Archivo de la etiqueta: control de embarazo

Control de embarazo Pruebas de laboratorio.

Deutsch: Medizinische Untersuchung (Schwangers...
Deutsch: Medizinische Untersuchung (Schwangerschaftstest mit Urinprobe (im Glas ist ein Fötus/Kleinkind erkennbar) mit verärgetem Gemahl und Kind mit hämischer Geste). Öl auf Eichenholz. 38 x 30,5 cm. File:Godfried Schalcken 002.jpg (Photo credit: Wikipedia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre las pruebas que se realizan en la embarazada están los test de laboratorio,  análisis que se solicitan para establecer el estado general, el estatus de algunas infecciones que pueden afectar el embarazo y establecer su efecto, que en teoría puede tratarse  o prevenir y además, establecer la presencia de patología subclínica,  es decir que se esté desarrollando y que todavía no se haya expresado.

Los valores de laboratorio son como los indicadores epidemiológicos que ya comentamos en el aparte de epidemiología, requieren de un conocimiento profundo de fisiopatologia, de relaciones causa efecto y de conocimiento de la salud y enfermedad, un indicador sencillo alterado en más o menos puede significar varios problemas, o adaptaciones normales que ocurren en el embarazo, de allí que han de ser  interpretados por personal entrenado.

Se sugiere solicitar al menos tres analíticas durante el embarazo,  en el primer trimestre, que incluye un hemograma con coagulación, Bioquímica  glicemia con carga de glucosa en pacientes de riesgo de diabetes,  hormonas TSH (función del tiroides) que en pacientes embarazadas los objetivos de tratamiento varían de acuerdo con factores de riesgo, niveles de anticuerpos si dan positivos y niveles de la hormona, tema que ya tocaremos  en otro post dada su importancia;  Serologías infecciosas, como lúes, toxoplasma y alguna otra que se considere,  estatus de grupo sanguíneo materno y Rh,  con prueba de coombs indirecta (una prueba para detectar anticuerpos  contra los glóbulos rojos,   que puedan pasar al feto) y cualquier otra prueba que se considere de utilidad de acuerdo a la historia clínica de la paciente. Y por último cribado de infecciones de orina  asintomáticas y de colonización por estreptecoco B mediante urocultivo.

Luego en el segundo trimestre es obligatorio descartar diabetes gestacional a partir de las 24 semanas, por lo que se suele solicitar una prueba  de niveles de glucosa luego de una carga de 50 gramos del azúcar tomada por vía  oral, prueba que en ocasiones es mal tolerada por lo que se sugiere suministrar el jarabe que tiene el azúcar frío y lentamente, una hora después de haberlo ingerido se toma la muestra de sangre. Se trata de una prueba de cribado es decir que no hace el diagnóstico de diabetes gestacional, si no que establece la población de embarazadas en riesgo de padecerla, y se debe complementar el diagnóstico mediante una carga de 100 gramos y cuatro tomas de glicemia, una en ayunas, otra a la hora  de la carga, a las dos horas y a las tres horas. Dos valores alterados establecen el diagnóstico.

 

A kit used by a woman with gestational diabetes.
A kit used by a woman with gestational diabetes. (Photo credit: Wikipedia)

 

 

 

 

 

 

 

Se aprovecha además ésta analítica del segundo trimestre para solicitar hemograma nuevamente, serologías de hepatitis B, C, y alguna otra que se considere de acuerdo con la historia y factores de riesgo, además del urocultivo rutinario.

En el tercer trimestre se recomienda realizar una tercera analítica, que constituya al menos  hemograma con pruebas de  coagulación, repetir serologías que hayan estado negativas  y en las que se quisiera detectar seroconversión (que se hayan vuelto positivas), de acuerdo con criterios de riesgo  individual, nuevo coombs en pacientes de riesgo de sensibilización al Rh y el consabido urocultivo.

La consulta prenatal constituye una continua evaluación del riesgo perinatal, en concepto de riesgo en una embarazada es un concepto cambiante durante todo el embarazo por lo cual en cada consulta ha de ser evaluado.

 

Iron is an important topic in prenatal care be...
Iron is an important topic in prenatal care because women can sometimes become iron-deficient from the increased iron demands of pregnancy. (Photo credit: Wikipedia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es importante entender que el embarazo se trata de un estado fisiológico y no de una enfermedad, es cierto que se trata de un estado especial, pero hay que entender que la mayoría de las veces  se trata de una situación que suele acabar bien y que la función de los profesionales de salud ha de ser la de evaluar su evolución y de detectar posibles complicaciones para realizar intervenciones  oportunas en los casos que se alejen de la normalidad.

La mayoría de las veces aún sin intervención del equipo de salud, los embarazos suelen terminar bien. De allí la recomendación a  las embarazadas a  disfrutar de su embarazo y a dejar la preocupación por su condición al equipo de salud, personal entrenado en  detectar éstos riesgos y mediante intervenciones interdisciplinarias llevar éste barco a buen puerto.

Lamentablemente tenemos limitaciones,   aún con todos los  esfuerzos  y las buenas intenciones,  los resultados en algunos casos no es el que se espera,  de allí que es bueno entender que el embarazo  constituye una apuesta optimista, por un futuro mejor y porque todo irá  bien, como suele ocurrir,   sin embargo a pesar de todos los adelantos y la tecnología disponible  y el conocimiento de salud y enfermedad que se pone  a disposición de las embarazadas, la certeza de que todo ha ido bien no se tiene hasta  que el bebé esta feliz en los brazos de sus padres y aún así, hasta que no se convierta en un adulto sano y proactivo.

Ampliaremos algunos conceptos en post sucesivos, recordar siempre que la intención de éstos posts es sólo informativa y que no sustituye los buenos consejos de salud que pueda suministrar un profesional de su confianza.

 

Diganóstico prenatal, Introducción y ecografía.

"Views of a Fetus in the Womb", Leon...
«Views of a Fetus in the Womb», Leonardo da Vinci, ca. 1510-1512. (Photo credit: Wikipedia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siguiendo con el tema de epidemiología y políticas poblacionales en embarazadas,  comentaremos los protocolos de diagnóstico prenatal establecidos universalmente.

Esto es  a todas las embarazadas se les realizan una serie de pruebas que buscan  descartar los problemas médicos más comunes.

Se ha de decir que la mayoría de los embarazos que pasan de las 12 semanas, tienen grandes probabilidades de  acabar bien, independiente  de las intervenciones que sanitarias que se establezcan.

En realidad la morbilidad de las embarazadas suele ser baja,  de allí que los cambios en las intervenciones sanitarias  suelen tomar décadas para  establecer su impacto.

Esto explica el auge del «naturismo» en los países desarrollados, ya que la mayoría de los eventos indeseables  se pueden  prevenir durante la asistencia sanitaria a las embarazadas,  de allí que el parto pueda ocurrir sin complicaciones en la mayoría de las veces,  en cuclillas, apoyadas al borde de la cama, en la casa, en una bañera o en un taxi.

 

English: Lisa J. Patton and her newborn LaVerg...
English: Lisa J. Patton and her newborn LaVergerray Deutsch: Lisa J. Patton kümmert sich um ihr neu geborenes Baby. Mutter und Kind sind nackt. (Photo credit: Wikipedia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El problema está en que  existe alrededor de un 10 a 20 % de partos que requerirán de atención especializada, lo que están descubriendo países como Holanda,  donde el parto en domicilio esta institucionalizado y las tasas de morbilidad  materna y neonatal son las  mayores del primer mundo, lo que lleva  a las embarazadas a solicitar  cada vez más  partos hospitalarios.

La sugerencia es  que toda embarazada de bajo riesgo que decida tener su parto en su domicilio,  debe ser advertida de ésta posibilidad.

Entrando en el tema que nos ocupa hoy,  la primera de las herramientas  de diagnóstico perinatal la constituye el ultrasonido,  se puede decir que marca un hito en la obstetricia, un antes y un después en la especialidad, ya que genera  la posibilidad de estudiar al  feto como paciente y de evaluar  con bastante  certeza su anatomía.

Es un método no invasivo que se basa en el sonar, un cristal de cuarzo, emite sonidos  de alta frecuencia (de allí el nombre de ultrasonido) mediante el llamado efecto piezo-eléctrico, esto es, la electricidad hace que se deforme el cristal y vibre generando el sonido, esté sonido atraviesa  los tejidos  con un comportamiento conocido, al atravesarlos, generando ecos de acuerdo con la consistencia de los mismos, los ecos son captados nuevamente por el cristal, que se deforma nuevamente,  generando impulsos eléctricos, que luego son analizados por un ordenador para generar  una imagen que debe ser interpretada.

El hecho de que el feto se encuentre rodeado de líquido convierte la cavidad uterina en un entorno ideal para estudiarlo mediante esta técnica. Validada  desde los 70 – 80, hoy se sabe que es totalmente  inocua, a las frecuencias sónicas que se utilizan para el diagnóstico.

Se indican al menos tres ecografías durante el embarazo, de acuerdo con las condiciones de riesgo y las condiciones de cada embarazo en particular, se pueden realizar adicionales sin riesgo para el embarazo  y ya algunos preconizan, dada las capacidades de imágenes  de los equipos actuales, añadir una cuarta ecografía a principios del II trimestre para diagnóstico anatómico precoz.

La ecografía del primer trimestre, se realiza  hacia las  11 a 13 semanas,  básicamente  establece la edad real del embarazo, al medir el feto, y busca un marcador precoz que es la traslucencia nucal, una zona sonoluscente en la parte posterior de la nuca fetal, si se encuentra por encima de cierto valor de acuerdo con la medida del feto, puede sugerir la presencia de alguna alteración cromosómica, genética o anatómica fetal. Y requerirá de más estudios. Estas medidas se utilizan para  el cribado de problemas cromosómicos, junto con la medición en sangre materna de ciertas proteínas del embarazo.

 

English: Medical ultrasound image. Provided as...
English: Medical ultrasound image. Provided as-is. Please feel free to categorise, add description, crop. (Photo credit: Wikipedia)

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta ecografia además se pueden evaluar otros marcadores precoces que aún no se encuentran bien estandarizados, como son la osificación de los huesos nasales, la presencia de defectos en pared abdominal, problemas gruesos de las extremidades, el cráneo,   o de la columna vertebral, así como la evaluación funcional con equipos modernos que incluyen estudios doppler que ya analizaremos en otro post.

En el segundo trimestre se realiza una segunda ecografía hacia las  20 semanas,  cuando ya el feto tiene todos sus sistemas conformados  y lo que le falta es crecer,  ésta prueba busca un diagnóstico anatómico fetal,  por ello se llama morfológica, y salvo algunas alteraciones del crecimiento fetal que son evolutivas,  permite un diagnóstico de estructuras bastante preciso.

Imagen tomada de http://pregnancy.healthguru.com/

Hacia las 34 semanas  se recomienda una tercera ecografía que establece si el crecimiento fetal es el adecuado, establece la posición fetal y la ubicación placentaria, así como suministra información básica de bienestar fetal.

Como toda prueba diagnóstica  la ecografía tiene sus limitaciones, basadas en las características de la prueba (se trata de una imagen indirecta), de la paciente (la cantidad de  grasa de la piel atenúa la intensidad del ultrasonido), del feto (dependiendo de la posición en que se encuentre), del equipo (existen diferentes  calidades de imágenes)  y del observador (es una prueba que depende de la experiencia y entrenamiento del que la realiza).

Un control prenatal adecuado  va mucho más allá que realizar  ecografías, implica su correlación con la historia individual de cada embarazo y la tipificación del riesgo perinatal en cada consulta, que debe ser realizada por personal calificado.

No existe una prueba de diagnóstico perinatal que por sí misma establezca  que el feto viene bien, podemos acercarnos bastante pero la certeza de que todo ha estado, bien no se tendrá hasta el nacimiento de un bebé sano,  o mucho tiempo después cuando se convierta en un ser humano útil a la sociedad que le envuelve.

Recordar que la función de éste post es meramente informativa y que no sustituye el buen criterio de un profesional de salud de su confianza.