Advantages and methods of microbial seeding following cesarean birth examined | Contemporary OBGYN

El nacimiento por cesárea, se relaciona con mayor incidencia de algunas enfermedades relacionadas con alteraciones de la microbiota, que podrían ser causadas por falta de contacto con las bacterias del canal del parto y del recto.

El término microbiota, se utiliza para denominar al conjunto de bacterias que conviven normalmente en un individuo, sustituye el término “flora”. Que es poco exacto.

Las enfermedades relacionadas con cambios en la microbiota, van desde los molestos cólicos Neonatales, hasta enfermedades aitoinmunes y alergias.

Basado en esto, hay quien ha recomendado, la siembra de esta flora vaginal y o rectal mediante una rotunda de algodón, colocada previamente en vagina por la boca y nariz del recién nacido por cesárea.

Especialistas alertan sobrr la posibilidad de a su vez pasar gérmenes nocivos al recién nacido. Recomiendan precaución en esta práctica y esperar resultados de investigaciones en curso que garanticen su eficacia y seguridad.

Initial excitement about vaginal microbial seeding of cesarean-born babies to bolster their microbiome and future health is under scrutiny, due to the uncertainty of benefits and potential for risk.
— Leer en www.contemporaryobgyn.net/acog-annual-meeting/advantages-and-methods-microbial-seeding-following-cesarean-birth-examined

¿Por qué el sucio es bueno?

El Dr. Guy Delespesse, a professor at the Université de Montréal Faculty of Medicine, ha tratado de responder a la pregunta  de  por qué en los países de primer  mundo existe un aumento  alarmante de alergias y enfermedades autoinmunes,  al parecer  la respuesta puede  estar  en que el saneamiento ambiental adecuado,  ha dado  lugar a un ambiente  con bajos niveles de bacterias,  lo que a su vez impide que los niños pequeños desarrollen un sistema inmunológico  eficiente.  Además existen bacterias  que cumplen una función en la flora intestinal, de entrenamiento a éste importante  sistema   cuyo número también disminuye en ambientes impolutos.

Al parecer se hace necesaria cierto grado de suciedad para establecer,  un sistema inmunológico sano.

No puedo evitar recordar a la hija de una compañera médico cuando hice la rural,  sentada en el patio de la medicatura  jugando con tierra y cubierta de ella de piés a cabeza,  feliz y  su madre riéndose comentando: “Es que se esta inmunizando”.  Palabras de la cultura médica de mi pueblo, que ahora consiguen asidero  científico.

Lea el artículo completo aquí