Etiqueta: Ginecologia

Sala de Maternidad B, Dra. Rosa Pérez

Image

Esta mañana me desperté con ésta imagen en un e-mail, enviado desde el hospital central de San Felipe  me movió internamente.

Está  colocada en la entrada de una de las salas de maternidad de un hospital regional  donde se atienden unos 7,000  partos al año.

Fue colocada en reconocimiento a una excelente profesional, humana, considerada, pionera, incansable luchadora por mejoras sociales, avanzada a su tiempo,  rompiendo paradigmas  que ahora son tendencia  en educación, sociología, economía y ciencia.

Sigue leyendo “Sala de Maternidad B, Dra. Rosa Pérez”

Mamografías sigue la polémica…

Imagen tomada de Enfermedade.pro, hacer click en la imagen para ir al sitio de origen

Una nueva publicación pone sobre el tapete otra vez el  debate, ya comentado, sobre la fecha de inicio de las mamografías, si antes de los  40 o después de los 50,  si el intervalo ha de ser de un año o de dos años, por un lado se encuentran los responsables de  pagar las facturas  y por el otro lado  se encuentran las casas que venden los equipos y las compañías  prestadoras de salud y en el medio las pacientes y los profesionales, éstos últimos con la responsabilidad de asesorar adecuadamente  en un ambiente de informaciones confusas, donde se mezclan, intereses varios.

En el centro de la mira se encuentra un estudio publicado por el Dr. Eduard Hendrick, en la edición de febrero del American Journal of Radiology, que  analizó los  mismos datos que  llevaron al USPSTF, a hacer las recomendaciones de menos mamografías y,  haciendo un análisis diferente llegó a la conclusión de que iniciar las mamografías  a los 40 años y luego a intervalos anuales hasta los 84, salva vidas.

En el análisis diferente de los datos, se halló  que  se podrían salvar 12 vidas por  cada 1000  mujeres cribadas desde los 40 años, mientras que con las recomendaciones de  iniciarlas  a los 50 años se salvarían 7 vidas  por 1000 pruebas realizadas,  por lo que se salvarían 5 vidas más haciéndolas cada año desde los 40.

Por su parte  el  USPSTF,  establece  que este cribado aumenta mucho la morbilidad por un gran número de intervenciones innecesarias, y que genera  mucha morbilidad  en pacientes sanas.

Aduce el autor que cuando se trata de vidas salvadas  estas molestias son toleradas, y que  con las mejorías  de técnicas estos  falsos  negativos, de las pruebas han disminuido.

El autor además establece  fuertes nexos económicos  con una compañía proveedora de equipos de diagnóstico.

Estos hallazgos ponen en evidencia  lo que muchos  médicos con experiencia preconizan  ante nuevos hallazgos,  no hay que ser ni el primero ni último en tomar medidas que parecen innovadoras,   casi todos los que nos dedicamos a  esto hemos visto algún caso (por su escasa frecuencia anecdóticos)  de  cáncer que aparece en el intervalo de cribaje, lo que con frecuencia nos hace pensar  en si las sugerencias son correctas. En estos casos lo que suele alertar el diagnóstico, es la misma paciente que se nota un cambio en su mama, lo que activa los procedimientos diagnósticos, perdiéndose entonces la utilidad de la mamografía en el diagnostico subclínico de éstas lesiones.

Hay que recordar que estas herramientas de cribado son  herramientas diagnósticas  (Nivel III de prevención) y no son “vacunas contra el cáncer”, lo que quiere decir que son herramientas de diagnóstico precoz, y que lamentablemente la enfermedad tiene que estar allí para ser detectada,  estos  cánceres toman lustros en desarrollarse. Además hay que conocer que la mamografía tiene fallos  en detectar y en descartar patología maligna de la mama, por lo que tiene limitaciones,  sobre todo en mamas densas, por lo que no es la herramienta diagnóstica  ideal, pero es la única con la que contamos.

En conclusión tal vez volver a las  mamografías anuales no sea del todo descabellado, sin embargo las pacientes deben saber que se exponen a  la posibilidad de una serie de pruebas  adicionales, cuando la mamografía no es concluyente, que generalmente los resultados de éstas pruebas adicionales serán   negativos y que se diagnosticará alguna patología cuya historia natural no es bien conocida, lo  que puede llevar a sobretratamiento de algunas lesiones.

La lógica dice que en sistemas sanitarios como el español donde los  costos corren por cuenta de  administraciones públicas o privadas, la mayoría de las pacientes  elegirán el cribado anual,  tal vez en otros sitios donde los costos  de estas pruebas dependan del propio bolsillo de la afectada, el enfoque  de riesgo beneficio sea diferente.

Fuente:  Medscape Medical News > Oncology

Annual Mammograms Beginning at Age 40 Save More Lives

Roxanne Nelson

Información adicional en ginecología hacer click aquí

Anticonceptivos y trombosis…

El Real Colegio de obstetricia y Ginecologia,  publicó en Julio de este año, unas recomendaciones en relación  al  la trombosis venosa profunda y el uso de anticonceptivos, hormonales, la impresión es que ponen orden en datos clínicos confusos, , pregunta frecuente   en la consulta,    os  hago un resumen somero  de lo que me parece más importante, en castellano, en paréntesis el nivel de evidencia:

  • Existe  un aumento en la frecuencia de tromboembolismo  venoso (TV)  en usuaria de métodos anticonceptivos hormonales (AH), sin  embargo  el riesgo  asociado a  su uso en edades  reproductivas,  se mantiene  en un rango bajo.
  • En pacientes con trombofilias (Deficiencia de factor V Leyden, alteración de protrombina 20210A, deficiencia de  proteína C o S y deficiencia de antitrombina III), y los que presentan alteraciones adquiridas de la coagulaciòn (Sindrome antifosfolipidos,  embarazo, uso de anticonceptivos, cirugía, trauma, inmovilizaciòn y cáncer) , existe una sinergia en el desarrollo de Trombosis,  aumentando aùn más el riesgo.
  • Sigue leyendo “Anticonceptivos y trombosis…”

Miomatosis uterina

La miomatosis, leiomiomatosis, miomas, constituyen todos sinónimos del mismo cuadro patológico,  se trata de tumoraciones generalmente benignas que afectan con más frecuencia al tracto genital, hasta un 15 a 20 % de las mujeres mayores de 35 años, pueden ser portadoras de algún grado de miomatosis uterina.

Estas tumoraciones frecuentes, muy rara vez desarrollan cáncer, y deben ser tratadas, sólo si presentan síntomas molestos como el dolor, atribuible a la tumoración, o el sangrado atribuible a la tumoración, o en algunos casos que por su tamaño presenten problemas o se piense que pudiera estarse tratando de un raro leimiosarcoma, como es su crecimiento.

Sigue leyendo “Miomatosis uterina”

Prevención en ginecologia (II) La citologia cervical

El cáncer de cuello del útero en un tiempo fué catalogado como “el asesino de la paciente ginecológica”. Tratándose de una enfermedad que no da síntomas hasta que está muy avanzada. Esto es en poblaciones donde no se realiza una citología del cuello del útero de manera periódica.
La toma de una muestra citológica del cuello del útero, usualmente teñida con la técnica de Papanicolau, es uno de los grandes éxitos de la pesquisa en términos de reducción de la mortalidad por una enfermedad frecuente.
Un hecho a tomar en cuenta, es que no se trata de una vacuna contra el cáncer de cuello (ya hablaremos de la vacuna en otra entrega). Se trata de una herramienta de prevención terciaria, esto es de diagnóstico precoz, que permite un tratamiento oportuno, por lo cual es necesario que la patología esté presente, para poder ser diagnosticada. (Es imposible detectar algo antes de que aparezca). Como dice el adagio, “No por mucho madrugar, amanece más temprano”.
El cáncer de cuello uterino suele ser una enfermedad que se mantiene silente durante décadas hasta que se presentan los síntomas, para este momento suele tratarse de un estadio avanzado, donde las posibilidades de curación son menores.
De allí la necesidad de realizar una muestra de citología en mujeres que no tengan síntomas. La buena noticia es que la evolución tan lenta de éste cáncer produce un amplio margen de tiempo para tomar la citología.
La citología del cuello del útero, constituye una prueba de tamizaje, es decir selecciona en una población sin síntomas quienes pueden tener una enfermedad determinada, lo que se define como sensibilidad. Sin embargo tiene menos utilidad para descartar quiénes no la tienen, lo que se fine como baja especifidad.
Lo anterior implica además que algunas personas pueden tener la enfermedad y no salir en la citología, lo que se corrige haciendo citologías repetidas.
Otro factor a tomar en cuenta cuando se evalúan herramientas de pesquisa es que con frecuencia un resultado positivo falso, obliga a realizar una serie de pruebas confirmatorias, que llevan a mayor ansiedad y morbilidad, en ocasiones sin mejorar la calidad de vida.
Asi mismo las citologías deben tener ciertas características para considerarlas adecuadas.
Recientemente el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos ha establecido una serie de recomendaciones que tienen como objetivo disminuir el número de intervenciones innecesarias sin afectar al calidad de vida de las personas que se someten a ella y sin aumentar los problemas que ocasiona la enfermedad.
Se pueden resumir en iniciar el cribado después de los 21 años, luego de citologías adecuadas se pueden espaciar las tomas de muestras. Después de ciertas edades y luego de haberse realizado pruebas con resultados normales, tal vez no sea necesario continuar con las citologías.
Recordar que la revisión ginecológica anual no sólo implica la toma de citologías si no también una evaluación en relación a salud reproductiva. Y que estas recomendaciones se refieren a personas sanas sin síntomas.
Como siempre el mejor consejero en temas de salud en los que se presente alguna duda es un profesional de su confianza.

Información adicional de temas ginecológicos haga click  aqui