Archivo de la etiqueta: Riesgos

Fumar en el embarazo

El consumo de tabaco durante el embarazo, constituye el principal factor de riesgo prevenible de enfermedad materna y fetal.

La salud materna puede verse afectada por fumar, por un aumento del riesgo de complicaciones obstétricas, una mayor tasa de abortos espontáneos, de embarazos ectópicos, de desprendimiento de placenta, de placenta previa y de parto prematuro. Cuando se comparan fumadoras con embarazadas no fumadoras.

Estudios observacionales han establecido que fumar durante el embarazo, aumenta a su vez en los fetos el riesgo de muerte fetal intrauterina, bajo peso al nacer, niños pequeños para la edad gestacional, mayor riesgo de algunas malformaciones, como labio y paladar hendido o algunas cardiopatias y mayor riesgo de sufrimiento fetal intraparto, en comparación con los hijos de madres no fumadoras.

Si esto no fuera suficiente los hijos de madres fumadoras, tienen más riesgo, de muerte súbita inexplicada en la infancia, mayor riesgo de enfermedades respiratorias, mayor incidencia de cáncer, problemas de desarrollo neurológico y de comportamiento y mayor riesgo de padecer enfermedades en general.

El dejar de fumar tiene un impacto positivo en la evolución de los problemas de salud antes mencionados. Sin embargo existen varios retos a vencer para lograr éste objetivo, tales como ambiente familiar y/o social que favorezca el hábito de fumar, estrès, problemas de salud mental, violencia de género, abuso de otras substancias y dificultad para acceder a los servicios de ayuda a dejar de fumar.

Desde el punto de vista de los trabajadores de salud, también existen retos a superar, a veces desconocimiento de los efectos del tabaco en el embarazo, desconocimiento de los métodos y tratamientos para de manera efectiva ayudar a dejar este mal hábito, temor de que el consejo de dejar de fumar pueda afectar la relación con la paciente y la falta de optimismo en de que haya un resultado exitoso en las recomendaciones para dejar de fumar.

El presente post, no sustituye el buen consejo de un profesional de su confianza.

Fuente:

Fuente:

Vitamina D

vitamina-d-inmune

 

Una dieta vegana,  la baja exposición al sol, la piel oscura, la edad avanzada, las enfermedades digestivas,  la obesidad o la intolerancia a  los lácteos, pueden llevar a una deficiencia de vitamina D.  Esta vitamina se produce en la piel con la exposición solar (sin protector), está presente en algunos alimentos, como la yema del huevo,  las carnes, las vísceras como el hígado, algunos pescados grandes y en los lácteos enriquecidos con ella.

Es una vitamina necesaria para fortalecer los huesos, su falta se relaciona con el raquitismo, una enfermedad que causa deformidad ósea, sin embargo  la investigación continua, nos enseña que está relacionada además con otros problemas de salud.

Su deficiencia se puede relacionar con dolor óseo y debilidad muscular, aunque su falta puede pasar sin ser notada y aún así se puede relacionar con problemas de salud, como la enfermedad cardiovascular, el deterioro cognitivo en adultos mayores, asma severa en niños e inclusive con mayor riesgo de padecer cáncer.

Además su suplemento puede jugar un papel en la prevención y tratamiento de una serie de condiciones como como la diabetes, la hipertensión y la esclerosis múltiple.

La deficiencia de vitamina D, se puede confirmar con una analítica de sangre.

Con frecuencia la exposición solar,  sugerida como 15 minutos dos o tres veces por semana, en cara y brazos o zonas equivalentes, evitando el sol del mediodía,   y sin protector solar, no suele ser suficiente y con frecuencia se requiere suplemento, para  restablecer los valores normales.

FUENTE: WebMD

Imagen tomada de Webconsultas