11 de abril 2002 (1)

En homenaje a los caídos el 11 de Abril de 2002: Josefina Rengifo, 21 años / Juan David Querales Ramírez, 25 años / Víctor Emilio Reinoso Amparo, 29 años / Jesús Orlando Arellano, 34 años / Pedro José Linares, 42 años / Jorge Ibrahin Tortoza Cruz, 48 años / Alexis Gustavo Bordones, 52 años / Luis Alberto Caro, 57 años / Jesús Mohamed Espinoza Capote, 18 años / Nelson Eliecer Zambrano, 23 años / César Matías Ochoa, 38 años / Erasmo Enrique Sánchez, 58 años / Johnny Palencia, 29 años / Angel Luis Figueroa Rivas, 29 años / Ruddy Alfonso Urbano Duque, 38 años / William Antonio Rojas, 30 años / José Alexis González Revete, 48 años / José Antonio Gamallo, 42 años / No identificado

Se cumple casi una década, 8 años, ya un año más de algo que queda emplazado  entre muchas tragedias  que ocurren día a día en un país al norte del sur.

Casi una  década de lo que sentimos  fué  el inicio del fin. Fué el momento en  el cual un líder democrático, se quitó la careta de demócrata para demostrarnos  su cara de tirano implacable,  además que nos mostró la balanza de sus valores,   y exactamente  el peso que tienen en su conciencia la  vida de inocentes,  que es nulo.

Fué el día en que tomamos una decisión de  cambio de la cual esperabamos estar equivocados,  pero que lamentablemente la década posterior  nos ha venido dando la razón cada vez más.

Como me comenta un compañero paisano, fué como  ver que el coche se te estaba quemando y decidiste salir para evitar  quemarte,  mientras en la distancia  ves como  se ha ido quemando progresivamente, impotente e indignado, mientras una turba se alegra de ello.  Y donde los que trataron de evitar que se quemara,  fueron masacrados  por esa turba  inconsciente,  amparada por los  que debian proteger a los más débiles. Y los policias civiles que trataron de proteger a los cidudadanos sin armas,  hoy son presos políticos, sentenciados  a  penas máximas,  mientras que los verdaderos culpables campean en libertad, e inclusive  son  tratados por el máximo dirigente como héroes, en una  expresión de indignidad que no puede ni debe quedar impune.

No, nos negamos a olvidar  a los que sus vidas fueron brutalmente  cegadas  en un instante,  mientras  que con las manos limpias de violencia, trataban de evitar que el barco fuese hundido, por desalmados asesinos.

Si alguien desconce hecho histórico del cual hablo y viví,   que vaya a este link

Es dificil  olvidar, aunque  el número de muertes,  luce  mínimo,  si se toman en cuenta todas las muertes violentas que en ésta  década pueden ser achacadas a la indiferencia del gobierno, estas muertes  tienen el signo del mártir que muere en la calle sin  esperárselo, sólo por creer que vivía en democracia y que nadie  le podía  hacer daño por expresar una opinión.

Y es que la realidad  es así cuando no la tenemos en cuenta,  nos suele despertar con una sonora bofetada o en el caso que nos ocupa, con la muerte.

Pero estos adalides de la libertad jamás morirán mientras  los recordemos,  es por ello que desde este humilde espacio,  hacemos  un alto,  para que donde estén sepan que su muerte no fué del todo en vano.

PROHIBIDO OLVIDAR.  Los nombres y el logo fueron tomados del segundo link antes mencionado.


		

Categorías:Opinión

Etiquetado como:,,

2 respuestas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .