11 de Abril 2002

Fecha en que muchos venezolanos despertamos de un sueño. La brutalidad de los hechos, nos demostró que el país había cambiado, que los que creímos en ciertos ideales y nos forjamos nuestra vida día a día, haciendo lo que sabíamos hacer de la mejor manera posible, luchando por nuestras creencias y defendiendo principios básicos, la verdad, la virtud, la honestidad, la ética, la moral. Palabras que se fueron quedando sin sentido ante la brutalidad de lo acontecido.
Hoy se trata de ocultar la tragedia con más injusticias, ¿pero qué se puede esperar de quien permitió el asesinato impune de idealistas que marchaban desarmados, a expresar una opinión?.
Definitivamente, algo no está bien y para iniciar a corregir fallos es importante no olvidar. No para buscar revanchismo y más violencia a cambio, si no para tomar acciones proactivas que impidan que estas tragedias se repitan.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .