Estilo de vida e infertilidad

sin-titulo

 

La dificultad para lograr un embarazo luego de un año de intentarlo sin uso de métodos anticonceptivos,  puede afectar hasta un 10 a 15 % de la poblaciòn.

Afortunadamente se han desarrollado técnicas de reproducción asistida con altos porcentajes de éxito,  se trata de procedimientos relativamente seguros, ya aceptados por la sociedad y por la comunidad como tratamientos adecuados para ésta condición.

Sin embargo de vez en cuando, vale la pena recordar que existen  condiciones  relacionadas con el estilo de vida que afectan la posibilidades de que una pareja logre un embarazo.  Un comité de expertos ha publicado recientemente unas recomendaciones al respecto.

  • La edad constituye un factor importante en la disminución de la fertilidad y debería formar parte del asesoramiento reproductivo en parejas jóvenes. Informando que la posibilidad  de embarazarse disminuye con edad mayor de  35 años en la mujer y mayor de 50 años en el hombre, aunque es un factor no modficable al momento de iniciar un tratamiento, ha de tenerse en cuenta al momento de asesorar reproductivamente a parejas.
  • La ventana de mayor fertilidad en el ciclo  comienza 6 días antes de la ovulaciòn con mayor probabilidad desde 3 dias antes de la ovulaciòn.
  • La frecuencia de relaciones puede ser cada 1 a 2 dias,  o con una frecuencia menor  para evitar estrés.
  • La elasticidad del moco cervical  es una herramienta tan útil como cualquier test de laboratorio o  comercial para  predecir  la ovulaciòn el moco es más abundante  y filante  (se puede  estirar entre los dedos)  en los periodos de mayor fertilidad.
  • No existe un tipo de  posición  o  ritual en cuanto a la relación sexual, que  aumente las posibilidades de embarazo,  esto es no es necesario levantar las piernas o tomar posiciones  especiales.
  • Un peso excesivo o  muy bajo en la mujer,  disminuyen las posibilidades de embarazarse, esto es un índice de masa corporal mayor de  30 o menor de 19.
  • Fumar, el consumo de alcohol (más de dos tragos al dia), o el exceso de café (más de cinco tasas al dia)  se relacionan con disminución de la fertilidad.

En resumen nada que no dicte el sentido común, otros factores como habitos de salud  poco sanos,  la falta de actividad física,  y la exposciión ambiental o laboral a toxinas pueden afectar la posibilidad de embarazarse.

Hacer un esfuerzo en mejorar  la calidad de vida, puede  favorecer la fertilidad natural, disminuir  el riesgo de fallos en los tratamientos de  fertilidad, y establecer condiciones de salud adecuadas que  lleven a un embarazo con menos riesgo de complicaciones.

Imagen tomada de: Enfrentando el SOP

Fuente: Medscape

 

Fumar “maría” cannabis y embarazo.

Mucha literatura  ha relacionado el uso de  drogas tanto lícitas como ilícitas con malos Imageresultados durante el embarazo, mientras algunos se debaten a nivel teórico,  entre si realmente la  exposición a drogas lícitas  en sí mismas es la causa que genera los malos resultados obstétricos,  o mas bien son marcadores de un cierto tipo de población  de riesgo (Por ej.  los que fuman  se preocupan menos por su embarazo y tienen  peores dietas o ambientes culturales menos adecuados, para el desarrollo intelectual).

Las alteraciones que se han relacionado con el uso de ciertas drogas  y el embarazo,  van desde  bajo peso  al nacer, parto prematuro, sufrimiento fetal durante el parto, trastornos de aprendizaje, déficit de atención, trastornos del espectro autista  y finalmente una de los efectos que mas temen las pacientes y los médicos,  la muerte fetal dentro del útero.

Un artículo reciente de Medscape, que hace referencia a un artículo que será  publicado en la edición impresa de  enero del 2014 del Obstetrics and Gynecology, establece que la exposición al tabaco como tanto en forma pasiva como activa y al canabis, puede duplicar el riesgo de que ocurra  una muerte fetal dentro del útero.

En el caso que nos ocupa no  entran en juego  factores ambientales externos al menos los que no afecten a la madre, por lo que se puede establecer una relación clara de causalidad entre el uso del tabaco y de otras drogas y un devenir neonatal negativo.

La relación de muerte fetal y tabaco fue directamente proporcional  a la cantidad de tabaco  consumida, la mayoría de las pacientes que consumían alguna droga ilegal  también consumían tabaco.

Concluyen los autores que los profesionales sanitarios deben advertir a las embarazadas de los riesgos  que sufren, las embarazadas  durante la exposición activa  o pasiva,  al tabaco o a drogas ilícitas.

Fuente:  Reseña de Medscape por Verónica Hackewall MD de Obstet Gynecol. 2014;123:113-125

¿Por qué dejar de fumar durante el embarazo?

Parece obvio,  pero    muchas fumadoras no entienden los motivos por los cuales es  necesario  dejar de fumar durante el embarazo:

Se oyen excusas, como: “Conozco a muchas mujeres que han fumado embarazadas y no les ha pasado nada”, o ” Mejor si el bebé me sale pequeño,  así el parto será más fácil”. o “estoy fumando menos”.

Muchas veces  se trata de un problema importante de adicción,  que no puede  ser dejado ni aún durante el embarazo, estoy seguro de que si  no  es posible dejar de fumar embarazada, entonces es difícil abandonar la adicción el resto de la vida.

Y las mas de las veces se debe a ignorancia.

En éste último punto  es donde nos vemos obligados a ayudar en  esta nota.

El hábito de fumar   activo o pasivo,   se asocia a los siguientes efectos en el embarazo:

  • Bajo peso al nacer
  • Amenaza de parto de pretérmino
  • Compromiso de la salud fetal durante el parto.
  • Desprendimiento de placenta.
  • Muerte fetal en útero.
  • Bajo APGAR al nacer.
  • Labio leporino, defectos del paladar

Luego del nacimiento:

  • Síndrome de muerte súbita del lactante
  • Alteraciones del crecimiento y  desarrollo.
  • Trastornos cognitivos,  déficit de atención y  trastornos del aprendizaje.
  • Trastornos de alimentación
  • Alteraciones del espectro autista.
  • Trastornos psiquiátricos mayores no del tipo esquizofrenia.
  • Alergias, infecciones respiratorias.

Sabemos que dejar una adicción  no es fácil y que se debe comenzar por intentarlo,  para ello es importante  la motivación y si esta lista no es suficiente para  motivar a intentar dejar  de fumar durante el embarazo,   entonces pocas cosas lo harán.