo.

Información adicional en ginecología: Haga click aqui

Una reflexión educativa…

“…Desprecio por desprecio, me agarro a ese consuelo perverso, nosotros pasamos, los profes se quedan…
…Ignoraba yo que a veces, los profes experimentan esa sensación de perpetuidad…
…Ignoraba que la monotonía es la primera razón para abandonar el oficio…
…Ignoraba que las cabezas de los profes está saturada de porvenir. Creia que estaban alli sólo para impedir el mio.
Prohibido el porvenir.
A fuerza de oirlo me habia hecho una representación bastante concreta de mi futuro… seguiría siendo el mismo que soy hoy….como si mi instante futuro amenazase con ser del todo semejante a mi presente…hecho de un sentimiento de indignidad que saturaba la suma de mis instantes pasados. Yo era una nulidad escolar…y nunca había dejado de serlo… el tiempo pasaría…y la vida.
Y yo pasaría por esta existencia sin obtener nunca un resultado alguno. Era mucho más que una certeza, era yo.
Algunos chicos se persuaden muy pronto de que las cosas son así, y si no encuentran a nadie que les desengañe, como no pueden vivir sin pasión, desarrollan a falta de algo mejor, la pasión del fracaso…”

Tomado de :
Mal de escuela “ de Daniel Pennac. Editorial Mondadori. Barcelona 2008.

Optimizando el uso de la píldora anticonceptiva

Anticonceptivas

La seguridad de la píldora anticonceptiva está bien establecida.
La mayoría de las mujeres sanas no tienen contraindicaciones para su uso.
Las contraindicaciones mas comunes de la píldora se presentan en el 5 % de las mujeres menores de 35 años y en el 30 % de las mujeres mayores de 35 años.
Incluyen hipertensión, fumar después delos 35 años, historia de enfermedad cardiovascular, o tromboembolismo, migraña con aura, diabetes e historia actual de cáncer de mama.
Aún así para la mayoría de éstas pacientes (exceptuando a las fumadoras de más de 35 años) los riesgos de muerte por una enfermedad cardiovascular asociada al embarazo suelen exceder el riesgo de la exposición al uso de contraceptivos hormonales.
La anticoncepción oral es un método cuya seguridad radica en la precisión de la toma de la píldora, de allí que con cierta frecuencia se asocia a embarazos no deseados, así bien se ha establecido que al año, 80 de 1000 mujeres que usan este método quedarán embarazadas.
Así mismo se sabe que una de cada 7 mujeres que acuden a interrupción voluntaria del embarazo en los Estados Unidos, reportan haber tomado la píldora en el mes en que quedaron en estado.
La causa más frecuente de que esto ocurra, puede estar en relación con el olvido en la toma de algún comprimido.
Una de cada 2 usuarias de la píldora suele reportar el olvido de algún comprimido, los motivos reportados para que esto ocurra, son: estar alejados de casa, olvidarse, y no tener a mano una nueva caja cuando toca iniciar el siguiente ciclo.
A pesar de lo anterior se ha establecido que la tasa de embarazos sería 10 veces mayor si este mismo grupo de pacientes no utilizase algún método anticonceptivo.
Con lo anterior en mente, la American Public Health Association (APHA) dirigió una investigación que se enfocó en los métodos para facilitar el acceso a los contraceptivos orales y mejorar su uso y continuación.
Establecieron varias sugerencias, disponibles en la referencia, de las cuales tal vez la de mayor interés práctico, sea la factibilidad de un cambio en la implementación del método, que comentamos.
Una recomendación frecuente es sugerir a las nuevas usuarias que esperen a la siguiente menstruación para iniciar el uso de la píldora, algunos sugieren iniciarla el primer domingo luego de la siguiente regla, para evitar la menstruación en fin de semana.
Investigadores del APHA han demostrado que un “inicio inmediato”, esto es iniciar la píldora en la propia consulta, añadiendo protección con preservativo los primeros 7 días de inicio del método; lleva a una mayor adherencia con una diminución ligera de la tasa de embarazos en los primeros 6 meses de uso de la píldora, sin diferencias significativas en la tasa de embarazos con las que comienzan la píldora en la siguiente menstruación.
Lo anterior además constituye una opción adicional de comenzar la píldora cuando surge una condición que requiera anticoncepción a futuro no prevista previamente por la usuaria.
Hasta la próxima !
Referencia:
Medscape Public Health & Prevention. 2009; ©2009 Medscape

Información adicional en ginecología: Haga click aqui